El 70% de los argentinos prefiere pagar sin interés, aunque implique menos cuotas

Según un estudio de Minsait Payments, el 32,6% de los argentinos utiliza la tarjeta de crédito para compras de bajo importe

En Uruguay, conviene pagar con tarjeta de débito (Shutterstock)
En Uruguay, conviene pagar con tarjeta de débito (Shutterstock)

Durante el 2019 el uso de tarjetas de crédito en Argentina presentó características particulares: siete de cada diez argentinos la utilizaron con mucha frecuencia para compras de importes altos en rubros como viajes, autos o electrodomésticos, mientras que la gran mayoría prefirió pagar en cuotas sin interés, aunque esto signifique tener que hacerlo en menores plazos.

A pesar de que la tarjeta de crédito tiene un rol activo en la población, el 60,1% nunca ha utilizado su tarjeta de crédito para retirar dinero en efectivo del cajero automático y, de ellos, un 44,3% desconoce la existencia de dicha posibilidad, reflejando el nivel de desconocimiento más elevado entre la muestra de países, señaló un informe de Tendencias de Medios de Pago elaborado por Minsait Payments, una compañía de Indra.

Argentina es el segundo país –después de Chile– con menor interés respecto a la eventual participación de los gigantes tecnológicos como proveedores de servicios financieros, y sólo un 17,5% afirma estar dispuesto a compartir su información bancaria con las bigtech a cambio de algún beneficio, agregó. El 29,5% sí muestra interés por compartir información personal de redes sociales con su banco a cambio de mejores condiciones.

En 2019, el 69% de las compras en Mercado Libre se realizaron a través de móviles (Mercado Libre)
En 2019, el 69% de las compras en Mercado Libre se realizaron a través de móviles (Mercado Libre)

Según el informe, en Argentina se presenta el mayor incremento en tenencia de tarjetas prepagas pasando de un 23% a un 28%. “Se evidencia un fuerte aumento en la cantidad de tarjetas prepago per cápita en el intervalo de sólo un año: si en 2018 un 10,8% de quienes contaban con este tipo de tarjetas declaraban tener más de una, en 2019 esa proporción asciende a un 22,3%”, remarcó.

En ese contexto, se señala que a nivel global, las alianzas entre el negocio bancario y los nuevos jugadores tecnológicos son la clave del progreso en medios de pago para mejorar la competitividad del sector frente a los retos derivados de la llegada del open banking, el modelo de negocio que facilita el intercambio de datos entre entidades a partir de reconocer a los clientes como propietarios de su información financiera.

Cabe recordar que los servicios relacionados con open banking (OB) son aquellos abiertos e integrados en línea, habilitados a través de la capacidad de los consumidores para permitir el acceso a sus datos de cuentas bancarias a otros proveedores de servicios. El método más utilizado para compartir información con terceros es el acceso a interfaces de programación de aplicaciones (API).

“Si bien es verdad que la banca abierta es aún incipiente y tiene grados de desarrollo diferentes en distintos países en cuanto a normativa, adopción de estándares e iniciativas, también es cierto que el 64% de los directivos entrevistados en los diez países ya perciben que su competencia en los próximos años será una combinación de Big Tech, Fintech y Neobancos”, detalla el estudio.

<b>Argentina es el segundo país –después de Chile- con menor interés respecto a la eventual participación de los gigantes tecnológicos como proveedores de servicios financieros</b>

Ante este nuevo escenario, se destaca que la mayoría de los directivos opina que la promoción de una regulación de competencia digital y la creación de ecosistemas de colaboración con los nuevos actores para desarrollar nuevos modelos de negocio será la reacción que predomine en la industria bancaria.

Destacó, asimismo, el papel de los proveedores especializados como motor de estos nuevos ecosistemas por su capacidad para actuar como elemento intermediario entre el negocio y la tecnología, agilizar la puesta en marcha de nuevas tendencias o aportar conocimiento sobre la regulación de cada geografía.

Clientes cada vez menos fieles

La multibancarización es otra tendencia que está creciendo a un ritmo acelerado, de lo que se deduce que las necesidades financieras actuales de los consumidores no están siendo cubiertas por una sola entidad y que, de seguir así, este fenómeno podría intensificarse en los próximos años.

Pese a ello, indicó el estudio de Minsait Payments, la relación con el cliente no se percibe en el top 5 de los desafíos del sector, que prioriza temas como la transformación digital, la competencia bigtech, el cumplimiento normativo o el fraude y la seguridad. En esta línea, el informe advirtió que esta circunstancia podría ser ocupada por los nuevos jugadores que traerá el open banking.

El servicio de iniciación de pagos es desconocido ente la población bancarizada con experiencia de compra online. El nivel de desconocimiento en Argentina es de 74,5% y supera el 65% en ocho de los diez países analizados. Los servicios de iniciación de pagos son aquellos que permiten al consumidor pagar sus compras a través de Internet sin tener que utilizar ningún medio de pago –como una tarjeta de crédito– en el momento de la transacción, ya que el pago del producto o servicio se hace a través de una plataforma intermediaria entre el vendedor y el consumidor. Es en esta plataforma donde el consumidor tiene almacenados sus datos bancarios y por tanto, es ella la encargada de gestionar la orden de pago con el comerciante y con la entidad bancaria.

La percepción de la seguridad de la iniciación de pagos es baja, en líneas generales, en contraste con la alta percepción se seguridad que aporta al cliente el uso de la tarjeta para sus compras, especialmente en Argentina y los países europeos, aunque en el país, seis de cada diez encuestados estarían dispuestos a utilizar estos servicios una vez se presenten en sus formas básicas de operación.

Pagos QR (Foto: Pixabay)
Pagos QR (Foto: Pixabay)

Dentro de las posibles innovaciones respecto a la autenticación de pagos, es la huella dactilar la que corre con más ventaja. Más del 60% de la población bancaria está dispuesta a utilizar ese medio, que se percibe más seguro, moderno, fácil y rápido que el actual PIN, indicó el informe. Asimismo, sostuvo que el uso de dispositivos móviles como medio de pago viene experimentado un fuerte incremento de nuevos usuarios, aunque todavía es muy bajo en comercios físicos.

En Argentina los pagos con código QR vienen creciendo mucho, y la regulación permite que todas las billeteras puedan interconectarse y que todos los QR puedan ser escaneados con cualquier billetera.

En tanto, el estudio destacó el crecimiento del fenómeno de la multibancarización. En ese sentido, destacó que la mayoría de la población bancarizada ya opera con dos o más bancos.

“Los datos reunidos en este estudio vislumbran la creación de ecosistemas de colaboración entre la banca, las Bigtech, las Fintech y los Neobancos que incluyan proveedores especializados como intermediarios para desarrollar nuevos modelos de negocio y servicios que aumenten su competitividad”, concluyó.

Tendencias de consumo online en América Latina

Según un informe de Mercado Libre, 8 de cada 10 latinoamericanos compraron online al menos una vez en 2019. Además, se estima que para el 2023, el comercio electrónico en América Latina tendrá tasas de crecimiento cercanas al 40%. Y las plataformas estilo “marketplace” son las protagonistas, ya que un 52% de las ventas globales del comercio online se realizan dentro de ellas.

En la región, Brasil es el país que tiene el liderazgo en compras online, mientras que México y Argentina comparten el podio y están dentro de los países con mayor crecimiento en el 2019.

Uno de los principales datos informados por la plataforma tiene que ver con la tendencia móvil y la relevancia que están tomando los smartphone como canal de compra a través de aplicaciones. Durante el último año, más del 69% de las compras en Mercado Libre se realizaron a través de móviles y la aplicación tuvo más de 44 millones de descargas a nivel regional en su totalidad.

E-commerce como principal motor de búsqueda online

Actualmente, más del 75% de los compradores en Latinoamérica realiza la primera búsqueda de productos en sitios de e-commerce para informarse, buscar reseñas y comparar precios, destaca el estudio de la plataforma online.

El crecimiento del e-commerce está dado por diversos factores que impulsan la compra online. En relación a esto, la comodidad es uno de los aspectos más destacados: el 41% de los millennials, en países desarrollados, opina que las compras en los marketplaces son más cómodas en comparación con las tiendas físicas, ya que impacta directamente en la optimización del tiempo personal del usuario.

<b>El 50% de los usuarios en las regiones donde opera Mercado Libre, no tiene una cuenta bancaria, lo cual excluye de las transacciones online a un gran segmento de consumidores</b>

Por otro lado, en cuanto a las barreras, una de las claves para desbloquear el potencial del e-commerce en la región es cómo los usuarios realizan sus pagos. El informe de la plataforma online reveló que el 50% de los usuarios en las regiones donde opera Mercado Libre, no tiene una cuenta bancaria, lo cual excluye de las transacciones online a un gran segmento de consumidores.

Para los compradores, los beneficios de los pagos online van más allá de las operaciones de e-commerce o incluso del acceso a créditos para quienes están “fuera del sistema”, les brinda también la posibilidad de financiación, el cual es un hábito muy arraigado en la región, ya que más del 55% de los compradores de América Latina que realiza pagos con tarjeta de crédito lo hace en cuotas.

“Por ello, es importante ofrecer soluciones financieras para lograr la democratización del comercio y esto está fuertemente asociada a los esfuerzos de los operadores de Fintech. En este sentido, por un lado se destaca Mercado Pago, donde los compradores que la utilizan para pagar en Mercado Libre registran un crecimiento de dos dígitos en el último año”, destacó el informe. Y agregó que por el otro, los usuarios que tienen Mercado Crédito, compran hasta 4 veces más que el usuario promedio de la plataforma.

Seguí leyendo:

Mate Stanley: por qué su precio es 300% más alto que uno tradicional

El sector automotriz y una caída sin frenos: bajó 20% la producción en febrero y encadenó 18 meses negativos

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS