“El pacto patriarcal es el pacto por la impunidad”: Lydia Cacho criticó a autoridades que desecharon sus investigaciones de pederastia

La periodista aseguró que en cuanto se encubre un crimen, se están realizando otros 10 porque “todos son abusos de poder”

Lydia Cacho aseguró que existe un pacto patriarcal entre los jueces y fiscales de México (Foto: Twitter/@lydiacachosi)
Lydia Cacho aseguró que existe un pacto patriarcal entre los jueces y fiscales de México (Foto: Twitter/@lydiacachosi)

En un entorno donde, en las últimas semanas, la política mexicana se ha llenado de señalamientos y denuncias por acoso y abuso sexual; así como por violencia de género y hasta pederastia contra candidatos de diversos partidos políticos, la periodista Lydia Cacho emitió su opinión al respecto, y reveló algunas situaciones que vivió con algunos políticos y fiscales.

A través de su cuenta de Twitter, la también activista utilizó como ejemplo el caso por el cual fue perseguida por el exgobernador de Puebla, Mario Marín, a quien apenas hace unos días, el 10 de febrero, le dictaron auto de formal prisión por el delito de tortura contra Cacho.

En un primer tuit, indicó que existe un pacto patriarcal entre los hombres, el cual les da un alto grado de impunidad a la hora de enfrentar los crímenes por los cuales han sido señalados o denunciados, pues entre ellos se apoyan en lugar de buscar un bienestar general para el país.

Los pedófilos tejen redes de complicidad igual que los violadores de mayores de edad. El #PactoPatriarcal es el pacto por la impunidad criminal y vamos en contra de él porque destruye todo lo que es bueno para el pueblo mexicano”, escribió.

Ricardo Henaine Mezher se vio beneficiado por enriquecimiento ilícito, mientras Mario Marín gobernaba el estado de Puebla (Foto: Twitter@/lydiacachosi)
Ricardo Henaine Mezher se vio beneficiado por enriquecimiento ilícito, mientras Mario Marín gobernaba el estado de Puebla (Foto: Twitter@/lydiacachosi)

La imagen con la que acompañó dicho mensaje, es un texto donde denuncia las acciones realizadas por Ricardo Henaine Mezher, quien se vio beneficiado, por enriquecimiento ilícito, mientras Mario Marín gobernaba el estado de Puebla.

Posteriormente, Cacho aseguró que durante los últimos 15 años, varios procuradores y fiscales del país le refutaron investigaciones. Sin embargo, les respondió “de frente y con datos duros”. Añadió que el pacto patriarcal integra a todos los partidos partidos con la explotación sexual infantil.

Finalmente, la escritora mexicana que tuvo que refugiarse en Madrid, señaló que al momento de encubrir un crimen, dicha acción conlleva a realizar otros 10 porque “todos son abusos de poder”, pues es “la exaltación de la opresión como fórmula política”.

Marín comenzó una persecución política contra la periodista debido a que en el año de 2005 (Foto: Twitter@/lydiacachosi)
Marín comenzó una persecución política contra la periodista debido a que en el año de 2005 (Foto: Twitter@/lydiacachosi)

Uno de los personajes a quien Cacho investigó por el delito de pederastia fue Kamel Nacif, también conocido como el “rey de la mezclilla”, quien estuvo involucrado junto con el empresario Succar Kuri y con Mario Marín.

Cabe resaltar que Marín comenzó una persecución política contra la periodista debido a que en el año de 2005 expuso en su libro Los demonios del Edén que tanto él como su ex subsecretario de Seguridad Pública del mismo estado, Adolfo Karam, y el empresario textilero Kamel Nacif, eran los responsables de mantener una red de pornografía y prostitución infantil con niños y niñas de entre cuatro y 14 años de edad.

Meses después de su publicación, Cacho fue detenida. Los delitos por los cuales se le acusó fueron de “difamación y calumnias”. Este procedimiento se llevó a cabo en el estado de Quintana Roo y la llevaron desde Puebla vía terrestre.

Desde ese año y hasta la fecha, la comunicadora ha buscado justicia (Fotos: Cuartoscuro)
Desde ese año y hasta la fecha, la comunicadora ha buscado justicia (Fotos: Cuartoscuro)

Posteriormente, la periodista contó que en el trayecto fue torturada psicológicamente por los oficiales, quienes amenazaron con abusar sexualmente de ella. También señaló que, cuando llegaron a Puebla, el trámite de su propuesta fue lento y tortuoso.

Incluso, detalló haber sido encerrada en un “calabozo inmundo” y le tomaron fotos desnuda al lado de un cuarto lleno de policías judiciales con una mampara transparente de por medio. El 17 de diciembre de ese año la periodista salió libre, luego de pagar una fianza de 70,000 pesos en efectivo.

Desde ese año y hasta la fecha, la comunicadora ha buscado justicia, la cual está más cerca de llegar debido a la captura y el auto de formal prisión en su contra.

MÁS SOBRE ESTE TEMA