Paolo Rocca: “La educación es esencial para construir consensos racionales”

El “Día de la Educación” reunió en la Escuela Técnica Roberto Rocca, en Campana, a funcionarios, referentes del sector empresarial, docentes y estudiantes. El secretario de Educación nacional, Carlos Torrendell, planteó que el principal problema del sistema está en la política educativa

Guardar

Nuevo

El jueves se realizó el “Día de la Educación” en la Escuela Técnica Roberto Rocca, en Campana
El jueves se realizó el “Día de la Educación” en la Escuela Técnica Roberto Rocca, en Campana

Docentes, estudiantes, funcionarios nacionales y regionales y referentes del sector empresarial participaron de la tercera edición del “Día de la Educación” en la Escuela Técnica Roberto Rocca, ubicada en Campana, y reconocida el año pasado entre las 10 escuelas más innovadoras del mundo. Los desafíos de articular la educación con el mundo del trabajo, de garantizar las habilidades básicas de comprensión lectora y matemática para todos los estudiantes y de reducir la enorme desigualdad de oportunidades atravesaron la mayoría de los paneles durante la jornada.

En el comienzo del evento, Erika Bienek, directora de relaciones con la comunidad del Grupo Techint, trazó un panorama de la crisis educativa argentina a partir de varias cifras. Mencionó que en el país el 58% de los chicos menores de 14 años se encuentra bajo la línea de pobreza, y solo el 54% termina la secundaria. Además, según los resultados de las pruebas Aprender, apenas el 18% de los estudiantes alcanza el nivel esperado de desempeño en Matemática al final de la secundaria, con una gran desigualdad por nivel socioeconómico: es el 6% entre los chicos de nivel socioeconómico bajo, y el 39% entre los de sectores más favorecidos.

Las cifras sobre los bajos resultados educativos en Lengua y Matemática también fueron retomadas en el cierre por Paolo Rocca, presidente del Grupo Techint, quien dialogó con el periodista y analista político Carlos Pagni sobre la crisis educativa.

La ideología no nos ayuda a resolver esto. Nos ayuda el mérito, el compromiso, poder medir por qué algunas escuelas logran mejores resultados que otras, qué es lo que nos hace progresar en los aprendizajes. Tenemos que concentrarnos en la calidad y dejar de lado la ideología”, definió Rocca, principal impulsor de la escuela que lleva el nombre de su padre, en la que todos los estudiantes tienen algún porcentaje de beca, y que ha recibido varios reconocimientos por su proyecto pedagógico innovador.

Paolo Rocca, presidente del Grupo Techint
Paolo Rocca, presidente del Grupo Techint

Rocca explicó que los problemas educativos repercuten directamente en la economía y en la posibilidad de las empresas de contar con los trabajadores calificados. Mencionó que para la construcción del gasoducto Néstor Kirchner necesitaban 3000 personas y tuvieron que entrevistar a 12.000, y que cuando necesitaron contratar 450 personas para fabricar tubos en Valentín Alsina, debieron entrevistar a 3000 personas hasta encontrar a los candidatos adecuados.

Formado en la escuela y la universidad pública en Italia, Rocca definió: “La educación pública abierta y gratuita es esencial. El país tiene que dar buena educación a todos”. En ese sentido, consideró que los datos de las evaluaciones obligan a pensar en una reforma profunda del sistema educativo, y opinó que sería deseable un mayor nivel de centralismo educativo, a la luz de cómo resultó la transferencia de las escuelas a las provincias a comienzos de los noventa y del desinterés de algunos gobiernos provinciales por la educación. También planteó que “tenemos que invertir mucho más en el nivel inicial, primario y secundario” y que “de poco sirve tener miles de ingresantes a la universidad si egresan muy pocos”.

Además del impacto económico de la crisis educativa, Rocca reflexionó –a raíz de una pregunta de Pagni– sobre su efecto en el debilitamiento de la democracia: “Es un desafío enorme la construcción democrática con problemas educativos tan serios, que implican dificultades básicas de comprensión”. En ese sentido, resaltó el valor de la escuela técnica: “La educación técnica favorece el análisis racional de los problemas. A partir de ese análisis se puede construir consensos: la educación es esencial para construir consensos racionales y visiones compartidas, que vayan más allá de la pertenencia a una tribu o a otra”.

“En la educación nos jugamos la posibilidad de transformar la Argentina y revertir la degradación”, definió Rocca. En el panel previo al suyo, el secretario de Educación de la Nación, Carlos Torrendell, había debatido con dos exministras de Educación, Claudia Costin (de Río de Janeiro, Brasil) y María Brown Pérez (de Ecuador) sobre el desafío de diseñar e implementar políticas públicas para lograr efectivamente una educación de calidad. Ese debate fue moderado por Agustín Porres, director regional para América Latina de Fundación Varkey.

Carlos Torrendell compartió un panel con dos exministras de Educación, Claudia Costin (de Río de Janeiro, Brasil) y María Brown Pérez (de Ecuador).
Carlos Torrendell compartió un panel con dos exministras de Educación, Claudia Costin (de Río de Janeiro, Brasil) y María Brown Pérez (de Ecuador).

Torrendell consideró que “el gran problema de la educación está en la política educativa” y advirtió que quienes suelen acusar a la escuela o a los docentes de estar desactualizados omiten que, sobre todo, lo que hoy hace falta es tener “políticas educativas del siglo XXI” que generen entornos adecuados para el aprendizaje. En esta línea, insistió con una idea: “Los docentes argentinos son mejores que los resultados que obtiene el sistema”.

El secretario de Educación enumeró varios “pasajes” que le parecen fundamentales: “Necesitamos pasar de la política educativa de papel a la política educativa de los aprendizajes, que modifique las prácticas. El problema es de liderazgo y de forma de trabajar. Hay una inercia de un sistema educativo tabicado que no favorece el trabajo en equipo”, diagnosticó.

También abogó por pasar “de la ideología a los resultados”, y “del decisionismo a la toma de decisiones a partir de evaluación e información desagregada”. Sostuvo que es necesaria también una “política educativa participativa”, que involucre no solo al Estado sino también a la sociedad civil, y una mirada más federal. En ese sentido, reivindicó la aprobación por unanimidad del Compromiso Federal por la Alfabetización y definió al Consejo Federal de Educación como una “comunidad de aprendizaje” en la que los ministros pueden aprender unos de otros, en vez de regirse por la lógica de “látigo y chequera”.

Torrendell dijo además que es necesario pasar del “gasto” a la “inversión” en educación: “Es gasto cuando distribuimos los recursos estatales dándoles cuatro veces más a los que más tienen. Por el contrario, defendemos la educación pública cuando los recursos llegan a quienes más los necesitan”. El secretario señaló que el gasto se vuelve inversión “cuando los estudiantes aprenden”, y subrayó la necesidad de “generar acuerdos para poder hacer cambios profundos”. Luego agregó: “Varios funcionarios de este gobierno, empezando por el Presidente, no estamos acá para ver qué cargos vamos a tener luego: eso favorece que nos concentremos en lo que tenemos que hacer ahora”.

La Escuela Técnica Roberto Rocca fue reconocida el año pasado entre las 10 escuelas más innovadoras del mundo.
La Escuela Técnica Roberto Rocca fue reconocida el año pasado entre las 10 escuelas más innovadoras del mundo.

En la jornada, que fue conducida por el periodista Ignacio Girón, estuvieron presentes también las autoridades y algunos estudiantes del Colegio María de Guadalupe, de Tigre, que el jueves resultó nominado al premio World’s Best School Prizes en la categoría “colaboración con la comunidad”. Hace un año, la Escuela Rocca había quedado seleccionada entre las 10 finalistas en la categoría “innovación” de ese mismo premio. El Colegio Guadalupe tiene 700 alumnos, en su mayoría del barrio popular Las Tunas. “Trabajamos en un contexto desfavorable. Lamentablemente, los números muestran que esos contextos ya no son la excepción, sino los de la mayoría de los niños en Argentina”, señaló el director, Luis Arocha.

También hubo una presentación enfocada en “Horizontes de transformación con Inteligencia Artificial”, en la que Mariana Maggio, especialista en tecnología educativa y profesora de la UBA, dialogó con Santiago Bellomo, decano de la Escuela de Educación de la Universidad Austral. Allí Maggio planteó que la llegada de la IA generativa “es uno de los fenómenos más acelerados de la historia en términos de adopción e impacto de una tecnología” y afirmó: “Quienes educamos no podemos decir que no es para nosotros. No es una moda pasajera: probablemente tenga un impacto análogo al de internet en la construcción del conocimiento”.

Entre otras cuestiones, Maggio señaló que la IA supone “un tremendo hackeo a la evaluación, que todavía está en el corazón del sistema educativo”. Dijo también que, para los docentes, “es una aliada en la planificación, la revisión de programas y la preparación de clases”. En ese sentido, recomendó: “Los docentes tenemos que usarla. Lo primero es entenderla, empezar a experimentar, poner las manos en la masa”. La especialista descartó que la IA pueda reemplazar a los docentes, y enfatizó que en el escenario actual, más que nunca, “el derecho a la inclusión digital de todos los estudiantes está conectado con el derecho a la educación”.

Entre los expositores también estuvieron Graciana Rucci, especialista de la división de Mercados Laborales del Banco Interamericano de Desarrollo (BID); Mariana Albarracín, directora de la Escuela Rocca –su antecesor, Ludovico Grillo, ahora dirige el Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET)–; los egresados Valentino Petazzi y Juan Martín Varela; el profesor Sergio Aguilar, del Instituto Técnico Nuestra Señora de Fátima; Fredy Vota, director general del Polo Educativo Dante Alighieri; y María Laura García, directora de Recursos Humanos de Tecpetrol. El Grupo Techint celebra desde hace tres años el “Día de la Educación” en junio en homenaje a Roberto Rocca, fundador de la compañía, que falleció el 10 de junio de 2002.

Guardar

Nuevo