La hija de la víctima declaró a mySA que su padre experimentó escalofríos, vómitos, desorientación y dificultad para respirar, síntomas de vibriosis. (Foto: especial)
La hija de la víctima declaró a mySA que su padre experimentó escalofríos, vómitos, desorientación y dificultad para respirar, síntomas de vibriosis. (Foto: especial)

Un nuevo caso de bacterias carnívoras conmocionó a Estados Unidos. Un hombre de 78 años falleció después de que le amputaron un brazo y una pierna infectadas con el virus que contrajo mientras pescaba en aguas de Magnolia Beach, cerca de Port Lavaca, un condado cercano a Texas.

Kim Sebek dijo que su padre Jerry se encontraba de vacaciones en Turtle Bay, donde se subió a un bote para pescar, sin imaginar que contraería el virus que le arrebataría la vida dos semanas después.

Kim recalcó que su papá no tenía heridas, cortes o rasguños al comenzar con su actividad acuática. El adulto mayor jamás se sumergió en el agua ni tenía un sistema inmunológico comprometido, por lo que su diagnóstico fue complicado en un principio.

La hija de la víctima declaró a mySA que su padre experimentó escalofríos, vómitos, desorientación y dificultad para respirar, síntomas de vibriosis.

Kim Sebek dijo que su padre Jerry se encontraba de vacaciones en Turtle Bay (Foto: especial)
Kim Sebek dijo que su padre Jerry se encontraba de vacaciones en Turtle Bay (Foto: especial)

Los médicos que atendieron Jerry primero pensaron que sufría un golpe de calor, pero tras algunos análisis hallaron la bacteria carnívora en su brazo y pierna.

Los especialistas decidieron amputar las extremidades infectadas para evitar que se extendiera por el cuerpo de la víctima, quien cayó en coma. A pesar de los esfuerzos practicados por sus doctores, murió el pasado 25 de junio de este año.

"Todavía estoy un poco sorprendida e incrédula", dijo Kim Sebek al portal de noticias de San Antonio, Texas.

"Papá era un maravilloso hombre de familia, a quien le encantaba cazar, pescar y hacer cosas en el agua … Hemos estado viniendo aquí (Turtle Bay) durante años y esto es simplemente una cosa desafortunada que sucedió", agregó la mujer.

De acuerdo con su obituario: "Jerry fue un jugador de cuatro años en el fútbol, ​​baloncesto, béisbol y atletismo. Recibió numerosos reconocimientos en cada deporte. En su temporada senior fue el Jugador Más Valioso de fútbol del distrito, en el Equipo de Super Cen-Tex y en el Equipo de TV de KCEN. Durante su permanencia en la escuela secundaria, Jerry sobresalió académicamente y también fue presidente de la FFA, tesorero de la clase, vicepresidente de su clase junior y Class Sweetheart / Favorite".

“Papá era un maravilloso hombre de familia, a quien le encantaba cazar, pescar y hacer cosas en el agua. Foto: especial)
“Papá era un maravilloso hombre de familia, a quien le encantaba cazar, pescar y hacer cosas en el agua. Foto: especial)

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades han informado que la vibriosis invade el cuerpo humano cuando se consume mariscos crudos o al exponer alguna herida de la piel al agua del mar.

Desde hace algunos días se han conocido varios casos de personas infectadas con bacterias carnívoras que provocan la muerte de los pacientes.

La fascitis necrosante puede ser causada por diferentes tipos de bacterias, como Strep o Vibrio vulnificus del Grupo A. Las bacterias, que a menudo se encuentran en el agua, entran al cuerpo a través de una herida abierta.

El Departamento de Salud de Florida explicó que están "tomando en serio este problema" y recomendó evitar pasar tiempo en jacuzzis, piscinas o en el mar si se tiene una herida abierta.

Noelle Guastucci sobrevivió a una fascitis necrotizante o mejor conocida como bacteria carnívora. (Foto: Fox 5)
Noelle Guastucci sobrevivió a una fascitis necrotizante o mejor conocida como bacteria carnívora. (Foto: Fox 5)

Noelle Guastucci sobrevivió a una fascitis necrotizante o mejor conocida como bacteria carnívora, después de ser operada de emergencia y permanecer internada por 12 días. La víctima desconoce dónde adquirió esta enfermedad que la dejó sin músculo y piel del pie izquierdo.

Guastucci notó un hematoma interno en su extremidad el pasado 4 de julio. No supo cómo surgió, pero el dolor y tamaño incrementaron en cuestión de dos minutos, por lo que fue al médico para recibir atención.

Conforme el tiempo transcurrió, los huesos de Guastucci quedaron expuestos porque sus músculos y piel fueron consumidos por la infección.
Noelle fue dada de alta después de dos semanas, durante su cumpleaños, para pasar el día acompañada por su hija de 5 años, Grace, una niña con síndrome de Down.