En busca de USD 5.000 millones para las reservas, el Banco Central definió cómo incentivará a los exportadores

Podrán ingresar los dólares y suscribir una letra a 180 días que pagará una tasa de interés superior que el mercado internacional. Apuntan sobre todo a cerealeras, pero también minería y pesqueras

El Banco Central formalizó el instrumento que permitirá a los exportadores adelantar USD 5.000 millones en los próximos 60 días para fortalecer reservas, en línea con el anuncio realizado anteayer por Sergio Massa, flamante ministro de Economía. Se trata de una letra a 180 días que emitirá el BCRA a favor de los bancos y pagará una tasa de interés más alta que la del mercado. Luego las entidades se darán vuelta y automáticamente se las ofrecerán a los exportadores.

De esta forma, las compañías tendrán un incentivo adicional en el marco de la prefinanciación de exportaciones. La idea es que puedan entrar esas divisas al mercado local, pero ya sin la obligación de liquidarlas a un plazo máximo de 15 días. ”Ahora las empresas podrán esperar hasta seis meses para transformar esos dólares a pesos, al tipo de cambio del día en que elijan hacerlo”, señalaron fuentes de la entidad monetaria.

Tanto desde Economía como desde el BCRA descartan incentivos cambiarios para atraer los dólares de los exportadores. “Con cualquier sector que hablás quieren ingresar las divisas al dólar Bolsa y eso es imposible”, explican.

Massa había asegurado en su asunción al frente de la cartera de Economía que cuenta con un compromiso de las cerealeras de liquidación adelantada por USD 5.000 millones para los próximos 60 días, junto a otros sectores como mineras y compañías pesqueras. El objetivo es fortalecer las reservas y llevar más tranquilidad al mercado cambiario. Además, buscarán sumar otros USD 2.000 millones de organismos multilaterales como el BID y la Corporación Andina de Fomento.

Los exportadores que entren las divisas al mercado local, por lo tanto, tendrán la facilidad de quedarse en dólares por un plazo mucho más prolongado que el actual. Y además recibirán una tasa de interés mayor que la que hoy ofrecen los bancos. La misma surgirá de una licitación que realizará el propio BCRA. Se estima que el rendimiento también será superior a lo que la propia cerealera o minera consigue por dejar los dólares en el exterior, previo a la liquidación de las divisas en el mercado local. El circuito cierra con el cambio de dólares a pesos, que son utilizados para pagar a los productores agropecuarios por la producción.

Los exportadores que ingresen divisas en forma adelantada tendrán una “zanahoria”, a través de una letra en moneda extranjera que pagará una tasa de interés superior a la de mercado. Podrán esperar hasta seis meses para liquidar los dólares

Por otra parte, el directorio del BCRA también habilitó el acceso a las cuentas a la vista “dollar linked” a los exportadores que anticipen en más de treinta días la liquidación respecto al plazo determinado para cada sector. Se trata de una medida que en su momento anunció la ex ministra de Economía, Silvina Batakis, pero que ahora no se había instrumentado. De esta forma, las compañías quedan cubiertas de un salto devaluatorio, ya que podrán invertir sus pesos en un instrumento que ajusta según la evolución del dólar oficial.

La situación de las reservas llegó a un punto dramático, ya que el BCRA continúa con fuertes ventas diarias. Sólo en los primeros cuatro días de agosto tuvo que intervenir con USD 840 millones, mientras que en julio había perdido algo más de USD 1.200 millones.

Con semejante cuadro, se estima que las reservas netas no superan los USD 2.000 millones, cuando el compromiso con el FMI es llegar a los USD 6.500 millones a fin de año. Las reservas líquidas ya estarían en terreno negativo, por lo que se estarían usando los dólares de los encajes de los depósitos en moneda extranjera para abastecer la demanda del mercado.

La estrategia de Massa en sus primeros días es atacar este tema como el más acuciante, ante la posibilidad de un nuevo desborde de los dólares financieros. Según manifestó el miércoles, la intención es a partir de esta mejora en el nivel de reservas conseguir un achicamiento gradual del tipo de la brecha cambiaria.

SEGUIR LEYENDO: