El año del coronavirus y las crisis humanitarias: las mejores fotos de 2020 tomadas por Médicos Sin Fronteras

La organización publicó una selección de imágenes tomadas en los últimos 12 meses que dan cuenta de la grave situación en poblaciones vulnerables en el contexto de la pademia

Un grupo de niños juega en el campo en Lanao del Sur, Filipinas, tras ser desplazados forzosamente por la violencia en Marawi (Veejay Villafranca/MSF)
Un grupo de niños juega en el campo en Lanao del Sur, Filipinas, tras ser desplazados forzosamente por la violencia en Marawi (Veejay Villafranca/MSF)

En un año marcado por la pandemia de coronavirus, no hubo rincón el planeta que no fuera golpeado por el covid-19. Pero no fue éste el único mal experimentado por distintas poblaciones vulnerables en todo el mundo: brotes epidémicos, crisis migratorias y de refugiados, conflictos armados y desastres naturales también marcaron al 2020.

Fotógrafos y fotoperiodistas de la organización Médicos Sin Fronteras, que proveyó atención médica en condiciones extremsas y al mismo tiempo lidiando con las limitaciones impuestas por el coronavirus, capturaron en imágenes (tomadas entre diciembre de 2019 y noviembre de 2020) algunas escenas diarias de estas numerosas crisis humanitarias, en un intento de visibilizarlas y dar un testimonio sobre las personas detrás.

Un niño de cuatro años recibe tratamiento tras resultar herido por la violenta explosión que sacudió el puerto de Beirut, en El Líbano (Mohamad Cheblak/MSF)
Un niño de cuatro años recibe tratamiento tras resultar herido por la violenta explosión que sacudió el puerto de Beirut, en El Líbano (Mohamad Cheblak/MSF)
Mohamed, de Mali, vive en Libia desde 2015. Quiere regresar a Mali pero no tiene suficiente dinero. Vino para escapar del conflicto en su país y encontrar trabajo para mantener a su familia. Es peón del municipio pero, como su trabajo está mal pagado, también recoge chatarra en un basurero (Giulio Piscitelli)
Mohamed, de Mali, vive en Libia desde 2015. Quiere regresar a Mali pero no tiene suficiente dinero. Vino para escapar del conflicto en su país y encontrar trabajo para mantener a su familia. Es peón del municipio pero, como su trabajo está mal pagado, también recoge chatarra en un basurero (Giulio Piscitelli)
Miembros de las organizaciones Médicos Sin Fronteras y SOS MEDITERRANEE realizan un ejercicio de rescate en el Mar Mediterráneo
(Anthony Jean/MSF)
Miembros de las organizaciones Médicos Sin Fronteras y SOS MEDITERRANEE realizan un ejercicio de rescate en el Mar Mediterráneo (Anthony Jean/MSF)
María Turcios observa los destrozos que la tormenta tropical Amanda dejó tras su paso por El Salvador (Vítor Peña/MSF)
María Turcios observa los destrozos que la tormenta tropical Amanda dejó tras su paso por El Salvador (Vítor Peña/MSF)
Migrantes abandonan un campo de refugiados en Grecia luego de que fuera destruido en un incendio (Enri Canaj/MSF)
Migrantes abandonan un campo de refugiados en Grecia luego de que fuera destruido en un incendio (Enri Canaj/MSF)
Así era la maternidad del hospital Dasht-e-Barchi, al oeste de Kabul, Afganistán, en un día normal de funcionamiento en diciembre de 2019. Poco después un número desconocido de atacantes asaltaron esta maternidad con explosiones y disparos que duraron horas matando a 16 madres, dos niños de 7 y 8 años y otras seis personas (Sandra Calligaro/MSF)
Así era la maternidad del hospital Dasht-e-Barchi, al oeste de Kabul, Afganistán, en un día normal de funcionamiento en diciembre de 2019. Poco después un número desconocido de atacantes asaltaron esta maternidad con explosiones y disparos que duraron horas matando a 16 madres, dos niños de 7 y 8 años y otras seis personas (Sandra Calligaro/MSF)
En el marco de la pandemia del nuevo coronavirus, un trabajador del sistema de salud municipal de Brasil habla con una familia durante las visitas a domicilio que se realizaron a orillas del lago Mirini, en la región amazónica de Brasil (Diego Baravelli /MSF)
En el marco de la pandemia del nuevo coronavirus, un trabajador del sistema de salud municipal de Brasil habla con una familia durante las visitas a domicilio que se realizaron a orillas del lago Mirini, en la región amazónica de Brasil (Diego Baravelli /MSF)
Souleman fue rescatado el 23 de agosto de un bote de goma, junto con su esposa Layla y su hijo Cillian de 2 años. En la foto, se encuentran en un ferry de cuarentena en Palermo, Sicilia. Septiembre de  2020 (Hannah Wallace Bowman/MSF)
Souleman fue rescatado el 23 de agosto de un bote de goma, junto con su esposa Layla y su hijo Cillian de 2 años. En la foto, se encuentran en un ferry de cuarentena en Palermo, Sicilia. Septiembre de 2020 (Hannah Wallace Bowman/MSF)
Un residente del campo para desplazados internos en Bama, estado de Borno, Nigeria, corta leña. Es un bien preciado para muchas personas desplazadas en Borno y, a menudo, se intercambia por alimentos y otros artículos esenciales (Scott Hamilton/MSF)
Un residente del campo para desplazados internos en Bama, estado de Borno, Nigeria, corta leña. Es un bien preciado para muchas personas desplazadas en Borno y, a menudo, se intercambia por alimentos y otros artículos esenciales (Scott Hamilton/MSF)
Abu Siddik es del estado de Rakhine en Myanmar. Aquí, está en el hospital de MSF en Kutupalong con su hijo de cinco años, Rashid Ullah (Hasnat Sohan /MSF)
Abu Siddik es del estado de Rakhine en Myanmar. Aquí, está en el hospital de MSF en Kutupalong con su hijo de cinco años, Rashid Ullah (Hasnat Sohan /MSF)
Yvonne y su hijo Maxime en la sala de sarampión del hospital Bossangoa, en República Centroafricana (James Oatway/MSF)
Yvonne y su hijo Maxime en la sala de sarampión del hospital Bossangoa, en República Centroafricana (James Oatway/MSF)

Seguir leyendo:

Las impactantes imágenes aéreas de los miles de camiones varados por el coronavirus en el Reino Unido

Médicos Sin Fronteras reiteró la necesidad de que ingrese su personal a Venezuela: “Entendemos que nuestra presencia es bienvenida, debería haber una solución positiva”

Médicos Sin Fronteras advierte que la salud mental en Providencia también deber ser tratada