Karina La Princesita sufrió una fuerte depresión
Karina La Princesita sufrió una fuerte depresión

Karina La Princesita  Tejeda sufrió una fuerte depresión, tras haber vivido momentos muy difíciles en su vida. Al principio, tenía un perfil bajo y no solía contar sobre su vida privada. Pero con el paso del tiempo, se animó a hablar en los medios, cansada de las críticas y el bullying.

"Sepan que este año yo me propuse varias cosas", escribió en Twitter. "Por mi hija y por todo aquel que ve la tele y se siente mal como me sentí yo, cuando se burlaban, y me faltaban el respeto. Solo mi mamá y mis íntimos saben que quise morirme de tristeza… Que lograron que me odie por completo, que sentía bronca cuando inventaban y yo no tenía el valor para enfrentarlos. Porque a pesar de mostrarme fuerte me la pasaba llorando de la bronca. Y junté y cuando me sentí capaz, hablé. ¿Y hoy todos se asombran?", agregó.

Esta semana, la cantante de cumbia fue noticia por un fuerte enfrentamiento que tuvo con Denise Dumas. En una entrevista con Intrusos, se refirió a la pelea que tuvo con la conductora de Hay que ver: "Ella opinaba que yo sobraba (en la tapa del Bailando que hizo la revista Gente) y está perfecto. A mí me molestó que diga que jamás lo había dicho. Entonces subí el video. Igual no me pareció grave".

(Karina La Princesita habló del mal momento que atravesó por las críticas y el bullying, en Intrusos, América)

Luego, explicó que en un momento se cansó del "maltrato" en los medios y se animó a confrontar a quienes la criticaban. "Tuve mucha depresión. Eso me llevo a querer sacar de adentro lo que pensaba y lo que tenía ganas de decir a todos. Pero no tenía el valor de hacerlo. Qué mejor que hacerlo ahora después de un tiempo en el que estoy calmada".

Cuando Marcela Tauro le consultó si había pensado en quitarse la vida, la participante del Bailando 2019 respondió: "No pensé en matarme, pero sí en morirme. Parece una pavada, pero no decía 'me quiero matar', pero sí que no tenía ganas de vivir. La gente sabe el consejo para darte pero no lo aplica. Me decían que no era tan grave. Lo grave o no tan grave no se mide por lo que pensemos la mayoría, se mide por lo que a uno le pasa.  Por la capacidad de soportar de cada uno. Sé que hay gente en peores circunstancias, pero a mí en ese momento me hizo realmente mal".

Karina, La Princesita en la presentación del “Bailando 2019” (Christian Bochichio)
Karina, La Princesita en la presentación del “Bailando 2019” (Christian Bochichio)

"En el momento en que sos madre y amás a tu hijo no querés matarte, porque cuando no tenés fuerzas por vos mismo, la tenés por alguien más. Y eso es hermoso. Pero yo me sentía mal y en ese momento por el tema del maltrato, sentí que estaba muerta en vida. Yo lo definía así, como que vivía, respiraba, pero dentro mío había una angustia tan grande, que entendí que en vez de optar por querer morirme, podía optar por sacarlo y hablarlo como lo estoy haciendo ahora. Esto me está haciendo bien y me está sanando", señaló.

Tras una larga relación con el Kun Agüero, Karina aseguró que está disfrutando de la soltería y que por el momento se enfoca en su trabajo: "Recién estos dos años en los que yo no estoy en pareja y estoy animándome a aceptar propuestas laborales. Es la primera vez que tengo paz. No había tenido un año de descanso de pasarla mal desde que soy chiquita. Por ahí fue algo mínimo lo que me hizo explotar, pero porque tengo algo que vengo arrastrando hace un montón de tiempo, que no tengo ganas de hablarlo todavía, pero que han sido cosas mucho más graves de las pocas que se conocen y que a mí me generaron una herida muy grande".

Durante la charla, también le preguntaron sobre los abusos que sufrió en su infancia. La artista explicó por qué no quiere seguir dando detalles sobre esta cuestión: "No lo minimizo para nada al tema, porque es un mensaje de mierda si minimizo algo tan grave como el abuso. Pero siento que lo pude hablar y superar. No me da ganas de hablarlo por moda, porque todos lo hablen. A mí no me nació hablarlo, así que no lo quiero hacer".

Por último, señaló que ayudar a otras personas la fortaleció para poder salir adelante a pesar del sufrimiento: "Cuando estaba triste, empecé a visitar gente que soñaba con conocerme a los hospitales. Me parece muy loco, habiendo tanta gente grosa, que me digan que me quieren conocer. Yo vi que ayudar al otro a mí me hacía bien y me ayudaba a sanarme también". 

SEGUÍ LEYENDO