La 40° edición del Rally Dakar se aproxima con firmeza. En menos de un mes, autos, motos, cuatriciclos, camiones y UTV's partirán desde Lima, Perú, hasta Córdoba, Argentina. Un trayecto que demandará 15 días de competencia repartidos en 14 etapas totalmente diferentes.

Un evento deportivo único en el mundo, por lo menos así le aseguró a Infobae Etienne Lavigne, el Director General del Rally Dakar, una carrera que transitará por décima vez en las distintas regiones de Sudamérica.

Con 54 años, el francés espera con ansias al 6 de enero, pero con mucho más entusiasmo el 20, fecha en la que culminará la última etapa, la que más disfruta.

La presentación oficial se realizó en Córdoba
La presentación oficial se realizó en Córdoba

-¿Qué es el Dakar para Etienne Lavigne?

-Ufff. Es una gran parte de mi vida. Empecé a formar parte del Dakar en 1992, dentro de la logística, y soy responsable general del evento desde la edición del 2005. Es una gran parte de mi vida, es un evento que conozco bien y me gusta mucho. Es una aventura súper interesante de armar y organizar. Además, diagramar la aventura de los otros es como una propia aventura.

-¿Cuál cree que es la clave para que hoy el Dakar haya llegado a la edición número 40?

-Yo pienso que en 2008, cuando cancelamos la etapa, fue un desafío para nosotros imaginar mantener el evento y hacerlo sobrevivir. Por suerte teníamos acuerdos con Argentina y Chile para armar el evento aquí en 2009 y fue un éxito la primera edición latina. Es verdad que es otro tipo de evento, pero los ingredientes del éxito en el mundo son siempre los mismos: motos, autos, camiones, quads; todo tipo de terrenos, una aventura extrema y un montón de etcéteras.

El Dakar no es solamente una competencia motora, no es una carrera común, es “La Carrera”.

-¿Con cuánto tiempo se organiza una competencia como ésta?

-Necesitamos un año completo para hacerlo bien. Actualmente ya estamos proyectando el 2019.

Etienne Lavigne, Director General del Dakar
Etienne Lavigne, Director General del Dakar

-Tras amenazas terroristas en Mauritania en 2008, se cumplirán 10 años de la mudanza del Dakar a Sudamérica, y Argentina nunca estuvo ausente en el recorrido, ¿A qué se debe?

-Porque Argentina es como nuestra casa. Es el corazón del evento desde la primera edición, somos casi "porteños" porque estamos aquí casi todo el año. Es verdad que toda la base de la logística está en Argentina. Tenemos talleres en Córdoba, oficinas y demás.

¿Recuerda cómo se desarrolló el Dakar anulado del 2008?

-Fue terrible, súper difícil, porque trabajamos todo el año para producirlo y al último momento, la última semana previa, tienes que detener y cancelar todo. El aspecto financiero es el peor porque has invertido todo el presupuesto y tienes que devolver la plata a cada uno, el balance es obviamente súper dramático.

-La vuelta a Perú después de cinco años de ausencias también es un punto importante, ¿A qué se debió su ausencia y su reciente incorporación?

-El Dakar es un evento deportivo, pero sin el apoyo de los países es imposible de armar. Es un evento 100% político. Si no hay un interés de un gobierno para recibir al evento, queda totalmente descartado porque sería imposible armarlo, es por eso que no estamos en condiciones de volver a Chile, porque por el momento no están interesados en el Dakar. Perú no estaba interesado en la competencia durante el proceso de elecciones nacionales y ahora al nuevo presidente le gusta el proyecto, quiere organizarlo y "puff" allí estaremos.

La tienen que ver, después está el tema de si gusta o no, pero es algo realmente diferente

-¿Por qué Paraguay no está en el recorrido de este año, como sí lo estuvo en el del 2017?

-Hay un momento en que debes elegir. Probamos cada año en cambiar el recorrido y mantener el nivel. Largar de Paraguay fue muy bueno, pero este año nos parece mejor salir desde Lima después de cinco años de ausencia. Son otros tipos de terrenos. En Paraguay fue muy interesante, se vivió con mucho entusiasmo y tiene una buena ubicación para la largada, pero tuvimos que elegir.

-Será la primera vez que Córdoba albergue el podio. ¿Se eligió por algún motivo en particular?

-Cada año necesitamos mantener el interés de los competidores, de los medios, del público. Necesitamos sorprender cada año. Córdoba aquí en Argentina, y en el mundo, es la capital del deporte motor. Hay una tradición y una cultura muy fuerte, y el público cordobés es un aficionado al motor. Estamos contentos de celebrar la llegada de la décima edición de Sudamérica en Córdoba Capital.

-Considerando que es un evento en el que predomina la naturaleza, ¿Qué tan en cuenta se tiene el cuidado ambiental?

Es súper importante el cuidado del medio ambiente. Si queremos mantener el interés por nuestro evento necesitamos sí o sí tomar en cuenta los problemas de la sociedad de hoy, y el medio ambiente es una obsesión y una preocupación. Se deben hacer bien las cosas. obviamente todos los ministerios medioambientales de cada país están muy implicados.

Son 15 días de competencia, tres países, 14 etapas completamente distintas.

-Los países participantes apoyan económicamente el proyecto. ¿Es una inversión rentable para ellos? Por qué?

-Si, porque nosotros vamos a invertir mucho en cada país. Vamos a comprar comida para toda la caravana, vamos a comprar combustible, a utilizar hoteles para tres mil personas. Además, el Dakar convoca a más de cuatro millones de espectadores que van a asistir al paso de la caravana y todos ellos van a consumir, comer, comprar merchandising. El otro caso positivo es la cobertura mediática, porque gracias al Dakar y su formidable máquina de producción de imágenes, vamos a poder ofrecer una ventana mediática sobre cada país y cada provincia en cada etapa. Eso saldrá en todo el mundo y es una formidable vitrina turística para valorizar las regiones geográficas de cada país.

-Entre los pilares en los que se apoya el Dakar, ¿Qué papel cumple la seguridad?

-Están todas al mismo nivel, todas son muy importantes. Este año vamos a convocar casi 25 mil efectivos en los tres países, desde la largada de Lima y la llegada a Córdoba, para resguardar la seguridad del publico y del evento. Es realmente una obsesión nuestra hacer bien las cosas. Tenemos varios medios de organización implicados en ese tema. Los medios locales, con las fuerzas de policías locales se encargan de la seguridad del público. Nosotros tenemos nuestra organización con 30 vehículos y 11 helicópteros que se dedican a la seguridad dentro de la competencia.

-¿Volverá el Dakar a Europa y África?

-No. Estamos bien aquí. Tenemos ideas para futuro y proyectos. En el continente hay una buena dinámica, tenemos el optimismo del público, una buena participación, el apoyo de los países está, y en África es muy difícil el tema de la seguridad. El tema geopolítico es complicado y por eso no tenemos la idea de volver.

Es realmente un evento que está fuera de lo convencional, tan particular como único.

-¿Hay planes de involucrar a Colombia o Ecuador?

-Sí. Mañana en París vamos a encontrarnos con responsables de Ecuador para proponerles un proyecto de llegada allá.

Etienne Lavigne comparte el día a día con los competidores
Etienne Lavigne comparte el día a día con los competidores

-¿Qué es lo que más disfruta Etienne Lavigne de la competencia?

-Durante el evento es difícil disfrutar, porque es muy intenso. Tenemos mucha presión en cuanto a la seguridad, los medios, los pilotos. No es el mejor momento para disfrutar, porque estamos muy concentrados. Es una satisfacción cuando terminamos el evento. Disfruto ver que se realizó una buena competencia, sin problemas, con buena participación, con buena cobertura mediática.

¿Qué le diría a las personas que aún no se sienten tan identificadas con el Dakar, que ún no conocen de lleno la competencia? 

El Dakar no es solamente una competencia motora, no es una carrera común, es "La Carrera". Es extrema, es realmente un evento único en el mundo. Lo tienen que ver, después está el tema de si gusta o no, pero es algo realmente diferente tanto de la fórmula 1, como del Rally. No hay nada equivalente en el planeta. Son 15 días de competencia, tres países, 14 etapas completamente distintas. Es algo poco común. En el mundo moderno de hoy es realmente un evento que está fuera de lo convencional, tan particular como único.

 

LEA MÁS: