Luis Ventura contó cómo uno de sus hijos le sacó su camioneta y la destruyó en un accidente de tránsito: “Fue la peor noticia que pude recibir”

El periodista recordó una situación que vivió en carne propia para marcar similitudes con el hecho de Joaquín Duhalde Bisi

Luis Ventura contó cómo uno de sus hijos le sacó su camioneta y la destruyó en un accidente de tránsito (Video: "Fantino a la tarde", América)

Joaquín Duhalde Bisi tiene 19 años y el pasado domingo por la madrugada iba en estado de ebriedad al volante de un Audi A4 color gris. En una maniobra a alta velocidad, se estrelló contra una columna metálica sobre camino de Los Remeros y avenida Santa María de Rincón de Milberg, en Tigre. Dos de los tres adolescentes que iban con él en el auto, Franco Rossi y Joaquín “Jojo” Alimonda, de 18 y 19 años, murieron en el acto. El otro amigo del conductor, Mateo “Colo” Lezama, de la misma edad, sobrevivió al impacto. Bisi, que salió del choque con lesiones mínimas, marcó un resultado de 1,38 en su examen de alcoholemia: el triple de lo permitido.

El joven se encuentra detenido y acusado por el delito de doble homicidio simple con dolo eventual. Tras darse a conocer el hecho, la voces en la opinión pública se multiplicaron. Así, el tema llegó a la mesa de Fantino a la Tarde (América): “¿Los padres son responsables de los actos de sus hijos mayores de edad?”, planteó el conductor Alejandro Fantino, tanto a sus panelistas como a sus televidentes, para que respondan en una encuesta de Twitter.

Lo tenés que vivir”, atinó a responder el periodista Luis Ventura, parte del panel. “A ver, Luis, a ver, contame”, apuró Fantino. Y sin precisar cual de sus hijos mayores protagonizó el hecho (Ventura es padre de Facundo y Nahuel; también de Antonio, de siete años), recordó un hecho que pudo haber sido trágico.

"Dejé colgada las llaves en un llavero, había alguien que en mi casa había recibido el registro de conducir hacía menos de una semana y se consideró con facultades y con capacidades para poder manejar a la madrugada", contó Luis Ventura
"Dejé colgada las llaves en un llavero, había alguien que en mi casa había recibido el registro de conducir hacía menos de una semana y se consideró con facultades y con capacidades para poder manejar a la madrugada", contó Luis Ventura

“Lo tenés que vivir. Fue destrucción total... una camioneta sacada hacía un mes. Dejé colgada las llaves en un llavero, había alguien que en mi casa había recibido el registro de conducir hacía menos de una semana y se consideró con facultades y con capacidades para poder manejar a la madrugada y bueno...”, comenzó contando quien también es conductor de Secretos Verdaderos (América).

“¿Te robó el auto?”, le preguntaron a Luis. Y contestó: “Robar no. Cuando es un hijo el que te lo saca, no te lo roba. Me sacó las llaves y ya con el registro logrado, salió”. Y agregó sus sensaciones al enterarse de lo ocurrido: “Me llamaron a la madrugada y fue la peor noticia que pude recibir. Agradezco al cielo que se haya salvado la vida. Porque si ustedes hubieran visto cómo quedó la camioneta... destrucción total: desapareció la trompa, la cabeza del conductor incrustada y marcada la semiesfera en el parabrisas”, describió Ventura.

Y retomando la pregunta original que disparó Fantino para encender el debate, Ventura cerró el tema: “Yo me sentí responsable”.

“Me llamaron a la madrugada y fue la peor noticia que pude recibir. Agradezco al cielo que se haya salvado la vida", dijo Luis Ventura
“Me llamaron a la madrugada y fue la peor noticia que pude recibir. Agradezco al cielo que se haya salvado la vida", dijo Luis Ventura

Según pudo saber Infobae de altas fuentes del expediente, el fiscal Sebastián Fitipaldi -quien investiga el caso de Duhalde Bisi- prepara los detalles preliminares del estudio accidentológico del choque e intentará contactar a la empresa que construyó el pórtico del ingreso al Camino de los Remeros, en Tigre, así como la compañía que instaló el guardarrail con los que impactó el vehículo al momento del accidente.

Con esta información, se intentará determinar el nivel de resistencia que tienen el pórtico y la valla metálica con el fin de poder analizar cuál era la velocidad mínima necesaria para poder arrancarlos, como sucedió según las filmaciones del Centro de Operaciones de Tigre. Bisi, que salió del choque con lesiones mínimas, marcó un resultado de 1,38 en su alcoholemia, el triple de lo permitido.

SEGUIR LEYENDO: