Su féretro y a la derecha asoma el Chevytú.

Su féretro y a la derecha asoma el Chevytú.

Baby Etchecopar, a la derecha de la foto. Es yerno de Cupeiro.

Baby Etchecopar, a la derecha de la foto. Es yerno de Cupeiro.

Zulemita Menen estuvo presente.

Zulemita Menen estuvo presente.

Zulemita Menem hablando con una familiar de Cupeiro.

Zulemita Menem hablando con una familiar de Cupeiro.

Eduardo Pairetti, hijo del ex piloto Carlos Alberto Pairetti, quien fue amigo de Jorge Cupeiro.

Eduardo Pairetti, hijo del ex piloto Carlos Alberto Pairetti, quien fue amigo de Jorge Cupeiro.

Sus familiares y amigos despidieron al Gallego en su rincón, donde tenía su oficina, sus autos, trofeos y recuerdos. Es en Vicente López.

Sus familiares y amigos despidieron al Gallego en su rincón, donde tenía su oficina, sus autos, trofeos y recuerdos. Es en Vicente López.

Sus amigos y familiares llevan el féretro al coche fúnebre. En el medio aparece Baby Etchecopar.

Sus amigos y familiares llevan el féretro al coche fúnebre. En el medio aparece Baby Etchecopar.

El dolor de sus familiares y amigos en la despedida al Gallego en su rincón de Vicente López.

El dolor de sus familiares y amigos en la despedida al Gallego en su rincón de Vicente López.

Cupeiro Integró la Misión Argentina que hizo historia con los Torino en Nürburgring. Además, condujo el legendario Chevytú, uno de los autos que cambió la historia del Turismo Carretera.

Cupeiro Integró la Misión Argentina que hizo historia con los Torino en Nürburgring. Además, condujo el legendario Chevytú, uno de los autos que cambió la historia del Turismo Carretera.

Otra imagen del féretro junto al Chevytú.

Otra imagen del féretro junto al Chevytú.

El Gallego perdió la vida a los 83 años. Fue uno de los mejores pilotos de su época donde logró 41 victorias en todas las categorías que corrió, entre ellas el Turismo Carretera.

El Gallego perdió la vida a los 83 años. Fue uno de los mejores pilotos de su época donde logró 41 victorias en todas las categorías que corrió, entre ellas el Turismo Carretera.

Asoma el Chevytú, el auto con el que Cupeiro cambió la historia del Turismo Carretera para siempre en 1965. Fue el principio del fin de las cupecitas que fueron reemplazadas por los Ford Falcon, la cupé Chevy de Chevrolet, el Dodge GTX y el Torino 380W.

Asoma el Chevytú, el auto con el que Cupeiro cambió la historia del Turismo Carretera para siempre en 1965. Fue el principio del fin de las cupecitas que fueron reemplazadas por los Ford Falcon, la cupé Chevy de Chevrolet, el Dodge GTX y el Torino 380W.

Sus familiares y amigos despidieron al Gallego en su rincón, donde tenía su oficina, sus autos, trofeos y recuerdos. Es en Vicente López.

Sus familiares y amigos despidieron al Gallego en su rincón, donde tenía su oficina, sus autos, trofeos y recuerdos. Es en Vicente López.

Debido a las restricciones de la pandemia, sus familiares y amigos más cercanos tuvieron dos horas para darle el último adiós.

Debido a las restricciones de la pandemia, sus familiares y amigos más cercanos tuvieron dos horas para darle el último adiós.

Los trofeos que ganó Cupeiro a lo largo de su carrera entre 1960 y 1973. Logró 41 victorias en distintas categorías y fue subcampeón de TC en 1965.

Los trofeos que ganó Cupeiro a lo largo de su carrera entre 1960 y 1973. Logró 41 victorias en distintas categorías y fue subcampeón de TC en 1965.

Cuadros que ilustran la campaña de Cupeiro y de sus amigos en el automovilismo. Entre ellos, José Froilán González junto a Michael Schumacher. Pepe importó el Chevytú de USA y con ese coche Cupeiro se lució en el TC.

Cuadros que ilustran la campaña de Cupeiro y de sus amigos en el automovilismo. Entre ellos, José Froilán González junto a Michael Schumacher. Pepe importó el Chevytú de USA y con ese coche Cupeiro se lució en el TC.

Su féretro y el Chevytú, que luce impecable.

Su féretro y el Chevytú, que luce impecable.

Los cuadros y una corona que lo recuerda en su despedida.

Los cuadros y una corona que lo recuerda en su despedida.

A la izquierda aparece el NSU, uno de los primeros autos de Cupeiro en el automovilismo.

A la izquierda aparece el NSU, uno de los primeros autos de Cupeiro en el automovilismo.

Momento en el que empiezan a trasladar los restos de Cupeiro.

Momento en el que empiezan a trasladar los restos de Cupeiro.

Cupeiro transcendió en el automovilismo donde su padrino deportivo fue otra gloria del automovilismo argentino, José Froilán González. Pepe lo vio y le confió un auto de Mecánica Argentina F1 que era un chasis Maserati 4CLT al que le había colocado un Chevrolet 6.

Cupeiro transcendió en el automovilismo donde su padrino deportivo fue otra gloria del automovilismo argentino, José Froilán González. Pepe lo vio y le confió un auto de Mecánica Argentina F1 que era un chasis Maserati 4CLT al que le había colocado un Chevrolet 6.

Fue en 1963 que Cupeiro debutó (2º) con ese monoposto, en un circuito formado por una recta con dos retomes de la costanera de Santa Fe. En su evolución del motor utilizado llegó a dar 255 HP en el banco de pruebas y en la segunda carrera ganó en el circuito de Esperanza.

Fue en 1963 que Cupeiro debutó (2º) con ese monoposto, en un circuito formado por una recta con dos retomes de la costanera de Santa Fe. En su evolución del motor utilizado llegó a dar 255 HP en el banco de pruebas y en la segunda carrera ganó en el circuito de Esperanza.

Su féretro y el Chevytú, que luce impecable.

Su féretro y el Chevytú, que luce impecable.

Froilán fue por más y resultó clave para otro paso donde Cupeiro fue protagonista. Saltó a la fama por manejar el Chevrolet Súper Nova que se lo conoció como Chevytú y cambió para siempre la historia del TC.

Froilán fue por más y resultó clave para otro paso donde Cupeiro fue protagonista. Saltó a la fama por manejar el Chevrolet Súper Nova que se lo conoció como Chevytú y cambió para siempre la historia del TC.

Ese auto lo importó González de los Estados Unidos. Debutó en 1964 en una carrera en el Autódromo de Buenos Aires donde abandonó por fallas mecánicas. No obstante ello, en 1965 logró nueve victorias y le peleó el título a los por entonces imbatibles Hermanos Emiliozzi (Ford), que lo superaron en la última fecha. En 1966 hubo otros tres triunfos.

Ese auto lo importó González de los Estados Unidos. Debutó en 1964 en una carrera en el Autódromo de Buenos Aires donde abandonó por fallas mecánicas. No obstante ello, en 1965 logró nueve victorias y le peleó el título a los por entonces imbatibles Hermanos Emiliozzi (Ford), que lo superaron en la última fecha. En 1966 hubo otros tres triunfos.

Su féretro y una foto del recordado Gallego.

Su féretro y una foto del recordado Gallego.

El Chevytú era un Chevrolet Nova de origen Americano. En su aspecto exterior era una especie de Chevrolet 400 -que ya se armaba en nuestro país- pero sedan 2 puertas y del tipo compacto, sin chasis.

El Chevytú era un Chevrolet Nova de origen Americano. En su aspecto exterior era una especie de Chevrolet 400 -que ya se armaba en nuestro país- pero sedan 2 puertas y del tipo compacto, sin chasis.

Flores que envió el intendente de Vicente López, Jorge Macri.

Flores que envió el intendente de Vicente López, Jorge Macri.

Gracias a su buena faena, Cupeiro luego fue seleccionado para la Escudería Automundo de Fórmula 3. Era un equipo argentino que participó en Europa en 1966. Tuvo la chance de poder correr en la Fórmula 1, aunque el ambiente no le gustó y por eso decidió volverse a la Argentina.

Gracias a su buena faena, Cupeiro luego fue seleccionado para la Escudería Automundo de Fórmula 3. Era un equipo argentino que participó en Europa en 1966. Tuvo la chance de poder correr en la Fórmula 1, aunque el ambiente no le gustó y por eso decidió volverse a la Argentina.

El consuelo entre los presentes en la despedida del Gallego Cupeiro.

El consuelo entre los presentes en la despedida del Gallego Cupeiro.

El

El "1" en el Chevytú, el auto más emblemático de Jorge Cupeiro.

Una moto entre el Chevytú (izquierda) y el NSU (derecha). Luego aparecen autos de calle importados. Fuera de las pistas, Cupeiro se dedicó a la venta de esa clase de coches.

Una moto entre el Chevytú (izquierda) y el NSU (derecha). Luego aparecen autos de calle importados. Fuera de las pistas, Cupeiro se dedicó a la venta de esa clase de coches.

En el automovilismo local, además del TC, Cupeiro corrió en las categorías Turismo estándar, Anexo J, Turismo mejorado, Mecánica Argentina F1 y Sport prototipos. En esta última participó, pero en el Campeonato Mundial de Endurance que corrió los 1.000 Kilómetros de Buenos Aires, en el circuito capitalino.

En el automovilismo local, además del TC, Cupeiro corrió en las categorías Turismo estándar, Anexo J, Turismo mejorado, Mecánica Argentina F1 y Sport prototipos. En esta última participó, pero en el Campeonato Mundial de Endurance que corrió los 1.000 Kilómetros de Buenos Aires, en el circuito capitalino.

En 1970 fue sexto junto al sueco Ronnie Peterson a bordo de un Lola T70. Al año siguiente la dupla se repitió y resultaron 12º con un Lola T212. Con un coche similar, en 1972 abandonó, pero corriendo con el belga Hughes de Fierlandt.

En 1970 fue sexto junto al sueco Ronnie Peterson a bordo de un Lola T70. Al año siguiente la dupla se repitió y resultaron 12º con un Lola T212. Con un coche similar, en 1972 abandonó, pero corriendo con el belga Hughes de Fierlandt.

La inscripción con su nombre.

La inscripción con su nombre.

Sus familiares y amigos despidieron al Gallego en su rincón, donde tenía su oficina, sus autos, trofeos y recuerdos. Es en Vicente López.

Sus familiares y amigos despidieron al Gallego en su rincón, donde tenía su oficina, sus autos, trofeos y recuerdos. Es en Vicente López.

Jorge Cupeiro murió a los 83 años

Jorge Cupeiro murió a los 83 años

Momento en el que se coloca el féretro en el coche fúnebre.

Momento en el que se coloca el féretro en el coche fúnebre.

Sus familiares y amigos terminan de poner el féretro en el coche fúnebre.

Sus familiares y amigos terminan de poner el féretro en el coche fúnebre.

El coche fúnebre empieza el traslado de sus restos al cementerio.

El coche fúnebre empieza el traslado de sus restos al cementerio.

El rincón del Gallego desde afuera.

El rincón del Gallego desde afuera.

Parte trasera del Chevytú y los presentes en el velorio de Jorge Cupeiro.

Parte trasera del Chevytú y los presentes en el velorio de Jorge Cupeiro.

Los restos de Cupeiro ya ubicados en el coche fúnebre.

Los restos de Cupeiro ya ubicados en el coche fúnebre.