En Culiacán, una ciudad de 800,000 habitantes, después del enfrentamiento de los militares, la gente prefirió quedarse en sus hogares e incluso no se abrieron locales ni escuelas. Sin embargo, se empezó a ver más afluencia de personas en las calles.

Los comercios de la ciudad han ido retomando la actividad de un día normal, aunque llevó una buena parte del día retirar todos los obstáculos en los bloqueos que puso el narco en los accesos a esta ciudad capital de Sinaloa.

El servicio de transporte urbano demoró algunas horas en reactivarse y eran pocas las unidades que llevaban pasajeros porque los líderes transportistas advirtieron la normalidad solo será posible cuando haya condiciones seguras.

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)

(Foto: Cuartoscuro)