Un tren descarrilado en Panama City, en Florida (AP/Gerald Herbert)

Un tren descarrilado en Panama City, en Florida (AP/Gerald Herbert)

Las olas del huracán Michael anegaron calles y puertos y sus fuertes vientos arrancaron árboles y tejados. El huracán más potente registrado nunca en la franja del noroeste de Florida, una zona conocida como Panhandle, dejó un amplio reguero de destrucción y al menos un muerto.

Port St. Joe, Florida (Douglas R. Clifford/The Tampa Bay Times via AP)

Port St. Joe, Florida (Douglas R. Clifford/The Tampa Bay Times via AP)

St. Marks, Florida (AP /Chris O’Meara)

St. Marks, Florida (AP /Chris O’Meara)

(REUTERS/Jonathan Bachman)

(REUTERS/Jonathan Bachman)

Pero está lejos de terminar: el jueves cruzaba Georgia hacia las Carolinas, que siguen recuperándose de las épicas inundaciones provocadas por el huracán Florence.

Panama City, Florida (AP /Gerald Herbert)

Panama City, Florida (AP /Gerald Herbert)

La explosión de un transformador electrico en el campus de la Universidad Nacional de Florida en Tallahassee (AP Photo/Chris O’Meara)

La explosión de un transformador electrico en el campus de la Universidad Nacional de Florida en Tallahassee (AP Photo/Chris O’Meara)

Un cartel de McDonald’s dañando en Panamá City (REUTERS/Jonathan Bachman)

Un cartel de McDonald’s dañando en Panamá City (REUTERS/Jonathan Bachman)

Un hombre perdió la vida luego de que un árbol cayó sobre una casa en Panhandle, dijeron las autoridades. Se espera que los equipos de búsqueda y rescate redoblen esfuerzos para llegar a las zonas más afectadas y comprobar si hay atrapados o heridos entre los escombros.

Un galpón dañado en Panama City Beach, Florida (REUTERS/Jonathan Bachman)

Un galpón dañado en Panama City Beach, Florida (REUTERS/Jonathan Bachman)

Crawfordville, Florida. (Mark Wallheiser/Getty Images/AFP)

Crawfordville, Florida. (Mark Wallheiser/Getty Images/AFP)

Una mujer frente al resto de su vivienda en Panama City (Raedle/Getty Images/AFP)

Una mujer frente al resto de su vivienda en Panama City (Raedle/Getty Images/AFP)

Horas después de tocar tierra en una costa con playas de arena blanca, aldeas de pescadores y bases militares, Michael perdió fuerza. El huracán de categoría 4 pasó a ser una tormenta tropical en la madrugada del jueves sobre el sur de Georgia y seguirá debilitándose durante la noche, aunque seguirá amenazando el sureste de Estados Unidos con intensas lluvias, fuertes vientos y posibles tornados.

Panama City, Florida. (Joe Raedle/Getty Images/AFP)

Panama City, Florida. (Joe Raedle/Getty Images/AFP)

Devastación en Panama City, Florida. (Joe Raedle/Getty Images/AFP)

Devastación en Panama City, Florida. (Joe Raedle/Getty Images/AFP)

(Joe Raedle/Getty Images/AFP)

(Joe Raedle/Getty Images/AFP)

El vórtice de Michael se encontraba a unos 48 kilómetros (30 millas) al sur-suroeste de Macon, en el centro de Georgia, a medianoche del jueves, dijo el Centro Nacional de Huracanes en Miami. El meteoro tenía vientos máximos sostenidos de 112 km/h (70 mph) y se dirigía hacia el noreste a 27 km/h (17 mph).

Un habitante de Panama City frente a su tienda destruida por el paso del huracán (Joe Raedle/Getty Images/AFP)

Un habitante de Panama City frente a su tienda destruida por el paso del huracán (Joe Raedle/Getty Images/AFP)

Saint Marks, Florida (Mark Wallheiser/Getty Images/AFP)

Saint Marks, Florida (Mark Wallheiser/Getty Images/AFP)

Con el amanecer del jueves, los residentes en el norte de Florida comenzarán a ser conscientes del alcance del desastre.

Panama City, Florida (Brendan Smialowski / AFP)

Panama City, Florida (Brendan Smialowski / AFP)

Los daños en Panama City, cerca de donde Michael tocó tierra el miércoles por la tarde, eran tan grandes que los árboles rotos y arrancados y las líneas eléctricas caídas estaban por todas partes.

(Brendan Smialowski / AFP)

(Brendan Smialowski / AFP)

Los tejados salieron volando y las viviendas quedaron partidas por árboles caídos. Torcidas señales de tránsito estaban tiradas sobre el piso. Más de 380.000 viviendas y negocios se quedaron sin electricidad en el punto álgido del paso del huracán.

Brendan Smialowski / AFP)

Brendan Smialowski / AFP)

(Con información de )