El estudio de televisión se transformó en una mesa de La Raya. Con Alfio Basile y Mostaza Merlo como invitados, el programa de TyC Sports conducido por Gastón Recondo y protagonizado por Horacio Pagani tuvo un episodio épico gracias a las anécdotas contadas por los dos experimentados entrenadores que hablaron sin filtro.

Durante el mediodía futbolero los técnicos dejaron sus impresiones de la actualidad que vive la Selección e hicieron un repaso de lo que fueron sus días como futbolistas. En sus conceptos más destacados, el Coco mostró una versión crítica sobre Lionel Scaloni, quien liderará a la delegación argentina durante la próxima Copa América: "No me ofende pero me extraña como a todos. Debe ser el único caso en el mundo, aunque quizás hay algún caso en Finlandia o algún un país de esos. Me parece un muchacho bárbaro y me gusta como chamuya, pero no tiene experiencia". El hecho de no haber incursionado en ningún equipo antes de asumir el cargo que había dejado Jorge Sampaoli es un tema que todavía le hace ruido a Basile.

Como Basile es el entrenador en haber conseguido para el país los últimos dos títulos continentales disputados en Chile y Ecuador (1991 y 1993), el ex DT de Racing y Boca, entre otros, sorprendió con una intimidad en la relación que mantuvo con Gabriel Batistuta, máximo goleador durante su primer ciclo al frente de la Albiceleste: "Le he dicho que me hacía 40 goles por año, pero lo limpie en la final del 93 y puse al Beto Acosta. La noche anterior le dije una barbaridad, que era un desastre cómo estaba jugando. Entonces jugamos dos partidos más con Brasil y Colombia y en la final le dije iba a jugar. Entró y ganó el partido el".

Otro de los aspectos destacados se remitieron a la filosofía de Marcelo Bielsa, quien en el último tiempo volvió a instalar en la opinión pública el debate sobre el Fair Play, al pedirle a los jugadores del Leeds que se dejen convertir un gol, porque, según su mirada, habían conseguido ponerse en ventaja ante el Aston Villa con una acción impropia de los valores que transmite el deporte. "Yo ni loco me dejo hacer un gol", contestó Mostaza Merlo de inmediato, mientras que su colega lo acompañó con otro argumento que tiene la misma sintonía: "Mirá si me voy a ir al bombo para que me hagan un gol. Me mato antes. Hay cosas que no las logro entender, como las charlas técnicas con traductor. No existe un entrenador en el mundo que pueda dar indicaciones así, pero para que en Argentina se transmita un partido del Leeds United significa que hay un gran interés por Bielsa".

Finalmente, Basile también se refirió al recordado episodio que protagonizaron Teófilo Gutiérrez y Sebastián Saja en el vestuario de Independiente, luego de perder el clásico de Avellaneda, donde hubo trompadas, insultos y amenazas con armas: "Esperé a que me puteen todos los hinchas de Independiente después de la derrota y que entren todos los jugadores de Racing al vestuario. Estaban en el fondo y veía manos que iban y venían. Escuché algunos pequeños insultos y cuando me metí en el medio pensé acá la ligo también yo".

El relato no tuvo desperdicio, sobre todo por el cierre que le dio el Coco a una de sus mejores anécdotas: "Todos saben que fue el colombiano, ya le habíamos dicho que lo iban a buscar. Ya había bronca de Independiente con él y se hizo echar al agarrarse con el referee Pezzotta. Lo echó y perdimos el partido. Entonces se agarró con el número 1, Saja. Vi la pelea, nadie se metía a separar hasta que me metí yo. La pelea la ganaba Saja seguro, hasta que se calmó un momento y el colombiano sacó una máquina (revolver). Me la jugué y me quedé adelante del fierro. Nunca viví algo así dentro de un vestuario. Después entró la cana, lo cazaron, le sacaron el fierro y se lo llevaron".

Seguí leyendo