La Ligue One de Inglaterra fue testigo de un llamativo episodio que se llevó a cabo durante el duelo entre el Charlton y el Accrington Stanley, que no se sacaron ventajas hasta el último minuto, en el que los locales tuvieron un penal a favor.

Estaba por acabar el partido cuando el árbitro le concedió un tiro desde los doce pasos. Karlan Ahearne-Grant no lo desperdició y le dio la victoria por 1-0. Sin embargo, cuando fueron a festejar en una esquina del estadio, un grupo de aficionados invadió el campo para celebrar con ellos.

Uno, dos, tres, los seguidores se amontonaban para abrazar al equipo tras el gol agónico sin que el personal de seguridad actuara. En un momento se pudo apreciar la llegada de un fanático de zapatos blancos y pantalón negro que se resbaló antes de juntarse con el resto.

Desafortunadamente, en su caída, golpeó a Krystian Bielik en sus genitales. Tal fue el dolor que sintió el mediocampista, que se quedó tendido en el suelo por unos segundos hasta que sus compañeros lo levantaron.

"Vamos!!! Grandes 3 puntos. Gran rendimiento del equipo. Mis bolas están bien", bromeó el jugador en su cuenta de Instagram después de ver que el video del festejo se volvió viral en las redes sociales.

Con la victoria el Charlton alcanzó el cuarto puesto de la tercera división del fútbol inglés, la cual domina el Portsmouth con 57 puntos. El Accrington, en tanto, se quedó en la decimocuarta posición con 27 unidades.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: