Sarah Huckabee Sanders (Reuters)
Sarah Huckabee Sanders (Reuters)

Sarah Sanders dejará su cargo como Secretaria de Prensa de la Casa Blanca el jueves, según afirmó en su cuenta de Twitter el presidente Donald Trump. quien agregó que es "una persona muy espacial, con un talento extraordinario".

El primer mandatario agregó que Sanders regresará a el estado de Arkansas, y le agradeció por su "gran trabajo". 

"Después de 3 años y medio nuestra maravillosa Sarah Huckabee Sanders dejará la Casa Blanca a finales de este mes y volverá a su hogar en Arkansas", escribió. Y agregó: "Es una persona muy especial con un talento extraordinario, que ha hecho un trabajo increíble. Espero que decida presentarse como gobernadora de Arkansas, sería fantástica. Sarah, ¡gracias por un trabajo buen hecho!". 

La última vez que Sanders realizó una rueda de prensa en la Casa Blanca para comparecer ante los medios fue el pasado 11 de marzo, estableciendo el récord de días de un portavoz presidencial estadounidense sin aparecer ante los periodistas.

El 25 de abril sí celebró una simulación conferencia de prensa en la mansión presidencial, pero fue ante los hijos del personal de la Casa Blanca en un tono distendido.

Donald Trump y Sarah Sanders (June 13, 2019. REUTERS/Kevin Lamarque)
Donald Trump y Sarah Sanders (June 13, 2019. REUTERS/Kevin Lamarque)

A pesar de que la Casa Blanca aún no ha anunciado quién será su sustituto, es posible que el "número dos" de Sanders, Raj Shah, ocupe el puesto de manera interina.

La inesperada salida de Sanders se produce dos meses después de la última renuncia de primer nivel del Gabinete de Trump, cuando la entonces secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, abandonó su cargo.

Otro de los nombres importantes del Ejecutivo de Trump que ha abandonado su posición en los últimos meses ha sido John Kelly, ex jefe de Gabinete de la Casa Blanca que abandonó su cargo en diciembre.

Ese mismo mes, el ex secretario de Defensa, James Mattis, también anunció su renuncia tras meses de diferencias con Trump, cuya gestión criticó en su carta de despedida del Pentágono.

U.S. President Donald Trump kisses White House Press Secretary Sarah Sanders after it was announced she will leave her job at the end of the month during a second chance hiring prisoner reentry event in the East Room of the White House in Washington, U.S., June 13, 2019. REUTERS/Kevin Lamarque
U.S. President Donald Trump kisses White House Press Secretary Sarah Sanders after it was announced she will leave her job at the end of the month during a second chance hiring prisoner reentry event in the East Room of the White House in Washington, U.S., June 13, 2019. REUTERS/Kevin Lamarque

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: