El alcalde de Bucha dijo que alrededor de 320 civiles fueron asesinados por el ejército ruso

El funcionario dijo que presenció personalmente la ejecución de varias personas a manos de las fuerzas de Putin

Un policía toma notas mientras examina los cuerpos de civiles asesinados que fueron hallados en Bucha, presuntamente a causa de disparos de las fuerzas rusas que ocuparon la ciudad. REUTERS/Oleg Pereverzev
Un policía toma notas mientras examina los cuerpos de civiles asesinados que fueron hallados en Bucha, presuntamente a causa de disparos de las fuerzas rusas que ocuparon la ciudad. REUTERS/Oleg Pereverzev

El alcalde de Bucha, Anatoly Fedoruk, dijo que alrededor de “320 civiles fueron asesinados por el ejército ruso” durante la ocupación de la ciudad.

Entrevistado por la BBC, el funcionario dijo que presenció personalmente la ejecución de varias personas a manos de las fuerzas de Putin.

“He visto numerosos episodios: tres coches con civiles a bordo que intentaban salir de la ciudad en dirección a Kiev fueron atacados brutalmente por el fuego” de los militares, “una mujer embarazada cuyo marido gritaba que no le dispararan, brutalmente golpeada” , dijo. Fedoruk también contó que las fuerzas rusas desataron verdadera cacería humana contra los políticos locales.

El funcionario también se dirigió al ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, quien negó las acusaciones de crímenes de guerra hechas contra los soldados rusos y lo instó a “venir a la ciudad de Bucha”, mirar los cuerpos de los muertos y “mirar en los ojos a sus familiares, madres, maridos, niños huérfanos”.

Bucha, un suburbio ubicado en el noroeste de Kiev, fue ocupada por las tropas rusas los primeros días de la invasión. Tras el repliegue de los soldados a finales de marzo, las autoridades ucranianas descubrieron decenas de cadáveres vestidos con ropa de civil, algunos con las manos atadas detrás de la espalda. Tras semanas de horror durante la ocupación rusa, los habitantes de Bucha siguen buscando desesperadamente a sus familiares desaparecidos.

Un empleado del servicio funerario se sienta junto a cuerpos de civiles, recogidos de las calles al cementerio local, mientras continúa el ataque de Rusia contra Ucrania, en la ciudad de Bucha, en las afueras de Kiev, Ucrania, 6 de abril de 2022. REUTERS/Oleg Pereverzev
Un empleado del servicio funerario se sienta junto a cuerpos de civiles, recogidos de las calles al cementerio local, mientras continúa el ataque de Rusia contra Ucrania, en la ciudad de Bucha, en las afueras de Kiev, Ucrania, 6 de abril de 2022. REUTERS/Oleg Pereverzev

Hoy, el secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Humanitarios dijo que una investigación sobre lo ocurrido es “próxima etapa”.

“El mundo ya está profundamente conmocionado”, afirmó Martin Griffiths a un responsable de la alcaldía de Bucha, asegurando que “la próxima etapa es realizar una investigación”.

En tanto, la retirada de las fuerzas rusas de la región de Kiev y del resto del norte de Ucrania “está en gran parte culminada”, indicó una fuente militar occidental.

Ahora, el este de Ucrania es ahora el objetivo prioritario del Kremlin. Su ministerio de Defensa anunció el jueves el bombardeo con misiles de cuatro depósitos de carburante que abastecían a las fuerzas ucranianas.

Por eso, Ucrania urgió a los civiles del este del país a aprovechar “la última oportunidad” para salir antes de la inminente ofensiva rusa y reclamó a los miembros de la OTAN “armas, armas y armas” para defenderse.

Para las autoridades ucranianas, Moscú se apresta a lanzar un ataque de gran envergadura en la zona. “Los próximos días son tal vez la última oportunidad de salir”, dijo en Facebook el gobernador de la región de Lugansk, Sergiy Gaiday, indicando que los rusos “estaban cortando todas las vías posibles de salida”. “No duden en evacuar”, insistió.

En la víspera, 1.200 personas fueron evacuadas de esa zona. El nuevo llamado concierne especialmente a la ciudad de Severodonetsk, el punto más oriental bajo control de Kiev y sacudida de manera permanente por bombardeos rusos.

Los ucranianos temen una situación parecida a la de Mariúpol (sureste), el puerto del mar de Azov que lleva semanas asediado y con miles de personas atrapadas en condiciones atroces.

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR