La generación del fútbol español que fracasó en Londres 2012

La Selección Española contaba con grandes jugadores para luchar por el oro Olímpico el mismo año donde ganó la Eurocopa

España contaba con una generación dorada de futbolistas en el año 2012  (Foto: EFE)
España contaba con una generación dorada de futbolistas en el año 2012 (Foto: EFE)

España dominó el mundo del fútbol del 2008 al 2012. Entre esos años la Roja se consagró campeona de dos Eurocopas de naciones consecutivas y del Mundial de Sudáfrica 2010. La generación de jugadores españoles deslumbró con su juego y superioridad sobre sus rivales. Para los Olímpicos de Londres 2012 el combinado sub-23 partía como amplio favorito para obtener, al menos, la medalla de plata durante la competición. Muchos creían que el dominio español se plasmaría también en el Olimpismo, pero el resultado fue muy diferente.

Esa Selección Española con limite de edad contaba entre sus filas con futbolistas de talla mundial y que ya tenían un amplio recorrido en clubes importantes de Europa. En la portería un joven David de Gea ya había demostrado todas sus cualidades con el Atlético de Madrid, mismas que provocaron su pase al Manchester United.

Desde el 2012 De Gea ya figuraba como una futura estrella en la portería Española (Foto: Hannah Mckay/REUTERS)
Desde el 2012 De Gea ya figuraba como una futura estrella en la portería Española (Foto: Hannah Mckay/REUTERS)

La parte defensiva del campo tenia nombres como los de Cesar Azpilicueta, Iñigo Martínez del Athletic de Bilbao y Javi Martínez del mismo club, quien posteriormente seria traspasado al Bayern Múnich. Además, las laterales estaban cubiertas por los canteranos del Barcelona, Jordi Alba y Martin Montoya.

Los jugadores cada vez lucían mejores conforme se analizaba la plantilla en el mediocampo. Isco Alarcón brillaba en las filas del Málaga y su fútbol posteriormente le valió para ser traspasado al Real Madrid en el año 2012. Con el conjunto merengue ganó cuatro Champions League. Koke Resurrección del Atlético de Madrid ya comenzaba a consolidarse como constante en la primera división de España. El encargado de la creación del juego sería Juan Mata, quien llegaba a los Olímpicos después de ganar la Champions de ese mismo año con el Chelsea.

Isco fue traspasado al Real Madrid un año después de Londres 2012 (Foto: Juan Medina/REUTERS)
Isco fue traspasado al Real Madrid un año después de Londres 2012 (Foto: Juan Medina/REUTERS)

Rodrigo Moreno del Benfica, Cristian Tello del Barcelona y la prometedora joya del Athletic Bilbao, Iker Muniain, fueron llamados para buscar romper las redes rivales en la zona alta del campo. El talento y potencial que los tres atacantes mantenían en esos años los posicionaban como futuras estrellas del fútbol español.

Jordi Alba, Juan Mata y Javi Martínez aceptaron su convocatoria para los juegos luego de que en ese verano también formaron parte de la Selección Española que consiguió su segunda Eurocopa consecutiva enfrentando y goleando con marcador de 4-0 a Italia en la final. El primer gol de España corrió por cuenta de Alba con una carrera imparable por toda la banda izquierda.

Mata, Alba y Martínez consiguieron la Eurocopa el mismo verano en que disputaron los Juegos Olímpicos (Foto: Srdjan Suki/EFE)
Mata, Alba y Martínez consiguieron la Eurocopa el mismo verano en que disputaron los Juegos Olímpicos (Foto: Srdjan Suki/EFE)

El escenario y elementos estaban puestos para que España diera mucho de qué hablar en las Olimpiadas. Su grupo, en primera instancia lucia accesible para lograr su clasificación sin ningún inconveniente hacia los cuartos de final. El sector lo compartió con Japón, Honduras y Marruecos.

En su primer partido, los nipones sorprendieron a la defensiva española después de un cobro de tiro de esquina que cayó exactamente en el centro del área para que un japonés sin marca rematara con el pie para vencer a De Gea. Los asiáticos se cansaron de fallar ocasiones en la segunda mitad del encuentro, pero al final, el gol anotado al minuto 33 fue suficiente para la derrota final de España por 1-0.

Con la obligación de ganar, los españoles se enfrentaron a Honduras en la segunda jornada. Al minuto seis, los hondureños aprovecharon una floja marcación por la banda para mandar un centro directo a la cabeza de Jerry Bengtson, quien fácilmente se levantó para rematar de cabeza y abrir el marcador. En la segunda parte, España no logró culminar en gol las oportunidades creadas y en el minuto 82 estrelló un balón el poste. Con el silbatazo final se concretó el fracaso de la Roja que quedó eliminada de la competencia con cero puntos hasta ese momento y un partido restante.

 Jerry Bengtson anotó el gol con el que España fue eliminada de Londres 2012 (Foto: José Valle/EFE) .
Jerry Bengtson anotó el gol con el que España fue eliminada de Londres 2012 (Foto: José Valle/EFE) .

España se fue del torneo Olímpico sin anotar un sólo gol después de empatar su último partido contra la selección de Marruecos en el Old Trafford. Los españoles culminaron en la última posición de su grupo con únicamente un punto.

Aquella generación dorada del fútbol español prometía grandes cosas y parecía que la inercia ganadora continuaría para los siguientes años. Sin embargo, su pésima actuación en Londres 2012 fue sólo el comienzo de un declive futbolístico. Muchos de los jugadores de esa plantilla no pudieron brillar con la selección mayor y algunos otros actualmente se encuentran en clubes de menor importancia dentro de sus ligas. España no ha podido volver a los primeros lugares en ninguna de las competiciones posteriores y el cambio generacional se fue haciendo cada vez más necesario.

SEGUIR LEYENDO: