(Télam)
(Télam)

Con el correr de las horas, las familias fueron abandonando su hermetismo tras la impactante noticia de que el ARA San Juan había sido localizado y este domingo organizaron un nuevo banderazo en el puerto de Mar del Plata para renovar su reclamo. "Vamos a pedir que se reflote la nave y que nos digan toda la verdad. No vamos a bajar los brazos. No vamos a detener la búsqueda. Nos obligaron a estar acá, no lo decidimos", bramó a través de un megáfono Luisa, la mamá de Ricardo Gabriel Alfaro.

Los familiares ocuparon la calle frente a la entrada de la Base Naval, mientras los automovilistas rompían en bocinazos o aplausos para prestarles su apoyo. Según indicaron a Infobae, probablemente este lunes se haga un tercer banderazo y luego analizarán cómo continuar con su pedido para recuperar los cuerpos que están en el submarino. Es que, superado el shock inicial, empiezan ahora a delimitar cuáles serán sus próximos pasos, en especial, ante las dudas sobre las posibilidades de que el buque sea rescatado.

"Nosotros seguimos de pie hasta lo último, queremos que se sepa toda la verdad. Vamos a reclamar por el reflote", sostuvo a Infobae Francisco, hermano mayor de Sergio Cuéllar. "ARA San Juan, presente", exclamó Joaquín, el suegro de Cuéllar, frase que repitió con la voz ronca durante la hora y media que duró la manifestación. "Esperemos que apoyen la decisión de reflotar el submarino, eso es lo que queremos", dijo a este medio al ser consultado sobre la reunión que tuvieron más temprano con el jefe de la Armada, José Luis Villán. "Nos respondió que depende de la justicia, de la jueza (Marta Yáñez) que lleva el caso y la orden que dé", afirmó.

(Télam)
(Télam)

Más temprano, cerca del mediodía del domingo, Villán se había reunido con las familias que se encontraban en la Base Naval y luego con quienes estaban hospedados en un hotel céntrico de la ciudad de Mar del Plata. El funcionario se retiró sin hacer declaraciones a la prensa, pero según confirmó el vocero de la Armada, Rodolfo Ramallo, no se ofreció nueva información, ni se enseñaron más imágenes de la nave, sino que se trató de un gesto de apoyo.

"El Almirante Villán vino a ratificar su apoyo y a escuchar. Las familias nos pidieron búsqueda, verdad y justicia. La Armada se ha comprometido a seguir acompañando a la familia a través de la figura del jefe de estado mayor", explicó Ramallo. El portavoz indicó, además, que dentro de 15 días se tendrán los primeros resultados cuando el Seabed Constructor, perteneciente a la empresa estadounidense Ocean Infinity, analice las muestras en Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

La reunión fue bien recibida por las familias. "Nos sentimos acompañados por la Armada", concedió el suegro de Cuéllar. "Agradecemos el apoyo que la Armada nos está dando", coincidió, por su parte, Jaqueline, hermana de Juan Monzón. "El primer paso ya lo logramos, que era encontrarlos. La empresa Ocean Infinity nos había dicho que tenía medios para hacer un reflote de hasta 1200 metros de profundidad, o sea que los medios lo tenemos. Ahora todo depende de lo que decida la jueza y las condiciones en que se encuentre el submarino", afirmó.

El sábado, el ministro de Defensa Óscar Aguad había descartado esa posibilidad, en tanto distintos especialistas navales describieron la tarea como prácticamente imposible. "Habría que hacer un exhaustivo informe que nos diga a ciencia cierta los riesgos técnicos, el costo económico y humano. Si desde el punto de vista procesal nosotros podemos reconstruir la escena con los registros fílmicos y las fotografías, queda absolutamente a discreción del Poder Ejecutivo reflotar la nave", dijo, por su lado, la jueza federal Marta Yáñez.

Los familiares confiaron a Infobae que no descartan tomar mayores medidas de fuerza como parte de su futura estrategia para forzar una respuesta. Una posibilidad que sugirieron es realizar un campamento en Caleta Olivia. "Se mencionó. Todavía no lo definimos", aclaró la mamá de Alfaro, Luisa.

Las medidas de fuerza, justamente, dividen aguas entre los familiares, en especial, entre quienes prefieren no hacer manifestaciones y llevar de otra forma su duelo. "Es importante saber esperar", señaló Jorge, padre de Fernando Villarreal, y sostuvo que encontrar el cuerpo y saber dónde yace es suficiente tranquilidad para él. Mientras tanto, las 44 familias permanecían expectantes a eventuales anuncios por parte de la Armada o del Gobierno. Pero ya algunos decidieron volver a sus provincias y seguir las novedades a través del grupo de Whatsapp que comparten. Porque, pese a las diferencias, en palabras de Luisa Alfaro: "Igual estamos todos juntos y unidos en esto".

Seguí leyendo: