El fiscal especial Robert Mueller investiga la supuesta injerencia rusa durante la campaña presidencial de 2016
El fiscal especial Robert Mueller investiga la supuesta injerencia rusa durante la campaña presidencial de 2016

En medio de las investigaciones sobre la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, la Justicia norteamericana presentó 32 nuevas acusaciones contra el ex jefe de campaña de Donald Trump, Paul Manafort, y su ex socio y mano derecha, Rick Gates, por evasión impositiva y lavado de dinero.

Las acusaciones fueron presentadas por el fiscal especial Robert Mueller, quien lleva adelante las investigaciones sobre los presuntos lazos entre la campaña del presidente norteamericano y Rusia.

De los nuevos 32 cargos presentados, 16 de ellos están relacionados con declaraciones de la renta falsas, otros siete cargos por no documentar cuentas en bancos extranjeros; cinco cargos por conspiración de fraude bancario y otros cuatro por fraude bancario de facto.

Manafort y Gates ya cuentan con 12 acusaciones de delitos vinculados a transacciones financieras en las que estuvieron involucrados con un partido político de Ucrania cercano al gobierno de Vladimir Putin.

Paul Manafort y Rick Gates
Paul Manafort y Rick Gates

Los ex colaboradores de Trump también fueron acusados por no revelar su papel como mediadores para un gobierno extranjero.

El pasado mes de octubre, ambos se declararon "no culpables" de todos los cargos que recaen en su contra. Entre los que se destacaron los delitos de "conspiración contra Estados Unidos" y lavado de dinero.

Hasta el momento no hay fecha para el juicio, ya que ambos no han nombrado a sus abogados defensores. La jueza de distrito a cargo, Amy Berman, consideró "inaceptables" esos retrasos.

Manafort se quedó sin defensa luego de que sus tres abogados renunciaran.

Asimismo, el pasado martes, un abogado vinculado estrechamente con Gates, Alex van der Zwaan, se declaró culpable de mentir al FBI en el curso de la investigación rusa, una táctica que puede seguir el propio Gates después de declararse no culpable el año pasado.

Donald Trump acusó al FBI de perder el tiempo investigando la trama rusa
Donald Trump acusó al FBI de perder el tiempo investigando la trama rusa

Van Der Zwaan no admitió al FBI que la última vez que se había comunicado con Gates por teléfono fue en agosto de 2016 y que se vieron en persona por última vez en 2014.

Tampoco explicó a los agentes federales que había grabado "secretamente" unas conversaciones que tuvo con el ex socio de Trump y con un individuo cuyo nombre no ha desvelado el fiscal especial y al que identifica en su escrito de acusación como "persona A".

Van Der Zwaan trabajó para el prestigioso despacho de abogados Skadden Arps, con sede en Nueva York y descrito por Forbes como "el más poderoso de Wall Street", y es yerno de German Khan, un poderoso empresario nacido en Ucrania y que ha hecho numerosos negocios con el sector energético ruso.

LEA MÁS: