(Twitter: @XHNews)
(Twitter: @XHNews)

Una reserva natural en la provincia central de Sichuan, al suroeste de China, avistó por primera vez en la historia un oso panda albino en libertad, informaron este domingo medios locales.

La fotografía del animal, que también tiene los ojos rojos, fue tomada por una cámara de infrarrojos situada a más de 2.000 metros de altitud.

Según expertos de la reserva Wolong, que tomó la instantánea a mediados de abril, se podría tratar de un ejemplar de uno a dos años de edad que parece gozar de buena salud, aunque se desconoce cuál es su sexo.

"A juzgar por las fotografías, el panda es un albino, de uno a dos años", dijo Li Sheng, investigador de la Universidad de Pekín y especialista en osos, que estudió las fotografías, consigna la agencia local Xinhua.

(Twitter: @XHNews)
(Twitter: @XHNews)

"El panda se veía fuerte y sus pasos eran constantes, una señal de que la mutación genética podría no haber impedido su vida", agregó.

Al momento en que fueron captadas las fotos, el animal se encontraba cruzando el bosque, indicaron las autoridades de gestión de la reserva.

Ya se conocía la existencia de genes causantes del albinismo en pandas, aunque se trata de la primera vez que se fotografía a un ejemplar de piel totalmente blanca.

El albinismo existe en diferentes especies de vertebrados. La mutación albina inhibe la síntesis de melanina en el cuerpo de un animal. El albino por lo general no afecta la composición física y las funciones del animal. Podría hacer que sean más fáciles de descubrir y más sensibles a la luz solar directa, dijo Li.

La mutación albina es un gen recesivo. Solo cuando los pandas progenitores tienen ambos genes, el bebé puede mostrar los rasgos albinos.

Si este panda blanco se apareara con un panda normal, sus bebés de primera generación seguirán siendo blancos y negros. Pero sus bebés, portadores del gen albino, posiblemente darán a luz a pandas completamente blancos si sus parejas también portan tales genes, explicó Li a la agencia Xinhua.

Por su parte, ya se habían avistado algunos ejemplares con la piel marrón, algo que los expertos también consideraron una mutación genética.

El director de la reserva, Duan Zhaogang, explicó que instalarán más cámaras en la zona para rastrear las actividades de este peculiar mamífero plantígrado blanco.

Según el último censo de pandas realizado en 2014 por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), existen solamente 1.864 ejemplares en el mundo, y su hábitat natural se limita actualmente a seis zonas montañosas repartidas en las provincias chinas de Sichuan, Shaanxi y Gansu.

(Con información de EFE)