La elite de Corea del Norte comienza a preocuparse por la ausencia de Kim Jong-un y crecen las especulaciones

Los rumores sobre la salud del dictador norcoreano aumentan a diario. Hasta las últimas horas, la elite del régimen no mostraba signos de alarma. Sin embargo, esa tranquilidad ya no existe

Kim Jong-un conduce la competencia de fuego de artillería en esta imagen publicada por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA) el 20 de marzo de 2020. Fue una de las últimas imágenes públicas del dictador (Reuters)
Kim Jong-un conduce la competencia de fuego de artillería en esta imagen publicada por la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte (KCNA) el 20 de marzo de 2020. Fue una de las últimas imágenes públicas del dictador (Reuters)

Miembros del gobierno y del partido único de Corea del Norte muestran por estas horas signos de preocupación por la prolongada ausencia de Kim Jong-un, quien no es visto en público desde hace semanas y cuyo estado de salud es objeto de especulaciones desde hace ya nueve días, cuando el periodista Bruce Klinger, de la cadena de noticias CNN, señalara que el “líder supremo” estaba en “grave estado.

Ahora, el diario Daily NK -medio de Corea del Sur especializado en información sensible del régimen de Pyongyang- informó que funcionarios cercanos al poder y miembros del Partido del Trabajo mostraron su consternación por no saber nada sobre el dictador de 36 años. “Cuadros de alto nivel junto con empresarios con fortunas asocian con el estado están extrañados por la desaparición de Kim y se preguntan si tiene problemas de salud”, dijo una fuente secreta al periódico surcoreano.

Ahora hay personas que piensan que la desaparición de Kim se debe a un problema de salud y se dicen mutuamente que han escuchado que recibió algún tipo de tratamiento médico”, agregó la fuente cuya identidad no fue revelada. “Los funcionarios realmente no saben mucho sobre la salud de Kim. Pero, algunos miembros de la familia y amigos cercanos se preguntan por qué los médicos de Kim no pudieron cuidarlo adecuadamente si su salud era tan pobre”.

Esos mismos funcionarios y allegados a la cúpula norcoreana aseguraron además que de haber muerto el dictador, ellos hubieran sido informados entre dos y tres días después del hecho. Sin embargo, ponen dudas respecto a si finalmente les comunicarán respecto a si está en grave estado o vegetativo, como especulan algunos medios.

De todos modos, algo queda claro. El discurso en todo Pyongyang se centra no en los problemas de salud del “líder supremo”, sino en las fallas en las que habrían incurrido los médicos que debían cuidar su salud. Si algo le pasara al heredero déspota, serán los profesionales de la salud quienes carguen con su muerte.

Lo primero que llamó la atención entre los más cercanos al poder de Corea del Norte fue la ausencia de Kim Jong-un en la conmemoración de Kim Il-sung, su abuelo. Es una de las celebraciones más importantes de cada año en aquel hermético país. La festividad se produjo un día después del último ensayo misilístico del régimen, lo que también abrió especulaciones respecto a la posibilidad de que el “líder” hubiera sido herido durante las pruebas. “Es impactante y muy confuso para la gente que Kim simplemente enviara flores y no se presente para la conmemoración”, agregó el informante.

Las teorías sobre la desaparición de Kim Jong-un

El primer informe creíble de que algo estaba mal con Kim fue también uno de los menos alarmantes. Daily NK, un medio de comunicación con sede en Seúl que reúne información entregada por personas dentro de Corea del Norte, informó el 21 de abril que Kim se había sometido la semana anterior a un “procedimiento quirúrgico cardiovascular” y que ya estaba prácticamente recuperado.

El informe, atribuido a una sola persona no identificada, brindaba varios detalles específicos, como que Kim fue tratado en el Centro Médico Hyangsan, en las afueras de Pyongyang. Si bien ningún Gobierno ha ratificado el informe, autoridades surcoreanas dijeron posteriormente que se creía que Kim estaba realizando “actividades normales” en una zona rural del país con la ayuda de asesores cercanos, lo que podría ser coherente con la explicación de su recuperación.

Kim Jong-un está vivo y bien”, dijo el domingo Moon Chung-in, asesor especial del presidente de Corea del Sur, a Fox News. Sin embargo, Moon agregó que Kim se estaba quedando en el área costera de Wonsan desde el 13 de abril, lo que chocaría con la información Daily NK.

Kim Jong-un junto a su hermana Kim Yo-jong durante su reunión en la Casa de la Paz en la aldea de Panmunjom (Reuters)
Kim Jong-un junto a su hermana Kim Yo-jong durante su reunión en la Casa de la Paz en la aldea de Panmunjom (Reuters)

Horas después del artículo de Daily NK, CNN entregó una evaluación mucho más preocupante sobre la salud de Kim. Informó que Estados Unidos estaba monitoreando investigaciones de inteligencia que sugerían que estaba en “grave estado de salud“ tras la cirugía. Por su parte, Bloomberg News señaló que a las autoridades estadounidenses les llegó la información de que Kim estaba en condición crítica, pero que no estaban seguros de su estado actual.

Si bien el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo el jueves que creía que la información de CNN era “incorrecta” y se basaba en “documentos antiguos”, los rumores sobre el deterioro de la condición de salud de Kim no hicieron más que acelerarse en las redes sociales. El sábado, Reuters informó que el Departamento Internacional del Partido Comunista Chino envió el jueves a Corea del Norte un equipo de expertos médicos para asesorar sobre Kim. El servicio de noticias, que citó a tres personas con conocimiento con la situación, indicó que no estaba claro lo que señalo la delegación sobre la salud de Kim.

El equipo médico chino también podría apuntar a lo que ahora es un problema de salud más común: COVID-19. Si bien Corea del Norte no ha dado a conocer información sobre contagios, el país ha puesto en cuarentena a miles de personas, y el comandante de las fuerzas de los Estados Unidos en Corea del Sur dijo que estaba “bastante seguro” de que el país tiene casos. China ha estado enviando expertos a todo el mundo para ayudar a combatir la pandemia que comenzó en su territorio.

El diario JoongAng Daily, con sede en Seúl, informó el lunes que el líder norcoreano estaba en cuarentena. El periódico, que citó a una persona no identificada en China, dijo que Kim estaba cuidando su salud después de que a uno de sus guardaespaldas se le diagnosticara COVID-19. Es por eso que China envió a unos 50 empleados médicos a Corea del Norte, según el periódico.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: