Volcán Cumbre Vieja: cerraron el aeropuerto de la isla de La Palma por una nube de cenizas

Las aerolíneas que operan en la terminal se vieron forzadas a paralizar sus actividades por causas de fuerza mayor, ya que la situación ha empeorado considerablemente

Suspendieron las actividades en el aeropuerto de la isla española de La Palma por una nueva nube de humo (FOTO: REUTERS)
Suspendieron las actividades en el aeropuerto de la isla española de La Palma por una nueva nube de humo (FOTO: REUTERS)

El aeropuerto de la isla española de La Palma cerró nuevamente este jueves debido a una nube de cenizas procedente del volcán Cumbre Vieja, que está en erupción desde hace más de dos semanas, indicó a la AFP AENA, el operador de los aeropuertos españoles.

El aeropuerto se encuentra “inoperativo por el momento”, ya que hay “que hacer trabajos de limpieza” de las pistas, indicó una portavoz de AENA. El aeropuerto ya había permanecido cerrado varios días a finales de septiembre por las cenizas del volcán, situado en esta isla del archipiélago atlántico de Canarias.

Las aerolíneas que operan en la terminal se vieron forzadas a suspender sus actividades por causas de fuerza mayor, ya que la situación de la ceniza en suspensión en la isla del archipiélago atlántico de las Canarias ha empeorado considerablemente y está previsto que continúe así al menos hoy, lo que no permite que se desarrollen las operaciones con los requisitos de seguridad necesarios.

Las aerolíneas se mantienen atenta a la evolución meteorológica para recuperar la actividad en cuanto sea posible en condiciones de seguridad.

La situación de la ceniza en suspensión en la isla del archipiélago atlántico de las Canarias ha empeorado considerablemente (FOTO: EFE)
La situación de la ceniza en suspensión en la isla del archipiélago atlántico de las Canarias ha empeorado considerablemente (FOTO: EFE)

Mientras, la actividad del volcán se ha mantenido estable durante las últimas horas, con “comportamientos constantes” y la lava discurriendo por una única colada de forma fluida.

De acuerdo con el último informe de situación del Departamento de Seguridad Nacional, publicado a las 06:00 GMT, “aunque el número de seísmos y su magnitud han disminuido en las últimas horas, aún se producen movimientos sentidos por la población y que podrían originar pequeños derrumbes de la colada en zonas de pendiente”.

El delta lávico o fajana creado por la caída de lava sobre las aguas del océano continúa su crecimiento en dirección norte-sur y ocupa ya una superficie de unas 38 hectáreas.

El informe, que usa como fuentes al Gobierno de Canarias, la Dirección General de Protección Civil y el Instituto Geográfico Nacional, recuerda que se ha formado un tubo lávico que permite la salida directa de lava al mar, “lo que consigue que el ancho de la colada no aumente y por tanto no afecte a más construcciones”.

La superficie afectada por las coladas es de casi 422 hectáreas.

El delta lávico o fajana creado por la caída de lava sobre las aguas del océano continúa su crecimiento
El delta lávico o fajana creado por la caída de lava sobre las aguas del océano continúa su crecimiento

Por otra parte, la emisión de cenizas volcánicas alcanza una altura de 3.000 metros y el viento la dirige hacia el noreste.

Mientras, continúa la ola de solidaridad con los afectados, que a través de donaciones de particulares, entidades y empresas privadas de todo el mundo, ha recaudado ya más de 4,1 millones de euros, según señala el órgano de gobierno de La Palma.

Desde este miércoles está abierta la subasta en línea de las camisetas de la selección española de fútbol firmadas por los jugadores, una iniciativa de la Federación Española de Fútbol para recaudar fondos para los afectados.

(Con información de AFP y EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR