"Le dije: '¿Por qué no lo hacemos? Solo trata de noquearme. Realmente golpéame lo más fuerte que puedas'. Y tras esa estupidez que le dije, lo siguiente que supe es que estaba en un avión de baja altitud para ir a la sala de emergencias, donde acabé en cuidados intensivos durante cuatro días con un montón de monjas a mi alrededor", reveló Sylvester Stallone sobre la pelea que mantiene su personaje Rocky en la cuarta entrega de la saga con su rival ruso Iván Drago (Dolph Lundgren).

La pelea entre Rocky y Drago (Rocky IV)

Aunque el personaje del actor de Rambo se quedó con la victoria, en la vida real estuvo al borde de la muerte: "Me golpeó tan fuerte que casi detuvo mi corazón". La figura hizo la revelación a casi 34 años del estreno del filme. Sin embargo, no es el primer episodio de este tipo que sale a la luz respecto a los accidentes que casi terminan en tragedia en un set.

Ceguera, costillas fisuradas y ahogo

Malcolm McDowell se hizo famoso por interpretar a Alex, en La Naranja Mecánica, la película dirigida por Stanley Kubrick que se estrenó en 1971 pero que demoró años en llegar a la Argentina. Sin embargo, el actor británico no la pasó nada bien durante el rodaje y sufrió casi tanto como su personaje hacía sufrir a sus víctimas.

Alex es sometido al tratamiento Ludovico (La Naranja Mecánica)

Una de las escenas más famosas de la historia del cine es aquella en la que Alex se somete al feroz tratamiento Ludovico: lo fuerzan a mirar imágenes violentas mientras escucha música de Beethoven, para lo cual le mantienen los ojos abiertos con una máquina. La escena era tan real que el médico que acompañaba al personaje no era un actor sino un oculista que debía ocuparse de humedecer los ojos del actor. A pesar de eso, una de las córneas de McDowell se dañó y el artista quedó temporalmente ciego.

Pero esa no fue la única tortura que Malcolm tuvo que pasar al ponerse en la piel del violento Alex. En otra escena el personaje se encuentra con sus antiguos amigos, ahora policías, que deciden castigarlo ahogándolo en un tanque de agua. La toma debía durar el tiempo necesario para que resultara verosímil, es por eso que el actor contaba con un tubo de oxígeno, solo que éste nunca se activó.

En otro pasaje del filme el personaje es humillado sobre un escenario. Las patadas que recibió fueron tan reales que McDowell terminó la escena con  varias costillas fisuradas. Como si fuera poco, fóbico a los reptiles, el actor tenía que cargar a la mascota de su alter ego en la ficción, una serpiente.

"Dios mío, nunca volveré a caminar"

Uma Thurman es una de las actrices fetiches de Quentin Tarantino. Sin embargo, la protagonista de Pulp Fiction no la pasó nada bien en la filmación de la segunda entrega de Kill Bill y recién más de diez años después se animó a contar que había sufrido un grave accidente mientras se ponía en la piel de Beatrix.

Uma Thurman pronuncia su monólogo de venganza mientras maneja a 64 kilómetros por hora (Kill Bill 2)

Fue en la escena en la que ella va manejando un auto por un camino  difícil mientras pronuncia su monólogo de venganza. Ella insistió en que se usara un doble de riesgo, pero el director no quiso. "Alcanza las 40 millas (64 kilómetros) por hora porque si no tu cabello no va a volar de la manera adecuada y te haré hacerlo de nuevo", insistió. El resultado: la actriz chocó. "Sentí ese dolor intenso y pensé: 'Dios mío, nunca volveré a caminar'. Cuando volví del hospital con un collar especial en mi cuello, con mis rodillas dañadas y un gran huevo en mi cabeza y una conmoción cerebral, quise ver el carro y quedé muy molesta", recordó ella tiempo después.

Sin el Oscar y con dos años de recuperación

En el largometraje musical Moulin Rouge Nicole Kidman se puso en la piel de la talentosa Satine, una bailarina del famoso burdel que se enamora de Christian (Ewan McGregor). En la película, la ex de Tom Cruise no solo actuó, sino que sorprendió cantando y bailando.

Kidman canta y baila en Moulin Rouge

En uno de los covers que se representan en el filme, la actriz se cayó y terminó con una costilla rota y una lesión en una de sus rodillas. A pesar del dolor, quiso continuar con el rodaje. Candidata al Oscar por su labor, la artista tardó dos años en recuperarse.

Las motos, protagonistas de los accidentes nacionales

En el plano local, también hubo accidentes. Durante el rodaje de Nueve Reinas (2000) Juan (Gastón Pauls) y Marcos (Ricardo Darín) corren detrás de una moto, pero el primero se cae y se golpea fuerte la rodilla. El ex Montaña Rusa fue trasladado al Argerich donde le tuvieron que dar cuatro puntos.

Nueve Reinas

Otra moto fue protagonista de otro accidente en el cine nacional, cuatro años más tarde. En el film Peligrosa Obsesión, Mariano Martínez y Pablo Echarri iban andando cuando se cayeron: el ex Campeones sufrió solo raspones pero su compañero se lastimó la muñeca y aunque no sufrió fracturas, tuvo que ser vendado.

SEGUÍ LEYENDO