La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, entregó hoy la avioneta confiscada al empresario detenido Lázaro Báez a la Policía Federal Argentina (PFA) para que sea utilizada en el combate al delito. Fue en un acto que se realizó en el Aeropuerto Internacional de San Fernando. Se trata del avión privado (un Lear Jet 35 LV-BPL) que utilizaba Báez cuando fue detenido en el aeropuerto de San Fernando en abril de 2016.

Según trascendió, la Policía Federal usará el avión para el rápido traslado de su personal ante alguna alguna intervención urgente que ocurra en el país, como allanamientos, la búsqueda de prófugos o la ayuda ante alguna crisis que se produzca en alguna provincia, entre otras cuestiones.

Además, la PFA lo utilizará para el traslado urgente de eventuales apresados en otras provincias cuando la Justicia requiera su inmediata presencia. La aeronave, de esa manera, acelerará los operativos que lleve a cabo la fuerza que dirige el comisario general Néstor Roncaglia en el interior del país.

Báez podría perder también los demás aviones de la empresa Top Air, que también tendrían un fin social, luego de que en mayo pasado la Sala II de la Cámara Federal confirmara el secuestro de las aeronaves ordenado por Casanello y le dio el permiso para tomar "todas las medidas de conservación y resguardo apropiadas", entre las cuales estaba la de "evaluar la posibilidad de disponer su utilización para un fin social".

Fotos: Lihuel Althabe

Fotos: Lihuel Althabe