Bajaron el riesgo país y el dólar en un mercado en el que una mega tasa de descuento hizo "desaparecer" los cheques

La divisa estadounidense protagoniza un test diario en una plaza en la que descontar cheques tiene tasas por las nubes: 10% mensual

Cambiar cheques ya cuesta 120% anual (iStock)
Cambiar cheques ya cuesta 120% anual (iStock)

Cuando el mercado se asombra porque las Letras de Liquidez que colocan a los bancos se pagan hasta 73% anual, hay un detalle que pasa desapercibido por varios: la tasa más alta del mercado es la del descuento de cheques que llega a 120% anual. De hecho, hay pocos documentos porque las transacciones entre empresas y proveedoras es cada vez menor por la falta de ventas.

Pero más allá, de esta situación cotidiana, el jueves fue un día de alivio. La suba de las bolsas de Estados Unidos, la leve baja de las cotizaciones de los bonos del Tesoro norteamericano y el retroceso del dólar frente a casi todas las monedas, ayudó a que mejore el clima local.

Sin embargo, lo que sucedió en el exterior no se debe tomar como un cambio en la tendencia; el pesimismo subyace en los inversores de Wall Street que vieron evaporarse en octubre las ganancias de todo el año y que, respecto al mismo mes del año pasado, están 5% abajo.

La suba de las bolsas de Estados Unidos, la leve baja de las cotizaciones de los bonos del Tesoro norteamericano y el retroceso del dólar frente a casi todas las monedas, ayudó a que mejore el clima local

La gran preocupación es la amenaza de nuevas subas en las tasas de interés y la Reserva Federal está lejos de cambiar esa decisión, por lo que bien puede interpretarse esta reacción de Wall Street como la aparición de compradores de oportunidad y de algunos inversores que creyeron ver en los mejores balances de algunas empresas tecnológicas el renacer del optimismo.

Para los países emergentes, lo que sucedió en el mercado norteamericano está lejos de ser una esperanza de cambio. Si bien mejoraron levemente las cifras de riesgo país, continúa la tendencia de no invertir en emergentes e ir a activos más seguros como los Bonos del Tesoro de Estados Unidos.

Licitaciones de Leliq

También hay señales significativas en cuanto a que en la Argentina hoy está lejos la posibilidad de que bajen las tasas de interés. Las licitaciones de Letras de Liquidez (Leliq), que van a ser por montos crecientes en el futuro porque cada siete días se acumulan los intereses de la anterior licitación, están dando pistas concretas. Cuando los montos de renovación son elevados, los bancos aumentan sus pretensiones. Por caso, en esta oportunidad, donde los vencimientos eran de $152.373 millones, el Banco Central pudo colocar $155.886 millones con una tasa de corte de 72,69% anual que es apenas 0,06 puntos inferior a la del día anterior cuando no pudo renovar todas las Leliq.

El dólar cedió 9 centavos a $37,79
El dólar cedió 9 centavos a $37,79

No hay que olvidar que el miércoles tuvo que pagar 73% anual y que el martes y miércoles no pudo renovar todos los vencimientos porque los bancos le pidieron mas tasa y tuvo que dejar en libertad a $50.000 millones que fueron al dólar.

Esta vez, la divisa respondió a medias. Tuvo un comportamiento volátil que muestra que ni siquiera estas elevadas tasas pueden aplacar. En realidad, los inversores, exportadores e importadores no buscan precios más bajos o más altos, quieren estabilidad para que la divisa sea predecible.

En bancos y casas de cambio, el dólar cedió 9 centavos a $37,79. En cambio, el dólar mayorista perdió 35 centavos y cerró en $36,80. Pero en un momento del día, esta plaza llegó a tener un rebote y pareció que cerraba en alza.

La buena noticia para la Argentina fue que subió la paridad de los bonos en dólares. Por eso el riesgo país bajó 1,33% a 667 puntos

El "blue" se mantuvo en $37,75 pero sin negocios. "No hay pesos –dijo un operador– y es por la falta de actividad. Una prueba es que no se ven cheques y esto significa que las fábricas no producen. Además, a los proveedores se les quieren estirar los plazos y no aceptan porque descontar un cheque cuesta diez por ciento mensual".

Que la tasa de cheques esté en 120% anual, es la antesala de una mayor paralización de la economía. El Banco Central con su política no puede evitar la el rumbo de colisión de las empresas. La señal que le da el mercado es que por un tiempo se tiene que olvidar de bajar las tasas porque se van al dólar. Lo que sucede en Estados Unidos es una amenaza latente. Y cuando el miedo llega desde el exterior, no hay tasas de interés que convenzan a los ahorristas e inversores. Ellos salen a buscar refugio.

La buena noticia para la Argentina fue que subió la paridad de los bonos en dólares. Por eso el riesgo país bajó 1,33% a 667 puntos. El día anterior había subido casi 4%.

Si alguien tenía el dinero para comprar un departamento el año pasado y eligió guardarse los dólares y pasarse en octubre a pesos hoy puede comprar la vivienda que quería y le quedan algunos dólares en el bolsillo (Mercado)

La falta de confianza en los emergentes impide que ingresen dólares del exterior a aprovechar los intereses de casi 5% mensual. El mercado local se está moviendo con pocos dólares y por eso es casi imposible llevarlo a la parte más baja de la banda (alrededor de $34,7), como desea el Banco Central, para en ese momento bajar la tasa e intervenir comprando divisas para liberar más pesos al mercado. Si eso sucediera sería un alivio para una economía.

"Una señal de como cambió el país es que hasta el año pasado los bancos colocaban créditos hipotecarios que ahora se transformaron en plazos fijos que dan las ganancias más altas de la plaza. Cambió tanto el país, que el metro cuadrado en dólares bajó y las ganancias en pesos subieron. En otras palabras, si alguien tenía el dinero para comprar un departamento el año pasado y eligió guardarse los dólares y pasarse en octubre a pesos hoy puede comprar la vivienda que quería y le quedan algunos dólares en el bolsillo", señaló Adrián Mercado un referente del mercado inmobiliario.

A todo esto, las reservas cayeron USD 193 millones a 48.284 millones. En el exterior se perdieron 20 millones y otros 20 millones se pagaron a organismos internacionales y a Brasil.

Fuente: Rava
Fuente: Rava

La Bolsa, reaccionó ante la media sanción del presupuesto. El índice Merval subió 4,09% con negocios por $1.089 millones, el doble de lo habitual. En realidad, el mercado debe demostrar si el movimiento va a seguir o es lo que se conoce en la jerga como "el rebote del gato muerto".

Los bancos siguieron liderando la suba porque muchas entidades aprovechan para recomprar sus acciones por los precios de liquidación que tienen. Banco Supervielle subió 11,54%, mientras Macro lo acompañó con 6,35%, Galicia con 4,95% y Francés con 3,43%.

Las compañías de gas –las más castigadas en los últimos tiempos junto a los bancos– tuvieron un fuerte rebote. Metrogas subió 9,29% y Transportadora Gas del Norte, 5,23%.

En Wall Street reaccionaron los ADR's argentinos (certificados de tenencias de acciones que cotizan en dólares). Acá también lo más destacado fue Banco Supervielle (+12,1%) junto a YPF (+8%).

De acá en más, cada día será un test que tendrá como protagonista al dólar. El Banco Central todavía no ha dado el examen que esperan los inversores: bajar las tasas. Cuando dé ese paso, se verá lo que queda en pie de la economía.

Seguí leyendo:

TE PUEDE INTERESAR