¿Qué desafíos enfrentan los amantes de las mascotas al buscar hogar?

Por Michele Lerner (Especial para The Washington Post)

(Getty)
(Getty)

Elena Ruiz y su pareja, Shawma Kerns, dan tanta prioridad a su deseo de rescatar animales que cambiaron de vecindario para encontrar un lugar con jardín.

La pareja tenía dos gatos cuando empezaron a buscar una casa desde su apartamento en Washington. Ahora que se han establecido en su nuevo hogar, han agregado un cachorro de rescate a su colección de animales salvajes.

"Nuestros animales determinaron los vecindarios que nos interesaban", dice Kerns. "Pudimos ver un lugar con un patio delantero cercado y un patio trasero que daba a Marshall Heights", un vecindario al sureste de DC, añade.

Ruiz dice que les hubiese gustado quedarse cerca de su antiguo barrio, pero su presupuesto los limitaba a un condominio en esa zona.

"Hemos sacrificado la ubicación y la transitabilidad, pero nos encanta porque estamos conociendo a todos nuestros vecinos y tenemos espacio para nuestros animales", agrega.

(iStock)
(iStock)

Los millennials, en particular, a menudo son motivados por sus perros a la hora de buscar una casa, según revela una reciente encuesta de esa generación de compradores realizada por Harris Poll para SunTrust Mortgage.

Los resultados de la encuesta dieron cuenta de que el deseo de un mejor espacio o un patio para un perro influyó en su decisión de comprar una primera casa. Los perros se encontraban entre los tres principales motivadores, citados por el 33 por ciento de los compradores, en comparación con el 25 por ciento que mencionó el matrimonio y el 19 por ciento que se refirió al nacimiento de un niño.

Robin Waugh, un agente inmobiliario de TTR Sotheby's International Realty, de Washington, dice que los perros son casi como niños para sus dueños y necesitan espacio para jugar, para sus juguetes y para poder interactuar con otros perros y personas.

Hace poco, Elizabeth y Patrick Carberry compraron una casa en Washington con la idea principal de poder acomodar a sus dos perros, Scruffy y Cody.

(iStock)
(iStock)

"He vivido con estos animales durante los últimos ocho años, primero en unos apartamentos y luego en un condominio. Pero una de mis perras ahora tiene 15 años y es más difícil para ella subir las escaleras. Es mucho más fácil estar en una casa, donde puedo abrir la puerta y dejarla salir. Creo que es importante que las personas con mascotas piensen en sus necesidades a largo plazo. Al igual que las personas, los perros crecen y envejecen, y sus necesidades también cambian", explica.

Alrededor del 68 por ciento de los hogares estadounidenses tienen mascotas, el 60 por ciento de los cuales son perros, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Propietarios de Mascotas de la Asociación Nacional de Productos para Mascotas. Hay casi 90 millones de perros mascota en los Estados Unidos.

Los compradores y vendedores de viviendas con perros, ya sea que estén buscando un condominio urbano o una casa suburbana con jardín, a menudo le dan una alta prioridad a la felicidad de sus mascotas. Algunas comunidades se han vuelto más amigables con estos animales de lo que lo habían sido antes gracias al desarrollo de parques para perros, donde los caninos pueden correr libremente. Los condominios y apartamentos también atienden las necesidades de los dueños de mascotas.

(iStock)
(iStock)

"Crecí en condominios en DC y Maryland, y nunca aceptaron mascotas, pero ahora es casi inconcebible que un condominio no sea apto para perros", asegura Valerie Grange, gerente de ventas de condominios en McWilliams Ballard. "La gente considera que sus mascotas están dispuestas a hacer más por ellos", añade al respecto.

Aunque un condominio diga que admite mascotas, según Lindsay Dreyer, propietaria de City Chic Real Estate en Washington, lo mejor es verificar la letra pequeña, ya que podría haber restricciones en el tamaño de la mascota, su raza y el número de animales permitidos.

Lisa Groover, agente de bienes raíces de McEnearney Associates en Old Town Alexandria (Virginia), se especializa en trabajar con dueños de perros.

"Mucha gente no se da cuenta de que varias jurisdicciones tienen regulaciones sobre la cantidad de perros que puedes tener o cuánto espacio necesitas", comenta Groover. "Además de eso, las asociaciones de propietarios y de condominios, a menudo, también tienen reglas", apostilla.

(Archivo)
(Archivo)

Aunque todas las jurisdicciones requieren que los perros tengan licencia y se vacunen, algunas áreas tienen ordenanzas de ruido y otras restringen la cantidad de perros que pueden tener dependiendo del tamaño de su propiedad.

"En la ciudad de Alexandria y en otras ciudades están limitando a un máximo de tres perros. En el condado de Fairfax hay una regla que dice que si tienes tres o cuatro perros, debes tener una propiedad con al menos 1.100 metros cuadrados. Esa cantidad aumenta si tienes más perros", aclara.

Groover trabajó con un comprador que tenía siete beagles y vivía en una casa adosada. Él necesitaba una propiedad con, al menos, 2.300 metros cuadrados.