La Asamblea Nacional de Venezuela (AP)
La Asamblea Nacional de Venezuela (AP)

La Asamblea Nacional de Venezuela (Parlamento, de mayoría opositora) decretó este martes una Ley de Amnistía para funcionarios civiles y militares que "colaboren en la restitución del orden constitucional" del país, en referencia a la presunta usurpación de la presidencia a manos de Nicolás Maduro.

En el primero de sus 6 artículos, la herramienta legal decreta la "amnistía" para todos aquellos que "contribuyan a la defensa de la Constitución como deber establecido en los artículos 333 y 350" de la Carta Magna venezolana.

De igual forma, la ley decreta el "reconocimiento de todas las garantías de reinserción democrática" de los funcionarios de las fuerzas de seguridad que presten ese servicio a la nación como un "deber" del Parlamento.

Recuerda también el decreto ley que "todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar con el restablecimiento" de la efectiva vigencia de la Constitución, que según la Cámara no se cumple.

Durante la discusión del texto, el presidente del Parlamento, Juan Guaidó, extendió un reconocimiento a todas las víctimas que, aseguró, ha dejado la represión en los 20 años de Gobierno chavista.

Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela (REUTERS/Manaure Quintero)
Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela (REUTERS/Manaure Quintero)

En ese sentido, pidió a los funcionarios de seguridad "un voto de confianza", asegurando que la amnistía y garantías serán para todos los que "sí quieren ser protegidos por el imperio de la ley", y que nadie pretende "torcer brazos", sino "estrechar manos".

El acuerdo, que según Guaidó será distribuido "por todas las unidades y todos los cuarteles militares" de Venezuela, se decreta en medio del nuevo episodio de tensión política, luego de la jura de Maduro para un nuevo mandato cuya legitimidad la oposición no reconoce.

Esta misma jornada, el Legislativo acordó "declarar formalmente la usurpación de la Presidencia" por parte de Maduro y, por lo tanto, "asumir como jurídicamente ineficaz la situación de facto" del líder chavista, así como repudiar por "nulos todos los supuestos actos emanados del Poder Ejecutivo".

Maduro juró el jueves su segundo mandato de seis años luego de haber obtenido la reelección en mayo pasado en unos comicios señalados de fraudulentos, y en los que no participó el grueso de la oposición.

Por esta razón, la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE) no reconocen la legitimidad del segundo mandato del chavista

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: