El Indio Solari, en un recital (Gentileza Infoeme)
El Indio Solari, en un recital (Gentileza Infoeme)

Este sábado 25 de enero Carlos el Indio Solari ingresó definitivamente al mundo de las redes sociales. Porque si bien su primer posteo en Instagram -para desconcierto de quienes no esperaban encontrarlo en el mundo virtual- tuvo lugar el 28 de noviembre, recién hoy el músico recibió el comentario de un hater. Y entonces, decidió responderle. Al fin, todo un bautismo 2.0.

“Les doy la bienvenida a mis cuentas oficiales en redes sociales.A partir de ahora podremos comunicarles todas las novedades de una forma directa y certera”, había escrito Solari aquel día inaugural, para en pocas horas sumar más de 50 mil seguidores. A partir de allí fue realizando distintos posteos, empezando por un llamado solidario: el anuncio de un recital del grupo Los fundamentalistas del aire acondicionado destinado a recaudar fondos para el baterista Martín Carrizo, cuando su hermana, Caramelito Carrizo, buscaba el dinero necesario para probar en Miami un tratamiento contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica.

Poco después el ex Los Redondos cometió un blooper que hizo recordar a los que suele protagonizar Susana Giménez: realizaba un vivo sin darse cuenta, mientras de fondo se escuchaba el reto de su esposa. Mientras tanto, y para regocijo de sus seguidores (ya cuenta con 250 mil), iba compartiendo poesías, fotos suyas en el escenario y en la vida cotidiana (como una tomada frente a un busto de Eva Perón), y también intervenciones artísticas que llevan su firma.

Aquí, la cuestión.

Arte, arte, arte... Algunas de las creaciones que el Indio Solari comparte en su Instagram
Arte, arte, arte... Algunas de las creaciones que el Indio Solari comparte en su Instagram

Este sábado un admirador hizo un comentario respecto a un collage digital realizado por el Indio. “Pero escribiles algo a los cuadros, Carlos", le rogó un tal Carlos Andrés, para acto seguido aportar una crítica lapidaria: “Encima que están flojos”. De esta forma contradijo al resto de los fans incondicionales del músico, quienes solo dejan palabras elogiosas para su ídolo. Muchos de ellos respondieron a su vez este comentario: no hicieron más que repudiar y descalificar al joven.

Solari -lo dicho- también le respondió: “¿Desde qué calidad artística juzgás mis imágenes y mis visiones? ¿Sos alguien del que debo aprender...?”, indagó el cantante, recibiendo de inmediato las loas de sus fanáticos. Carlos Andrés optó por no continuar con la polémica.

El entredicho del Indio Solari con su seguidor, sobre uno de los cuadros de la discordia (Instagram)
El entredicho del Indio Solari con su seguidor, sobre uno de los cuadros de la discordia (Instagram)

Rara vez el ex socio creativo y musical de Skay Beilinson suele intercambiar pareceres con sus seguidores, pese a la infinidad de comentarios positivos que cosechan sus publicaciones. Alguien le pidió un saludo: “Me levantaría el ánimo en este mal momento de mis 40 (años). Perdoná mi ocurrencia”. “Mal momento los 40. ¿Qué te puedo agregar desde los 70?”, respondió el Indio, quien se enfrenta el mal de Parkinson.

En otra ocasión, al mostrar una portada alternativa para el recordado disco Luzbelito que había propuesto Solari, una joven llamada Lucy consideró que la original, responsabilidad del artista plástico Rocambole, “está más buena". “Gracias -contestó el cantante sobre su crítica-, pero competir con la tapa de una banda mítica de un gran disco no es un deporte que me tome tiempo". Y se explayó: "Aunque uno piense que con el tiempo uno se hace mejor músico, por ejemplo, no podemos pulsear ni con uno mismo en el pasado ese recuerdo del que nacen los mitos y no se puede con ellos. Al menos siempre alguien que te escucha en inocencia. Gracias Lucy”.

A la izquierda, la propuesta del Indio para el disco
A la izquierda, la propuesta del Indio para el disco "Luzbelito"; a la derecha, la portada original del disco, por Rocambole

“Ponele que entendí algo...”, se lamentó otro fan. Y no hablaba de sus cuadros.

SEGUÍ LEYENDO