Los opioides causaron más de 430.000 muertes en Estados Unidos desde el año 2000 (Shuterstock)
Los opioides causaron más de 430.000 muertes en Estados Unidos desde el año 2000 (Shuterstock)

El departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció este miércoles acciones coordinadas en pos una de "una mayor presión financiera sobre aquellos que fabrican, venden o distribuyen opioides sintéticos o sus precursores químicos", según reza un comunicado oficial.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro (OFAC, por sus siglas en inglés) identificó a Fujing Zheng y la Organización de Tráfico de Drogas (Zhen) como parte central del negocio de tráfico de drogas a Estados Unidos y a Guanghua Zheng como un colaborador importante, así como a Qinsheng Pharmaceutical Co., como una compañía propiedad de este grupo mafioso.  Además, identificó a Xiaobing Yan como un importante traficante de narcóticos.

"Los cerebros chinos identificados hoy por la OFAC manejan una operación internacional de tráfico de drogas que fábrica y vende narcóticos, contribuyendo directamente  a la crisis de adicción a los opioides, sobredosis y muerte que afecta a los Estados Unidos. Zheng y Yan han enviado cientos de paquetes con opioides sintéticos a los Estados Unidos, apuntando a clientes con avisos y ventas en la web y utilizando correos comerciales para ingresar las drogas en Estados Unidos", dijo  Sigal Madelker, subsecretario de Terrorismo e Inteligencia financiera.

El Departamento del Tesoro envió alertas a las instituciones financieras sobre los esquemas relacionados con el tráficos de fentanilo y otros opioides sintéticos. Esta información les ayudará a detectare y reportar la actividad criminal.

Una característica de los opioides es que tienen la capacidad de generar una gran dependencia física (Shuterstock)
Una característica de los opioides es que tienen la capacidad de generar una gran dependencia física (Shuterstock)

Los medicamentos recetados y opioides ilegales como la heroína y el fentanilo han tenido un papel en más de 430.000 muertes en Estados Unidos desde el 2000, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés). De 2006 a 2012, el número de muertes por opioides aumentó de menos de 18.000 a más de 23.000 al año. Durante ese tiempo, los fármacos recetados fueron señalados como factores en poco menos de la mitad de los decesos.

Desde entonces, las muertes por opioides en Estados Unidos se han duplicado, aunque el miércoles los CDC informaron que las muertes por sobredosis de todos los tipos probablemente disminuyeron el año pasado por primera vez en casi tres décadas.