Power bank: consejos para comprar una batería adecuada

Las baterías portables pueden ser de gran ayuda y útiles en muchas situaciones de la vida diaria

Las power bank pueden ser muy útiles (Foto: Pixabay)
Las power bank pueden ser muy útiles (Foto: Pixabay)

Los dispositivos electrónicos son indispensables en la vida diaria actual. Quedarse sin batería del teléfono móvil o la portátil en el trabajo puede hacer que un día normal se complique innecesariamente, de ahí que una solución pueda ser llevar una power bank guardada en la bolsa o mochila.

Las power bank son baterías portátiles para cargar dispositivos, se pueden llevar a cualquier lugar por su tamaño. Incluso puede ser más cómodo que guardar cables de carga de diferentes dispositivos.

Para quienes ya se han decidido en comprar una power bank, lo único que queda es decidirse cuál es mejor para cubrir sus necesidades y elegir, de entre todo el mercado de baterías portables disponibles, la indicada por su precio, calidad y capacidad.

Capacidad

Antes de comprar una power bank, lo mejor es verificar su capacidad, ya que es una característica fundamental. Esta se mide en miliamperios-hora (mAh), y algo es seguro, tiene que ser más grande que la del dispositivo para poder usarlo al menos un par de veces o se pueda ocupar por varias personas y valga la pena la inversión.

Imagen de referencia (Foto: Pixabay)
Imagen de referencia (Foto: Pixabay)

Para saber cuántos mAh tiene nuestro teléfono se puede revisar las especificaciones en la caja o bien, buscar en Internet. Por ejemplo, un iPhone 13 Pro Max tiene una batería de 4,352 mAh con una duración de aproximadamente 25 horas de streaming de video, junto a otras horas de reproducción de música y más.

En este caso, se debería de buscar una power bank con un mínimo de 12,0000 mAh para que se pueda cargar al menos en dos ocasiones ese modelo de iPhone. Dicho de otro modo, la capacidad de la batería debe ser casi el triple que la del dispositivo.

Al invertir en una power bank se debe considerar irá perdiendo capacidad de potencia con el tiempo, como es usual con todos los dispositivos al inicio “duran más” y progresivamente disminuyen su suficiencia. Al ser mayor, se está asegurando que su tiempo de uso sea más prolongando.

Velocidad de carga y puertos

Además de la capacidad se debe de revisar que el tipo de conector del teléfono móvil, reloj inteligente, tableta, entre otros, lo tenga la power bank para que de ese modo no haya sorpresas o se tenga que comprar un adaptador. Diferentes tipos de entradas será mejor que solo un par.

Puertos USB (Foto: Archivo)
Puertos USB (Foto: Archivo)

Otra opción es que permita cargar el teléfono de forma inalámbrica, es decir, poniendo al teléfono en su superficie. Será necesario revisar la compatibilidad antes de comprarla.

Cabe recordar que 5 W (5V, 1A) es carga lenta y 10 W (5V, 2A) es rápida. Hay que asegurarse que cuando la power bank se ponga a cargar sea de forma rápida y no lenta para no perder tiempo, ya que su utilidad es poder llevarla de reserva a cualquier lugar. Esperar por ella sería casi igual que poner a cargar directamente el dispositivo.

Buscar y comparar

Afortunadamente ya hay muchas opciones en el mercado, así que solo falta dedicarle un poco de tiempo a la búsqueda para encontrar la mejor opción. Cabe señalar que quizá sea necesario ir a tiendas físicas y comparar los precios que tienen las tiendas en línea, ya que suelen variar los costos en un mismo producto.

No siempre un precio alto es sinónimo de gran calidad, así que hay que tener cuidado y guiarse con los aspectos que se necesitan. Cabe señalar que también dependerá de los gustos de cada persona, ya que habrá quienes prefieran una diseño moderno sobre una mejor carga.

SEGUIR LEYENDO



TE PUEDE INTERESAR