A unas horas del temido pico máximo de COVID-19, las dudas sobre las cifras de López-Gatell no cesan

México espera este fin de semana la cumbre de la epidemia, justo en un momento en que la información del gobierno mexicano es puesta bajo la lupa por sus críticos

Las cifras de ‌López-Gatell‌ ‌y del gobierno mexicano han sido criticadas en los últimos días por diversos sectores (Foto: Secretaría de Salud)
Las cifras de ‌López-Gatell‌ ‌y del gobierno mexicano han sido criticadas en los últimos días por diversos sectores (Foto: Secretaría de Salud)

México atraviesa sus días más difíciles hasta ahora en su combate a la epidemia de coronavirus (COVID-19) en el país, que ya cobró la vida de más de 2,700 personas, mientras las cifras oficiales del gobierno reciben críticas cada vez más intensas desde diversos sectores de la sociedad.

En el sector político, los legisladores del principal partido opositor, el PAN (Partido Acción Nacional), mostraron este jueves su confusión con las cifras. Acusaron al subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, el principal portavoz oficial desde el inicio de la epidemia, de no ser claro con la información.

“El 8 de abril dijo que (los casos confirmados) debían multiplicarse por ocho. Después ya no pudo responder. Durante días puso pretextos para no dar el factor, cuando ya no pudo dijo que el Modelo Centinela ya no era el principal factor para conocer el comportamiento de la epidemia”, afirmó la senadora Kenia López en una conferencia virtual.

López-Gatell informó esta semana del cambio en el pronóstico del pico máximo de contagios para un par de días después de lo pensado (Foto: Cuartoscuro)
López-Gatell informó esta semana del cambio en el pronóstico del pico máximo de contagios para un par de días después de lo pensado (Foto: Cuartoscuro)

Y es que precisamente el Modelo Centinela es el que usa el gobierno mexicano para vigilar el crecimiento de la epidemia. Se trata de un mecanismo que identifica la ocurrencia de enfermedades de interés para la población, con base en los reportes de las 26,000 unidades médicas en todo el país a partir del cual se hacen estas estimaciones.

"Cualquier otro país puede tener solamente los casos observados, pero hay que corregir, multiplicarle por un número y en México, la epidemia es ocho veces más de lo que se ve”, explicó el subsecretario a principios de abril.

Cada semana, entonces, el gobierno mexicano informaría sobre los casos confirmados y los casos estimados por el Modelo Centinela, pero López-Gatell dejó de referirse a los segundos durante las conferencias diarias sobre el avance del coronavirus en el país.

El gobierno descartó el Modelo Centinela para la fase de contagios acelerada y dejó de informar sobre sus estimados (Foto: Daniel Becerril/ Reuters)
El gobierno descartó el Modelo Centinela para la fase de contagios acelerada y dejó de informar sobre sus estimados (Foto: Daniel Becerril/ Reuters)

Cuestionado por los reporteros, que insistieron en conocer las cifras que el gobierno manejaba sobre los casos estimados, López-Gatell respondió que en la etapa actual de la pandemia, cerca de su pico máximo de contagios en la fase 3, el Modelo Centinela ya no era el principal factor para conocer el comportamiento de la epidemia.

El funcionario explicó que debido a que la velocidad de ocurrencia de los casos es mucho mayor en esta fase, y que los tiempos en los que se procesan los datos del modelo centinela dependen de los cortes semanales de las 26,000 unidades médicas, ya no resulta práctica la medición.

Además, los cuestionamientos arreciaron, ya que los críticos aseguran que, sin el estimado de casos totales en el país y sin la realización de pruebas masivas, era imposible conocer el alcance de la epidemia de COVID-19. A pesar de ello, López-Gatell indicó a principios de esta semana que México había conseguido “aplanar” la curva de contagios.

La oposición le ha pedido al gobierno que realice pruebas masivas de COVID-19 para conocer el alcance real de la epidemia (Foto: UNAM)
La oposición le ha pedido al gobierno que realice pruebas masivas de COVID-19 para conocer el alcance real de la epidemia (Foto: UNAM)

El subsecretario de Salud explicó que México duplica la cantidad de casos cada seis días y no cada dos como ocurre en otros países, por lo que se comprueba que se ha aplanado la curva de contagios. “Esta es la razón por la que decimos, con ésta y otros elementos de evidencia, hemos aplanado la curva. Para que nadie se confunda y malinterprete, aplanar la curva no quiere decir que es exactamente plana”, apuntó.

Este martes, además, informó que gracias a que la sociedad mexicana había conseguido “aplanar” la curva de contagios hasta un 74% debido a las medidas básicas de distanciamiento social, el pronóstico para el pico máximo de contagios había cambiado para un par de días después del estimado 6 de mayo.

“¿Entonces a cuál López le creemos? Al que dice que estamos en el pico de la pandemia, al presidente (Andrés Manuel) López Obrador que dice que ya se domó la pandemia, o a López-Gatell que dice que se incrementarán los casos”, destacaron los senadores del PAN.

El pico de contagios se espera para el virnes 8 de mayo (Foto: José Luis González/ Reuters)
El pico de contagios se espera para el virnes 8 de mayo (Foto: José Luis González/ Reuters)

Y es que, si las autoridades sanitarias habían advertido que el pico comenzaría antes, López-Gatell precisó que se había retrasado para el 8 de mayo, es decir, para este viernes. “No podemos ganar en todos los frentes: si se reduce la curva, se expande el tiempo de la epidemia", explicó el funcionario.

La epidemia justamente se ha recrudecido esta semana. El miércoles, México registró un nuevo pico de casos positivos por COVID-19 en un periodo de 24 horas, con 1,609 nuevos casos confirmados en este tiempo, un aumento del 6.2% con respecto al día anterior.

El martes, por su parte, la República tuvo su pico de muertos más alto hasta ahora en un periodo de 24 por COVID-19: alcanzó 236 fatalidades entre el lunes y el martes, llegando a un gran total de 2,507 en total desde el inicio de la epidemia a finales de febrero, cuyo total llegó este miércoles a 2,704 muertos.

Uno de los pocos pronósticos del gobierno es un estimado de 6,000 muertes al final de este ciclo de la epidemia (Foto: Daniel Becerril/ Reuters)
Uno de los pocos pronósticos del gobierno es un estimado de 6,000 muertes al final de este ciclo de la epidemia (Foto: Daniel Becerril/ Reuters)

Un modelo epidemiológico para la Ciudad de México, conocido como SC-COSMO creado por el CIDE (Centro de Investigación y Docencia Económicas) y en colaboración con expertos de la Universidad de Stanford en California, Estados Unidos, indica que, con la intervención de distanciamiento social actual, que termina el 31 de mayo, aunque no se ha descartado su extensión, el pico de la curva epidemiológica sucedería el 21 de junio de 2020 con 28,757 casos nuevos confirmados ese día.

Asimismo, el número total de casos confirmados acumulados al final de esta proyección serían de 680,008. López-Gatell, en uno de los pocos pronósticos que ha dado a conocer, aseguró en su momento que se estiman 6,000 muertes al final del primer ciclo de la epidemia, sin mencionar cuántos casos acumulados se tienen calculados.

Estos son los pronósticos del modelo creado por el CIDE para la CDMX (Foto: CIDE)
Estos son los pronósticos del modelo creado por el CIDE para la CDMX (Foto: CIDE)

Esto ha desatado también las críticas de otros actores políticos, como el ex secretario de Salud, José Narro, quien cuestionó el Modelo Centinela como inadecuado para un virus nuevo como el COVID-19 y aseguró que el factor multiplicador que se realiza bajo este esquema es conservador.

Eso nos llevaría a tener más de un millón de contagios, no lo sé. No hay un estudio que nos pueda decir con precisión (cuántos casos hay). La última vez que el señor subsecretario habló de los posibles contagios habló de más de 100,000”, señaló el también ex rector de la UNAM.

En su rueda de prensa del miércoles, López-Gatell deslizó indirectamente una crítica a Narro tras el cuestionamiento de una periodista sobre las críticas de éste. "No sé si está en el PRI o si está en la UNAM, pero por ahí debe estar”, dijo, en referencia al opositor Partido Revolucionario Institucional.

Sin embargo, no dejó el tema sin antes recalcar que durante el tiempo que Narro fue titular de Salud, en la el último tercio del sexenio de Enrique Peña Nieto (2012-2018), cientos de hospitales fueron abandonados. “Son 307 hospitales abandonados, ahorita me acordé del doctor Narro, 307 hospitales quedaron abandonados en la administración inmediata anterior, por distintas razones”, precisó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

TE PUEDE INTERESAR