@PartidoPSUV 163
@PartidoPSUV 163

El chavismo eligió este domingo a los 537 delegados que participarán en el III Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), el primero sin la presencia de Hugo Chávez, que se desarrollará entre el 26 y el 31 de julio. Entre los electos se destacó Nicolás Ernesto Maduro Guerra, hijo del actual presidente Nicolás Maduro, quien a los 24 años fue elegido por la parroquia El Valle del Distrito Capital.

El presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento), Diosdado Cabello, vicepresidente del PSUV, anunció los resultados y los vencedores de entre los 5.156 candidatos que se postularon para participar en un congreso que en las últimas semanas se ha ido calentando por las abiertas discrepancias en el seno del chavismo.

"Estamos contentos", indicó Cabello al ser preguntado por la participación en unas elecciones a las que estaban llamados 7,6 millones de militantes del PSUV, que sufragaron en 1.932 centros de votación.

Cabello se excusó de dar cifras de participación y afirmó que "no es sencillo" sacar el número de votantes porque, según indicó, en algunas circunscripciones se votaba varias veces. "Pero estamos bien satisfechos", agregó.


"Hoy nuevamente las bases nos dan una lección y un extraordinario ejemplo para el país", indicó.

El Congreso del PSUV, el primero sin el fallecido presidente Hugo Chávez, fundador del partido, se celebrará entre el 26 y 31 de julio y de él saldrá elegido el nuevo máximo dirigente de la formación, pero no los integrantes de los órganos de dirección, algo que se realizará posteriormente.

En las últimas semanas varias voces importantes del chavismo como el ex vicepresidente de Planificación Jorge Giodarni lanzaron duras críticas al Gobierno de Nicolás Maduro por su desempeño en el terreno económico.


A Giordani se le sumó también el ex ministro y miembro de la Dirección Nacional del PSUV Héctor Navarro, quien pidió responder a las críticas, lo que le valió la suspensión del partido, que también ha recibido censuras de varias otras figuras chavistas.

Maduro reaccionó a estas críticas diciendo que no hay excusa para "traicionar" el proyecto revolucionario que inició Chávez y criticó los "grandes egos" de algunos "compañeros".