Denuncian que una emblemática laguna de Chile no se secó por el cambio climático sino por el descontrolado consumo humano

No fue falta de lluvias: Según estudio Laguna de Aculeo se secó por uso indiscriminado de sus recursos hídricos

La sequía que afecta a la zona centro y norte de Chile es impactante. Una de las consecuencias es la disminución y en algunos casos la desaparición de cuencas, como la laguna de Aculeo ubicada en Paine, que se encuentra (o encontraba) a 45 kilómetros de la capital, Santiago. Esa laguna perdió toda su agua, pero no se debió a la sequía, sino a la intervención humana.

Según un estudio publicado en la revista científica MDPI (escrito por Pablo García-Chevesich, Rodrigo Valdés-Pineda, Alberto J. Alaniz, Héctor Venegas-Quiñonez , Juan B. Valdés y Roberto Pizarro para la Universidad de Arizona en Estados Unidos), la laguna ubicada en la comuna de Paine se habría secado debido al consumo humano y no a las bajas precipitaciones en la zona central.

En conversación con el programa LaRedacción de Chile, el hidrólogo e investigador García-Chevesich indicó: “Todo el mundo le echa la culpa al cambio climático de todo en Chile y la mayoría de las veces no es así. Es la culpa de las actividades humanas, y lo que hicimos fue un estudio que probaba con evidencia indiscutible que en realidad la laguna de Aculeo se secó gracias al consumo más que nada y muy poquito que tuvo que ver la escasez de lluvia”,

También aseguró que el daño es irreparable e irreversible dado que la cantidad de consumo de agua es mayor a la cantidad de lluvia que cae en promedio en la zona. Explicó que parte de la responsabilidad de esto recae sobre el Estado, ya que entregó derechos de agua sin antes realizar estudios previos en la zona que indicaran el impacto que iba a tener ese nivel de consumo.

Por otra parte, el hidrólogo destacó que, si bien esto es irreversible, las comunidades y vecinos han hecho un trabajo gigante para reestablecer la laguna, y que esto se debe al enorme trabajo de educación que se hizo desde 2010, porque “la gente seguía regando. Decían ‘qué terrible esto de la laguna que se está secando’ con la manguera en la mano”.

Imagen del 9 de enero de 2019 de la laguna chilena de Aculeo, que solía estar llena de agua (REUTERS/Rodrigo Garrido)
Imagen del 9 de enero de 2019 de la laguna chilena de Aculeo, que solía estar llena de agua (REUTERS/Rodrigo Garrido)

Según el artículo, la Dirección General de Aguas otorgó antes del año 2000 solo 144 litros por segundo de derechos de agua subterránea asignados en la cuenca del Aculeo, “valor que se duplicó entre 2004 y 2008″. Sin embargo, a finales del período 2014-2020, se asignaron 90,9 litros por segundo adicionales y alrededor del 50% de esos derechos ocurrieron después de la desaparición completa de la laguna en 2018.

“Autorizaron muchísimos litros por segundo para extraer agua, tanto desde la laguna directamente, como también del acuífero y aparte hubo una pésima fiscalización”, sostuvo García-Chevesich.

El mal uso del agua, junto con el aprovechamiento, la mala gestión y fiscalización, junto con la errada planificación territorial por parte de las autoridades gubernamentales puso a la laguna de Aculeo en una condición hídrica extrema.

“Al igual que en el caso de Aculeo, muchos otros sistemas naturales de lagos y acuíferos corren un alto riesgo de desaparecer debido a una gestión inadecuada de los recursos hídricos y la planificación del uso de la tierra que, si se mejoran, podrían resultar en la sostenibilidad hidrológica a largo plazo de estos frágiles e invaluables ecosistemas lacustres”, concluye el documento.

El panorama en Chile no es muy alentador según el Informe Hídrico de Chile: se arrastran 13 años de sequía consecutivos y 2021 fue el cuarto año más seco del país. Asimismo, en diciembre del año pasado, 84 municipios llegaron a ser declarados con falta extrema de agua, concentrando al 47% de la población, y la falta de lluvia en grandes ciudades llega al 98% de déficit en comparación a años normales. Pero como ya quedó claro, no es solo sequía, también es intervencionismo e irresponsabilidad del humano.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR