El restaurante que fascina a Arguiñano está en uno de los pueblos más bonitos de España: “Hacen los mejores pescados del mundo”

En este pueblo medieval, rodeado de playas y espectaculares laderas erosionadas, se puede probar el mejor rodaballo a la brasa

Compartir
Compartir articulo
Restaurante Elkano
Restaurante Elkano

Para encontrar el destino gastronómico perfecto no hay nada como guiarnos por la opinión de los que más saben. Y, ¿quién sabe más de buena cocina que los propios cocineros? Los chefs más famosos de la gastronomía española también tienen sus restaurantes preferidos, lugares a los que acuden para inspirarse y disfrutar de una buena comida. Uno de esos cocineros que sabe lo que busca cuando va a un restaurante es Karlos Arguiñano. La carne a la parrilla o un buen pescado siempre han conquistado al cocinero vasco, especialmente si se elaboran con productos frescos y de temporada.

No es de extrañar que el cocinero, nacido en Beasain y amante de la costa del norte desde siempre, tenga en la cocina vasco-navarra su debilidad. Aunque se deshace en halagos al hablar de los restaurantes de alta cocina que llevan amigos como Juan Mari Arzak o Martín Berasategui, Arguiñano ha reconocido en múltiples ocasiones que los restaurantes que más frecuenta son de gama media, demostrando que no es necesario pagar cientos de euros por un menú degustación para disfrutar de la buena cocina.

Te puede interesar: Estos son los 5 platos típicos españoles que más se venden en los restaurantes de José Andrés en Estados Unidos

Entre sus favoritos, que el chef confesaba en una entrevista con la Guía Repsol, se encuentra uno de los mejores restaurantes de España en lo que se refiere a pescados, un templo dedicado al producto del mar y que solo necesita una sencilla parrilla para sacarle al pez todo su sabor. Se trata del restaurante Elkano, un establecimiento familiar abierto en 1964 y célebre por su rodaballo braseado en sus parrillas exteriores.

Te puede interesar: El primo de Arguiñano es chef, también se llama Carlos y triunfa con su restaurante: “Vienen 90 personas al día”

Un templo del pescado en Guipúzcoa

Elkano ha conquistado el mundo con su cocina de parrilla y su producto del mar. “Acudo a menudo, una vez cada dos meses o tres, lo tengo considerado como el mejor restaurante del mundo en pescados”, asegura el cocinero. Y esta afirmación no andará muy lejos de la verdad, pues Elkano consiguió entrar en la edición 2022 de la lista The World’s 50 Best Restaurants, en el puesto número 16, un reconocimiento por parte de expertos de todo el mundo a la cocina de la familia Arregi.

Aitor Arregi es el encargado de esta casa mítica que empezó como una pequeña taberna fundada por su padre Pedro allá por 1964. “El secreto está en comprar bien y no estropearlo”, decía el cocinero y fundador de este icónico restaurante. Esta frase define a la perfección la cocina de Elkano, en la que el producto se convierte en el actor principal y eclipsa a la elaboración, que tiene como único objetivo potenciar las bondades de la materia prima. El rodaballo es su seña de identidad, pero de su parrilla salen delicias de todos los tipos, con pescados azules, blancos, planos y de roca.

Con una estrella Michelin en su haber y el reconocimiento de la Guía Repsol con tres de sus soles, Elkano da continuidad a los valores de una mítica casa estrechamente vinculada a la mar y a los marineros, con los que trabajan a diario para comprarles sus mejores capturas. Hay dos formas de comer en Elkano: a la carta (precio de 100 a 180 euros) o el menú degustación de 4 entrantes y un pescado, postre, café y petit fours por un precio de 200 € (sin incluir bebidas), una oferta que cambia a diario según lo que el mar y la temporalidad deciden.

El pueblo pesquero más bonito del País Vasco

No es de extrañar que este templo del pescado, el mejor del mundo para probar el producto del mar, según Arguiñano, se ubique en un pueblo pesquero. Se trata de Getaria, en Guipúzcoa, uno de los enclaves más bellos de la costa vasca. Esta villa medieval amurallada hace a sus visitantes viajar a otro tiempo, gracias a sus callejuelas empedradas y a su iglesia gótica del siglo XV, dedicada a San Salvador.

Puerto de Getaria (Pixabay)
Puerto de Getaria (Pixabay)

La historia de Getaria está plagada de personajes de relevancia como el marino Juan Sebastián Elkano, el primer hombre que dio la vuelta al mundo, o el modisto Cristóbal Balenciaga, uno de los diseñadores de moda y alta costura más prestigiosos de la historia. Las espectaculares laderas erosionadas que rodean el pueblo, así como su puerto y sus playas, hacen de Getaria un destino turístico perfecto para visitantes vascos y de otras partes de España. Además, el Camino del Norte del Camino de Santiago para por este pueblo pesquero, permitiendo a los pergrinos hacer un parón en el camino y disfrutar de su deliciosa gastronomía.

El puerto de Getaria essin duda alguna la costa pesquera con más sabor de Gipuzkoa. Su flota y sus modernas instalaciones hacen de este puerto el lugar idóneo para conseguir el pescado fresco que protagoniza su gastronomía. Este pueblo posee numerosas industrias conserveras, además de restaurantes y asadores a pie de puerto donde probar sus productos. Además, sus típicos pintxos vascos y el vino blanco con denominación de origen que se cultiva en sus cercanías, que recibe el nombre de txakolí, hacen de Guetaria un perfecto destino gastronómico.

Seguir leyendo: