Balenciaga anunció que dejará de trabajar con Kanye West por sus comentarios antisemitas

La casa de moda es la primera empresa que rompe lazos con el rapero y diseñador, que también afronta una demanda de la familia de George Floyd, el afroamericano asesinado por un policía en Minneapolis en 2020

Compartir
Compartir articulo
Kanye West
Kanye West

La casa de moda de lujo Balenciaga dijo este viernes que dejará de trabajar con Ye, antes conocido como Kanye West, convirtiéndose en la primera empresa que rompe los lazos con el rapero y diseñador después de que realizara una serie de comentarios antisemitas en las últimas semanas.

En un comunicado, la empresa matriz Kering dijo que “Balenciaga ya no tiene ninguna relación ni planes para futuros proyectos relacionados con este artista”, informaron Business of Fashion y Women’s Wear Daily.

West y Balenciaga colaboraron en su efímera línea Yeezy con el minorista Gap-West. Gap terminó su asociación el mes pasado después de que West acusara a la marca de incumplir su contrato con él.

Te puede interesar: Instagram y Twitter restringieron las cuentas del rapero Kanye West por publicar mensajes antisemitas

Una mujer camina cerca de las boutiques Ballly y Balenciaga en una zona comercial de Beijing, China, el 13 de julio de 2022. REUTERS/Thomas Peter/Archivo
Una mujer camina cerca de las boutiques Ballly y Balenciaga en una zona comercial de Beijing, China, el 13 de julio de 2022. REUTERS/Thomas Peter/Archivo

West ha estado en los últimos días en el centro de la polémica, primero por haber usado una camiseta con el eslogan “White Lives Matter”, una distorsión del famoso “Black Lives Matter” que simbolizó las protestas antirracistas de 2020 en Estados Unidos. También por haber publicado comentarios en Instagram y Twitter considerados antisemitas.

Sus cuentas fueron restringidas después de esas publicaciones, que hacían referencia a teorías de la conspiración sobre la supuesta influencia de la comunidad judía.

Recientemente se conoció que la familia de George Floyd, el afroamericano asesinado por un policía en Minneapolis (EEUU) en 2020, demandará por difamación a Kanye West, al que reclama 250 millones de dólares por decir que la causa de su muerte fue el consumo de fentanilo y no la violencia policial.

Un mural de George Floyd en Houston, Texas (REUTERS/Shannon Stapleton)
Un mural de George Floyd en Houston, Texas (REUTERS/Shannon Stapleton)

La demanda llega después de que West dijera en una entrevista en el podcast Drink Champs que Floyd falleció por consumo de fentanilo y no por la asfixia que le provocó el policía Derek Chauvin, quien hincó su rodilla sobre el cuello de la víctima durante más de nueve minutos, como confirmó la autopsia y la sentencia judicial que condenó al agente.

El rapero, que arrastra una temporada de comportamientos erráticos y provocaciones constantes, hizo suya la teoría de la comentarista conservadora Candace Owens, muy popular en los foros de extrema derecha estadounidenses.

SEGUIR LEYENDO: