Escándalo por una campaña de Balenciaga con niños y elementos sadomasoquistas

La firma de lujo retiró las imágenes pero la polémica continúa

La polémica campaña Balenciaga Gift Shop
La polémica campaña Balenciaga Gift Shop

La  firma de lujo española Balenciaga difundió el último martes una disculpa por su nueva campaña que muestra a dos niñas posando con osos de peluche que parecen llevar arneses de estilo BDSM, el grupo de prácticas eróticas que incluye Bondage, Disciplina, Dominación, Sumisión, Sadismo y Masoquismo.

Los polémicos anuncios retirados publicitaban la colección Primavera/Verano 2023 de Balenciaga, que debutó este otoño en la Semana de la Moda de París. Se llama Balenciaga Gift Shop y muestra a niños pequeños vestidos con la línea Balenciaga Kids.

“Nos disculpamos sinceramente por cualquier ofensa que haya podido causar nuestra campaña navideña. Nuestros bolsos de peluche no deberían haber aparecido con niños en esta campaña. Hemos retirado inmediatamente la campaña de todas las plataformas”, escribió la empresa dirigida por Demna Gvasalia ha ofrecido disculpas  en un comunicado publicado en su Instagram Story.

Balenciaga también se disculpó por mostrar “documentos inquietantes” en la campaña después de que una de las fotos pareciera mostrar un extracto de un fallo judicial relacionado con la pornografía infantil.

La campaña de Balenciaga mostraba fotografías con niñas y niños que sostenían peluches vestidos con arneses, en escenarios donde aparecían también otros elementos del BDSM.
La campaña de Balenciaga mostraba fotografías con niñas y niños que sostenían peluches vestidos con arneses, en escenarios donde aparecían también otros elementos del BDSM.

El documento que se muestra es el del caso Ashcroft v. Free Speech Coalition, sentencia que anuló porciones de la Ley Federal de Prevención de la Pornografía Infantil.

“Nos tomamos este asunto muy en serio y estamos emprendiendo acciones legales contra las partes responsables de crear el set e incluir elementos no aprobados para nuestra sesión de fotos de la campaña de primavera 23. Condenamos enérgicamente el abuso de los niños en cualquiera de sus formas. Defendemos la seguridad y el bienestar de los niños”, agregó en su comunicado la marca.

El último viernes, Balenciaga presentó la demanda contra la empresa North Six, Inc. y el escenógrafo Nicholas Des Jardins. Busca una compensación por los daños que ha sufrido su imagen a raíz de la campaña publicitaria de marras.

Los abogados de Balenciaga afirman que North Six y Des Jardins incluyeron las imágenes de los documentos judiciales sin su conocimiento. Algo que califican como «”malévolo o, al menos, extraordinariamente imprudente”.

La camapaña también incluía un extracto de un fallo judicial relacionado con la pornografía infantil.
La camapaña también incluía un extracto de un fallo judicial relacionado con la pornografía infantil.

“Como resultado de la mala conducta de los demandados, el público –incluidos los medios de comunicación– han asociado la imagen de Balenciaga con un tema repulsivo y profundamente inquietante”, sostiene la firma en la demanda, según se recoge en la denuncia.

Las fotografías de esta campaña fueron tomadas por Gabriele Galimberti, fotógrafo de National Geographic, quien ya ha publicado un comunicado explicando su punto de vista sobre estos hechos. “Como fotógrafo, sólo se me pidió que iluminara la escena dada, y tomara las fotos de acuerdo con mi estilo característico. Como de costumbre en un shoot publicitario, la dirección de la campaña y la elección de los objetos mostrados no están en manos del fotógrafo”, explicó.

La marca propiedad de Kering SA generó alrededor de USD 1.810 millones en ventas en 2021.

Seguir leyendio:

TE PUEDE INTERESAR