Chechu Bonelli recordó el accidente que casi le cuesta la vida (Video: "PH, Podemos Hablar" - Telefe)

Chechu Bonelli protagonizó uno de los momentos más emotivos de la emisión del sábado pasado de PH, Podemos Hablar. La conductora dejó al conductor del ciclo, Andy Kusnetzoff, y a los otros invitados sin palabras al revelar la aparición de su madre, María del Carmen, en el accidente vial que casi le cuesta la vida.

El hecho ocurrió mientras viajaba en una camioneta desde su ciudad natal, San Nicolás, hasta Buenos Aires. “Me agaché a buscar la plata para pagar el peaje, que se me había caído. Volanteé, me fui a la banquina y las ruedas empezaron a patinar. Fue tremendo, el volante iba solo, veía que venían camiones de la mano de enfrente y empecé a volcar. Decía: ‘Dios, por favor, no me quiero morir”, recordó Chechu sobre el accidente que marcó su vida.

En ese sentido, la esposa de Darío Cvitanich continuó con su relato: “En un momento el auto frenó y se cayó una foto de mi mamá y mi sobrina, que llevaba en el parasol. La primera imagen que vi fue la de mi mamá. Sentía el olor a quemado, el auto tuvo destrucción total. La gente que frenó para ayudarme decía: ‘Esta chica no salió viva’. Salí ilesa y al otro día me dieron el alta”.

La madre de Chechu falleció de cáncer en 2008, y el accidente ocurrió unos meses después. “Creo que fue mi mamá quien me salvó: abrí los ojos y la primera imagen que vi fue la de ella. A raíz de ese accidente tengo tatuado ‘my angel’, porque cuando ella estaba atravesando el último momento de su enfermedad y ya sabíamos lo que iba a pasar, le pedí que cuando no estuviera más conmigo en este ámbito terrenal siempre me cuidara. Y me dijo que confiara en ella porque iba a estar conmigo en todo momento. No tengo ninguna duda de que me salvó ella”.

Hace un tiempo Chechu Bonelli recordó a su madre con esta imagen (Foto: Instagram)
Hace un tiempo Chechu Bonelli recordó a su madre con esta imagen (Foto: Instagram)

El año pasado en una entrevista con Vino para vos, por KZO, Chechu se emocionó al hablar de su madre y contó: “Siento que está todo el tiempo, cuidándome a mí y a mis hijas. Lupe (una de sus niñas) sabe que tiene una abuela que se llama Carmen, que está en el cielo, que tiene un abuelo que se llama Carlitos, que es el papá de Darío, que también está en el cielo. Miles de veces me pregunto lo lindo que hubiera sido que mi mamá disfrutara de mis hijas, pero al mismo tiempo creo que en algún punto uno tiene que estar preparado para lo que le va tocando en la vida, le toca por algo. Yo perdí a mi mamá muy joven, y aprendí a convivir sin ella, pero también soy creyente y creo que en algún momento nos vamos a encontrar”.

SEGUÍ LEYENDO