El papa Francisco habló frente a soldados polacos sobre la guerra: “No aprendemos nunca, que Dios nos ayude”