El emotivo relato del bombero voluntario que ganó y donó el premio al cuartel (Video: "Quién quiere ser millonario", Telefe)

"Cuando suena la alarma a lo mejor uno está bañando a los nenes o haciendo la comida, y tiene que salir al cuartel para ayudar. Y ellos se quedan con ese sabor amargo de no saber si vas a volver. Nosotros nos preparamos, entrenamos, pero no sabemos con qué nos vamos a encontrar. Nuestras familias son el pilar fundamental, los que nos abren el portón y nos prenden el auto para que lleguemos antes".

El relato de Federico Langone, un bombero voluntario de Berisso, emocionó a Santiago del Moro el jueves por la noche en una nueva emisión de Quién quiere ser millonario. Acompañado por sus compañeros, que lo apoyaron desde la tribuna, el joven explicó por donaría todo su premio al centro en el que se desempeña.

"Vengo a participar para ayudar con lo que pueda ganar al funcionamiento del cuartel, para ayudar a solventar todos nuestros gastos. Muchas de nuestras herramientas vienen de afuera, y aunque tenemos apoyos y subsidios provinciales mantener un cuerpo como el nuestro, que es de 110 personas, no es fácil. Día a día, la luchamos para ayudar a los demás. Hoy es una oportunidad para ayudar a nuestra institución", dijo y describió su trabajo como una tarea ardua ya que "Berisso es una ciudad de más de 100 mil habitantes".

Conmovido hasta las lágrimas, y con su traje puesto, Federico contó lo difícil que es separarse de sus seres queridos: "Cada vez que salgo trato de darle un beso a los chicos, y me preguntan 'Papá, ¿vas a volver?'. Uno se va tratando de volver, pero del otro lado no sabés qué vas a encontrar. Pero para eso estamos los bomberos voluntarios, en Berisso y en todo el país", reconoció el hombre que tiene 34 años, está casado y tiene un hijo de 14 y una hija de cinco.

Federico respondió correctamente las preguntas hasta asegurarse 180 mil pesos, pero perdió al no saber qué mide un heliógrafo. "Ya el hecho de estar acá fue muy importante. Que conozcan nuestro trabajo y a Berisso, que es la capital nacional del inmigrante. Estamos muy agradecidos. De corazón", se despidió el bombero, en medio de una gran ovación de pie por parte de la tribuna.

SEGUÍ LEYENDO