La dolorosa historia del Hospital San Roque: encontraron restos de nonatos y mujeres embarazadas

El Instituto Nacional de Antropología e Historia halló nueve esqueletos completos y variedad de huesos durante las obras de restauración en la sede del nuevo Museo de la Talavera y Arte Popular en Puebla

De acuerdo a los especialistas, los restos humanos corresponden a mujeres embarazados, nonatos y un hombre (Foto: INAH)
De acuerdo a los especialistas, los restos humanos corresponden a mujeres embarazados, nonatos y un hombre (Foto: INAH)

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) develó una de las historias más trágicas que se han encontrado en los últimos años al realizar un proyecto de salvamento arqueológico y es que fueron hallados restos óseos en el antiguo Hospital de San Roque, en la capital del estado de Puebla.

De acuerdo a la dependencia, al interior del inmueble que data del siglo XVI, un equipo de expertos recuperaron evidencia de, al menos, nueve esqueletos humanos completos y numerosos restos óseos dispersos por toda la propiedad, mismos que podrían pertenecer a la época virreinal, aunque no se descartan que otros restos sean del siglo XX.

“Aunque muchos de los restos humanos son de época virreinal, dada la presencia cercana de algunos tiestos vidriados y cerámicos, algunos no son tan antiguos y podrían corresponder al siglo XX, de acuerdo con su ubicación en estratos superiores de tierra y por el material asociados a estos”

En las primeras hipótesis sobre el porqué de tal descubrimiento, se dedujo que se podría tratar de un espacio que fue utilizado como fosa común el pasado, debido a que los restos están depositados como suele ocurrir en estos sitios, además de presentar posibles huellas de hematomas por episodios de violencia.

Se presume que se pudo tratar de una fosa común (Foto: INAH)
Se presume que se pudo tratar de una fosa común (Foto: INAH)

Ante los restos con signos de violencia, la responsable del proyecto, Elvia Cristina Sánchez de la Barquera Arroyo, indicó que uno de los esqueletos completos pudo pertenecer a “un individuo masculino que murió entre los 40 y 45 años de edad, cuyo cráneo presenta dos lesiones en la región central del hueso frontal”.

Mientras que la arqueóloga Brenda Suárez y la bióloga Felicitas Rojas explicaron que el cráneo de dicho hombre no muestra evidencias de recuperación ósea, lo cual indicaría que ese par de heridas le causaron la muerte por traumatismo craneoencefálico.

En tanto, el arqueólogo Carlos Morales explicó que dos de los nueve restos de mujeres que fueron hallados durante la excavación contenían en las costillas huesos de nonatos con diversos estados de gestación.

“El hecho de que en otros sedimentos también se han ubicado restos de nonatos, indica que hubo abortos al interior del lugar y que eran arrojados a las fosas”, explicó el experto.

El Hospital se creó para atender a los españoles que venían a la Nueva España (Foto: INAH)
El Hospital se creó para atender a los españoles que venían a la Nueva España (Foto: INAH)

Finalmente, el instituto notificó que los restos óseos recuperados están siendo atendidos en procesos de limpieza y registro, para después ser resguardarlos en el Centro INAH Puebla y realizar futuros estudios, entre ellos uno especial para precisar la antigüedad y fecha.

Además, informaron que pasarán por procesos similares los elementos cerámicos, incluido un grupo de nueve objetos de época virreinal (entre las que destacas jarras, platos, etc.), los cuales fueron recuperados con más del 50% de sus partes y que serán restaurados como parte del proyecto.

“Estamos realmente trabajando en las entrañas del sitio y lo que hemos encontrado es una historia triste a nivel humano, por la forma en que muchos de estos cuerpos fueron arrojados a las fosas sin un orden legal y sin lo que se dice ‘cristiana sepultura’”
El espacio se está recuperando para ser un nuevo museo (Foto: INAH)
El espacio se está recuperando para ser un nuevo museo (Foto: INAH)

Hospital de San Roque

El nosocomio fue fundado por miembros de la Orden de la Caridad del Mártir San Hipólito, con el fin de atender a los españoles que venían al continente americano durante los años de 1600, debido a que Puebla se ubicaba un punto medio entre Veracruz y la capital de la Nueva España.

Duró como hospital hasta el siglo XX; sin embargo, tras cerrar sus puertas, el edificio entró en una etapa de abandono que facilitó a los buscadores de tesoros entrar en él. Así saquearon la fuente de su patio principal y su material constructivo, lo cual afectó la estabilidad estructural del inmueble.

Al ser recuperado por las autoridades y el INAH, el antiguo Hospital de San Roque se convertirá en el Museo de la Talavera y Arte Popular de Puebla, como un foro de exposición para los creadores de las regiones indígenas de la entidad.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR