El Tribunal Supremo de Venezuela en el exilio aseguró al primer ministro Cabo Verde que Alex Saab “miente descaradamente” para “evadir ser juzgado por crímenes graves”

En una carta al primer ministro de Cabo Verde, el juez Miguel Angel Martin explicó que el empresario acusado de ser testaferro de Maduro no tiene inmunidad diplomática

El juez Miguel Angel Martin, presidente del Tribunal Supremo de Venezuela en el exilio
El juez Miguel Angel Martin, presidente del Tribunal Supremo de Venezuela en el exilio

El empresario colombiano Álex Saab, acusado de ser testaferro del dictador venezolano Nicolás Maduro, declaró el lunes que fue “detenido de forma ilegal” en Cabo Verde y pidió al Gobierno d ese país que le libere para no ser entregado a Estados Unidos, que reclama su extradición para juzgarlo por lavado de dinero.

En un carta dirigida al primer ministro de Cabo Ulisses Correia e Silva, Saab se presentó como “enviado especial de la República Bolivariana de Venezuela” y alegó ser víctima de una “injusticia grande” porque, a su juicio, se viola su “inmunidad”.

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, exiliado en Washington, se hizo eco de esta declaración y envió su propia carta al gobierno de Cabo Verde para “alertar las intenciones del señor Alex Saab de evadir ser juzgado por los crímenes graves que le son imputados”.

“El señor Alex Saab en carta enviada a su persona miente descaradamente cuando afirma que es un enviado especial venezolano, y tiene inmunidad diplomática, por ello, en comunicado oficial del 16/07/2020 de la presidencia del Tribunal se desconoce la pretendida imposición de nacionalidad venezolana del señor Alex Saab”, comenzó el texto, firmado por los jueces Miguel Angel Martin Tortabú, presidente del Tribunal y presidente de la Sala Constitucional, Rommel Rafael Gil Pino, presidente de la Sala Electoral, y Ramón Pérez Linares, presidente de la Sala de Casación Civil.

Alex Saab
Alex Saab

Y agrega: “En el contenido de la carta, Alex Saab sigue mintiendo cuando alega que la nacionalidad se la otorgó Nicolás Maduro como ‘recompensa por sus servicios', y que su trabajo en Venezuela ha sido ‘negociar con gobiernos extranjeros y empresas privadas la creación de nuevos canales para obtener y entregar los muy necesitados alimentos, medicinas básicas y recambios necesarios para la industria del petróleo'”.

“La verdad, es que el señor Alex Saab no ejerce cargo diplomático según las leyes de Venezuela y las Convenciones Internacionales en materia consular; se trata de un ciudadano colombiano que tiene contratos con Nicolás Maduro Moros y su familia, y por existir causa probable ha sido acusado ante las Cortes de Nueva York y del Sur de la Florida de los Estados Unidos de Norte América, por lavado de dinero y prácticas corruptas, estimándose la malversación de más de USD 350 millones, para evadir sanciones impuestas al régimen de Maduro, considerado incluso como el ejecutor de un entramado criminal que se sirve de vehículos financieros de negociados del oro y del petróleo que pertenecen a los venezolanos”, argumentaron los jueces.

Los magistrados también explicaron al primer ministro de Cabo Verde una importante parte del historial del colombiano de 48 años. “El señor Alex Saab ha robado a la nación venezolana, y además de ser acusado por lavado de capitales y corrupción, existen causa probable de conexiones con el narcotráfico internacional y con grupos terroristas como las FARC, ELN y Hezbollah, quienes tienen bases de operaciones en territorio venezolano con la finalidad de generar desestabilización en el hemisferio, razón por la cual debe enfrentar la justicia por los delitos que le imputan. Nótese que en su carta admite la existencia de una Notificación Roja de captura emitida por la International Criminal Police Organization, conocida con sus siglas de “INTERPOL”, advirtieron.

“Con el mayor respeto, estamos confiados que el merecido puesto número 23 en el índice de democracia de The Economist, que coloca a la República Cabo Verde como la nación más democrática de África, y uno de los países más democráticos del mundo, es un ejemplo de justicia”, añade la carta, que concluye de la siguiente manera: “Como representantes del poder judicial de Venezuela, cumpliendo con los principios y deberes de la Constitución política de Venezuela, solicitamos interponer sus buenos oficios para anular el intento del régimen de Maduro Moros y sus mercenarios contratados como abogados, quienes intentan politizar un asunto que es competencia estricta de la justicia criminal”.

Alex Saab en prisión
Alex Saab en prisión

Extradición autorizada

Un tribunal de Cabo Verde dio luz verde la semana pasada a la extradición hacia Estados Unidos del empresario colombiano acusado por Washington de organizar una red de corrupción en beneficio de Nicolás Maduro. Su defensa decidió apelar.

Uno de sus abogados, Joao do Rosario, dijo que el tribunal de justicia de Barlovento notificó a los defensores su decisión de autorizar la extradición de Alex Saab, inculpado en Miami de lavado de dinero, y detenido durante una escala técnica de su avión en Cabo Verde en un viaje hacia Irán a mediados de junio.

Estados Unidos acusa a Saab de gestionar una vasta red que ha permitido a Nicolás Maduro y a su régimen desviar la ayuda alimentaria a Venezuela en beneficio propio.

“Utilizan la comida como forma de control social, para recompensar los apoyos políticos y penalizar a los opositores, en tanto embolsan centenares de millones de dólares gracias a varios asuntos fraudulentos”, había denunciado en julio de 2019 el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, señalando que habría sanciones económicas contra Saab.

Dos meses más tarde, Washington impuso nuevas sanciones contra quince empresas vinculadas al empresario colombiano, incluidas en una lista negra estadounidense como “beneficiarias”.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Un pedido desesperado y una comparación con los narcos: la carta del testaferro de Nicolás Maduro al primer ministro de Cabo Verde

La esposa de un oficial preso le contestó a Alex Saab: “Usted se queja por dos días incomunicado, la Dirección de Inteligencia tuvo 45 días a mi esposo secuestrado”



MAS NOTICIAS