Tres empresas presentaron sus propuestas para optimizar los servicios del subte (Franco Fafasuli)
Tres empresas presentaron sus propuestas para optimizar los servicios del subte (Franco Fafasuli)

El subte porteño comenzará una etapa de modernización el año próximo. A partir de 2020, quien sea que gane la concesión, iniciará un proceso de transformación digital para convertir a este medio de transporte en un sistema más moderno.

La concesión del subte de la Ciudad de Buenos Aires vence a fin de año y el nuevo operador se hará cargo del servicio a partir de enero del año próximo. Hay tres empresas que presentaron sus proyectos de renovación. Una de ellas es la compañía que se viene haciendo cargo del subte hace 25 años: Metrovías, que se asoció con la alemana Deutsche Bahn para elaborar su iniciativa. Las otras dos empresas que compiten con ellos son Transporte RATP Dev; y la francesa Keolis, que cuenta con el apoyo de la empresa Helport, que es parte del holding Corporación América.

Las compañías ya presentaron sus iniciativas técnicas y así finalizó la primera fase. Ahora, las distintas áreas de SBASE evaluarán los aspectos jurídicos, técnicos, económicos y financieros de cada una de ellas.

Luego, una comisión evaluadora conformada por representantes del Gobierno de la Ciudad, Ministerio de Hacienda, Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte y SBASE, con el asesoramiento del Metro de Barcelona y de la Cátedra de Transporte de la Universidad de San Martín (UNSAM) emitirá un informe.

Carlos Forlenza, gerente de proyectos de Inteligencia Artificial con tecnología Big Data en Deutsche Bahn, junto con Metrovías presentó una propuesta para la licitación que se convocó para operar el subte los próximos 12 años, a partir de 2020 (Dino Calvo)
Carlos Forlenza, gerente de proyectos de Inteligencia Artificial con tecnología Big Data en Deutsche Bahn, junto con Metrovías presentó una propuesta para la licitación que se convocó para operar el subte los próximos 12 años, a partir de 2020 (Dino Calvo)

La última etapa de la licitación se llevará a cabo antes de fin de año, aunque todavía no hay una fecha precisa. Quien gane el proyecto se hará cargo de la gestión del subte durante 12 años con la posibilidad de una prórroga por tres años más.

En el marco del Smart City Expo, Infobae habló con Carlos Forlenza, gerente de proyectos de Inteligencia Artificial con big data en Deutsche Bahn y coach de innovación tecnológica para la Unión Europea para conocer con más detalles la propuesta que presentó la compañía, junto con Metrovías.

"Uno de los aspectos tiene que ver con el mantenimiento predictivo para vehículos, rieles y estaciones. Gracias a plataformas de IoT y sensores podemos traer esas prácticas que hacemos en Alemania hasta la Argentina", destacó Forlenza.

Esta tecnología permitiría saber con anticipación si un vagón o escalera, por ejemplo, presenta algún inconveniente para así anticiparse y hacer un arreglo preventivo. Los diferentes tipos de sensores identifican el desgaste de los materiales con precisión.

"Contamos con sensores acústicos que detectan en tiempo real si una escalera mecánica va a tener un problema por el tipo de sonido que emite el material. Con esta información somos capaces de aumentar la vida útil del sistema en un 25% y de reducir en un 20% los costos de reparación", subrayó Forlenza.

El especialista también dijo que hay apps que le permitirían al usuario saber el horario exacto en que llegarán las formaciones a la estación ya que se recopila información que se actualiza en tiempo real, con lo cual es posible saber si hay retrasos por diferentes motivos.

"También hay desarrollos pensados para no videntes de modo tal que reciban en el móvil una alerta de sonido que indique si el subte llegó y si las puertas se abren o cierran", profundizó.

Explicó que la información recolectada por las cámaras permite también saber en tiempo real la cantidad de personas que hay en las estaciones, de modo tal que el usuario pueda anticipar si se encontrará con mucha congestión al querer tomar el subte.

"Hoy en día, ya con la tecnología que está instalada en la Ciudad (cámaras y datos de Google Maps) se pueden elaborar mapas para saber el flujo de transporte que hay en la zona y ver cómo es el movimiento de la ciudad. Esto quiere decir que si se suman más recursos se podrían hacer cosas mejores aún. El tema no pasa sólo por la tecnología y la implementación sino por entender bien qué tipo de problemas hay que resolver para luego encontrar las mejores soluciones posibles", concluyó Forlenza.

Los otros proyectos

RATP Dev, la empresa que opera el metro de París, es otra de las compañías que presentó un proyecto para la licitación. La empresa cuenta con el asesoramiento técnico de la empresa francesa Alstom.

Entre las propuestas se encuentra la optimización de los talleres de mantenimiento.
Entre las propuestas se encuentra la optimización de los talleres de mantenimiento.

En el marco de este proyecto también se busca mejorar la recolección y procesamiento de datos para facilitar la toma de decisiones. Esto aplica tanto para el mantenimiento preventivo, así como para mejorar la prestación del servicio. Para esto último, resulta clave tener un mapa donde se pueda visualizar correctamente el flujo de pasajeros a diario.

En cuanto al mantenimiento, Alstom ideó un programa de investigación y desarrollo llamado HealthHub que permite saber con precisión en qué condiciones están los diferentes componentes del sistema ferroviario para anticiparse a posibles problemas y actuar antes de que se produzca una avería.

Entre otras tecnologías cuenta con el Train Scanner, un sistema que permite identificar si hay desgastes en las ruedas u otro inconveniente. De esa manera se logra hacer un trabajo de inspección inteligente y automático.

Por otro lado, la francesa Keolis, junto con la empresa Helport (parte de Corporación América) y el asesoramiento de la británica Transport for London presentaron una propuesta que también busca optimizar el mantenimiento del servicio, la frecuencia de trenes y mejorar el sistema de señalización.

Se considera adquirir vagones más modernos y rápidos para mejorar el funcionamiento de la red.
Se considera adquirir vagones más modernos y rápidos para mejorar el funcionamiento de la red.

Antes deberían hacer otras reparaciones más urgentes para solucionar las filtraciones de agua cuando llueve así como el funcionamiento deficiente de las escaleras mecánica, según explicaron a Infobae, en el marco de una visita que hizo este medio a las oficinas de Keolis en Europa.

La compañía constató, durante una inspección realizada a los subtes de la Ciudad, que se requiere incrementar el número de vagones así como optimizar toda la red para que los trenes puedan moverse a mayor velocidad.

Tal como las otras compañías, plantean la necesidad de incorporar soluciones para que los usuarios estén informados, en tiempo real, sobre las demoras de subte u otros inconvenientes.

SEGUÍ LEYENDO: