Miguel Ángel Russo posa junto a un mural interno de la Bombonera con Riquelme y la obtención de la Copa 2007 (Fotobaires)
Miguel Ángel Russo posa junto a un mural interno de la Bombonera con Riquelme y la obtención de la Copa 2007 (Fotobaires)

En marcha se puso el segundo ciclo de Miguel Ángel Russo en Boca después de su confirmación como reemplazante de Gustavo Alfaro en el banco y la presentación en la Bombonera junto a Jorge Amor Ameal. Este viernes se iniciará la primera pretemporada del primer equipo con Juan Román Riquelme, flamante vicepresidente segundo, a cargo del departamento de fútbol en el club.

Con los pentagonales y superclásicos de verano extinguidos, River no asoma en el horizonte de Boca al menos en el primer semestre y sí están confirmados dos amistosos antes del reinicio de la Superliga y el resto de las competiciones oficiales. La chance de duelo contra el Millonario será en una hipotética final de Copa de Superliga, en posibles cruces directos por Copa Argentina (aún por sortearse) o Libertadores, o directamente por campeonato doméstico en la segunda mitad del año.

Este viernes 3 de enero se reencontrará el plantel xeneize en Casa Amarilla para someterse a los estudios médicos de rutina antes de dar comienzo a los trabajos físicos y futbolísticos. Y a partir de esa jornada de trabajo levantará el telón de la concentración que tendrá como búnker el hotel Howard Johnson de Ezeiza, elegido por la cercanía con el predio que Boca posee en la zona y que usará para las labores precompetitivas.

El contingente azul y oro se instalará allí hasta el 15 de enero a la espera del arribo de refuerzos y las posibles ventas que puedan registrarse en el mercado de pases que acaba de empezar.

El plantel de Boca se reencontrará este viernes 3 en Casa Amarilla. Se concentrará desde ese día hasta el 15 de enero en Ezeiza (Twitter: @BocaJrsOficial)
El plantel de Boca se reencontrará este viernes 3 en Casa Amarilla. Se concentrará desde ese día hasta el 15 de enero en Ezeiza (Twitter: @BocaJrsOficial)

La primera prueba será el 16 de enero en el estadio Bicentenario de San Juan, donde también se disputará otro amistoso el 19 de enero. Los rivales no están confirmados aunque, en principio, serían Universitario de Perú y Atlético Paranaense, respectivamente.

Russo tendrá que definir el once con el que debutará oficialmente en 2020 ante Independiente, el domingo 26 de enero desde las 21:45 en la Bombonera (fecha 17 de la Superliga). Hay que recordar que Boca está situado a un punto del líder Argentinos Juniors en el torneo local y apenas restarán siete jornadas para la definición del título (después del Rojo enfrentará a Talleres, Atlético Tucumán, Central Córdoba, Colón y Gimnasia La Plata).

El último compromiso en La Boca puede ser especial por la chance de consagrarse campeón justamente ante la visita del Lobo de Diego Armando Maradona. Y los muchachos de Russo no tendrán tiempo para relajarse porque el 3 de marzo visitarán al Caracas en Venezuela por la primera jornada del Grupo H de la Libertadores.

El gran sueño de Riquelme en 2020: ganar su primera Libertadores como dirigente (REUTERS/Jorge Adorno)
El gran sueño de Riquelme en 2020: ganar su primera Libertadores como dirigente (REUTERS/Jorge Adorno)

En marzo y abril el Xeneize afrontará la zona de la Copa y también la Zona 1 de la Superliga, donde buscará ser el primero para jugar la final contra el líder del otro Grupo. En el fixture tiene a Godoy Cruz, Central Córdoba, Independiente, Patronato, San Lorenzo, Arsenal, Newell’s, Vélez, Gimnasia La Plata, Banfield y Unión.

Por su parte, los otros cotejos por la Libertadores serán ante un rival a definir en la Bombonera (10/3), ante el Libertad de Ramón Díaz en Asunción (18/3), ante el rival a definir como visitante (9/4), ante Libertad en la Bombonera (21/4) y ante el Caracas en la Bombonera (7/5).

Si Boca se clasifica a los octavos de final de la Libertadores disputará dicha fase en el mes de julio. Los cuartos tendrán lugar en agosto y las semifinales entre septiembre y octubre. El gran anhelo será presenciar la final única en el estadio Maracaná el 21 de noviembre.

En caso de resultar tercero en su zona de Copa, será transferido a la segunda fase de la Sudamericana. Este sorteo será en mayo y Boca entraría en 16avos de final. Si queda último en la fase de grupos de la Libertadores, competirá solamente a nivel doméstico en la segunda mitad de 2020.

SEGUÍ LEYENDO