Hace apenas días que confirmó su embarazo, pero Ailén Bechara (27) ya vive estas Nueve Lunas a pleno y así lo dejó de manifiesto en diálogo con Por Si Las Moscas, el ciclo que conducen Moskita Muerta y Nilda Sarli por La Once Diez/Radio de la Ciudad.

"Lo único que quiero es que tenga salud y que sea sano, sea lo que sea, nene o nena va a ser bien recibido y con mucho amor", arrancó la modelo y actriz, para luego referirse a cómo recibió la noticia.

"Obviamente que cuando el Evatest te da positivo decís ay, soy chica, pero siempre quise ser mamá joven, es como que Dios me lo mandó en el momento justo. Lo siento así, como que todo pasa por algo y bueno, es para una linda etapa de mi vida", reflexionó la ex subcampeona del Bailando, quien reconoció que "la verdad es que no nos cuidábamos y sabíamos que podía pasar en cualquier momento".

"Náuseas tuve sólo dos veces, pero sí siento mucho dolor de cabeza cuando me levanto, aunque todo el mundo me dijo que es normal", contó la ex azafata de Guido Kaczka sobre cómo transita estos primeros meses, para luego referirse al tema antojos.

"Estoy antojada de comer salado a la tardecita, pero me levanto con unas ganas de devorarme la heladera. Mi mamá me compró recién dos kilos de durazno y ya me comí dos desesperada, no sé por qué me dio por la fruta", relató entre risas Ailén, quien ya tiene decidido que si el bebé es varón le van a poner Francisco.

"El abuelo de él, de Agustín (Jiménez, su pareja), se llamaba Francisco, y la verdad que me encanta, es un nombre hasta religioso, es un lindo nombre", precisó la escultural rubia, quien tiene una fuerte intuición de que ése va a ser el sexo del niño. ""Las brujerías me dicen que va a ser nene", sentenció, aunque también tiene pensadas alternativas por si llega a ser una nena.

"Habíamos pensado en Francesca pero ya hay una en la familia, y me gusta Francisca, también es lindo, pero ese no está verificado por el padre", comentó con humor Bechara, quien obviamente tendrá que modificar su agenda laboral a partir de ahora.

"Obviamente que desfiles o campañas, esas cosas claramente que puedo hacerlas, lo que no puedo hacer más obviamente es ir a un boliche o hacer una presencia, no me da a mí para hacerlas, es otro tipo de trabajos lo que tengo que realizar ahora", se sinceró.

"Al principio me agarró mucha ansiedad, pero mucha gente empezó a aconsejarme que disfrute el embarazo, es lo que me propuse hacer y lo que estoy haciendo", aseguró Ailén, quien disfruta de unos días junto a los suyos en su Darregueyra natal.

"En mi casa están todos muy contentos con la noticia, porque sabían que yo quería. Mi mamá al principio no había caído, me dijo felicitaciones, bla, bla, bla, y nada, ahora como que está cayendo, me compró vestidos porque se dio cuenta que los que tenía medio que ya no me quedan", concluyó sobre cómo lo está viviendo su entorno.

Mientras tanto, disfruta de ese regalo que ella siente que Dios le mandó en el momento justo, cuando ni ella misma puede creer que hace tan sólo dos años explotaba en los medios de la mano del conductor de A todo o nada, primero, y luego siendo la gran revelación de ese Bailando que estuvo a punto de ganar.

LEA MAS