Mario Massaccesi toma las riendas de Cuestión de Peso junto a la familia Cormillot

El periodista se une al equipo del programa de salud y bienestar más influyente de la televisión, acompañado por expertos y la distinguida familia que ha luchado contra la obesidad en Argentina

Guardar

Nuevo

Estefania Pasquini, Sergio Verón, Mario Massaccesi, Alberto, Adrián y Abril Cormillot (Foto: Gentileza Canal Trece)
Estefania Pasquini, Sergio Verón, Mario Massaccesi, Alberto, Adrián y Abril Cormillot (Foto: Gentileza Canal Trece)

Cuestión de Peso llega nuevamente a la pantalla de Canal Trece, son más de diez temporadas las que transcurrieron desde comenzó el formato, quien por primera vez lo condujo la actriz Andrea Politti. Con el correr de los años, la producción fue probando diferentes consignas para los participantes, algunas fueron muy bien recibidas y otras generaron varias polémicas, por tratarse de una enfermedad como la obesidad.

El regreso del programa genera mucha expectativa, con la conducción de Mario Massaccesi y la participación de toda la familia de Alberto Cormillot, su esposa Stefanía Pasquini, su hijo Adrián, y la más joven que es Abril, que ya es parte del equipo en la clínica también y por supuesto Sergio Verón, otro histórico profesional del staff de profesionales.

El programa va a tener varias modificaciones, desde el contenido, hasta detalles técnicos, contará con doble estudio, para que haya una doble puesta, por primera vez el programa tendrá dos escenografías, una que es como el lugar de todos los días y la otra que es especialmente destinada para el momento del pesaje y eliminación.

Cuestión de Peso, Alberto Cormillot y su familia juntos en televisión
Cuestión de Peso, Alberto Cormillot y su familia juntos en televisión

Alberto Cormillot: “Vamos priorizar y fortalecer lo que es un programa de servicios”

—¿Cómo está viviendo este el regreso de Cuestión de Peso?

—Con expectativa porque hay que ver cómo funciona el programa. Hay que adaptarse a la época y hay que adaptarse a un nuevo equipo, y un nuevo conductor con el que estuve hoy y Mario me parece realmente formidable.

—¿Desde el formato cómo lo va a adaptar?

Mira, por empezar, lo que estamos discutiendo es el tema de la eliminación. No va a estar todo centrado en el peso, va a estar centrado en el compañerismo, en las actitudes que tiene la gente. Se va a abarcar en forma integral a cada uno de los participantes, y puntualmente apuntar “a un buen lenguaje, el tono, es decir, cosas con las que se podía bromear hace 20 años, pero hoy están descartadas”. Es otra, otra sociedad.... Pasaron 18 años. Entonces, lo único que tenemos que hacer es lo que hacemos en la Clínica. Pero teniendo cuidado, por ejemplo, en la clínica, la palabra gordo, tiene un sentido distinto, hay un sentido cariñoso inclusive entre los mismos pacientes. ¿Es como si yo le digo a mi hijo “qué dice el gordito”? Y claro, no lo estoy discriminando, pero en televisión es otro el contexto y entonces eso es otra cosa que se tiene que respetar.

—¿Cómo van a manejar el tema de la comida?

—Nunca en el ciclo hemos sido restrictivos con la comida. En el imaginario general, la gente que no me conoce piensa y se sorprende, en una fiesta como todo lo que hay. Entonces la gente en broma y cariñosamente, con mucho respeto me pregunta: Doctor, ¿Cómo está comiendo eso? Yo, como de todo, solo que como poco. Hay una mala idea sobre las dietas, las dietas no tienen que ser muy restrictivas.

—¿Va a estar toda la familia?

—Sí, mí hijo Adrián, mi esposa con la que trabajamos hace años en la clínica, y va a estar mi nieta, es su debut en televisión. Desde que se recibió trabaja en la clínica. Ella es muy cálida, la gente la adora, Abril va a ser un gran aporte para el programa. Sergio Verón y mi hijo. Que la mayoría de la gente los conoce y mi esposa.

—¿A la hora de pesar a los participantes va a ser distinto?

—El pesaje va a ser distinto y lo estamos discutiendo con el equipo de producción y de todos los profesionales de la salud. Es un programa que estamos hablando de un problema que es un problema crónico de salud. Tenemos que ver qué significa darlo de alta o qué significa sacarlo. No es una cosa que se puede manejar livianamente.

—¿Y cuando hablamos de show de reality? ¿Qué se imagina?

—El show era mucho más lo que se buscaba antes, hablando con Mario, estuvo como dos horas recorriendo la clínica con nosotros, hablando con los pacientes, y tenemos una misma visión, que Cuestión de Peso es un programa de servicio por suerte que tiene un componente de reality, lo que vamos a procurar es fortalecer la idea de que damos un servicio. Además mucha gente que tomó conciencia, ha registrado lo que es el bullying. Así que retrospectivamente hay cosas que yo tampoco las hubiera hecho. El mundo de la tele es un mundo en el que hay una lucha siempre entre los contenidos, entre el productor y la parte médica, en este tipo de programas. Pero lo hemos dejado por escrito. Hay un reglamento. La gente en la calle nos hacen comentarios, hay muy buena recepción en público, pero nos advierten, ojo con esto, el tema de el juicio sobre los cuerpos.

—¿La elección de Mario Massaccesi como conductor?

—Que las autoridades del canal y la productora hayan decidido que Mario fuera el conductor es una muy buena señal. Es un signo de seriedad y no me refiero a ser solemne sino a tomar los temas de esa manera. Y además él tiene todo un trabajo de coaching que me parece que eso también a la hora de interactuar con cada participante, le va a sumar muchísimo.

Mario Massaccesi estará al frente de la conducción de Cuestión de Peso
Mario Massaccesi estará al frente de la conducción de Cuestión de Peso

Mario Massacessi: “La gente me pide que abrace a los participantes”

—¿Cuál sería el perfil de los participantes para integrar el programa?

—Se hizo una convocatoria y el primer día se anotaron más de 300 personas. De distintos puntos del país, con historias todas muy distintas en cuanto al perfil de los participantes, pero todas cruzadas por la misma necesidad que es, aspirar a una buena calidad de vida porque no están pudiendo solos. Es decir, es gente que busca ayuda en un programa de televisión. También hay ex participantes. De hecho, es probable que se sumen una o dos historias para conocer cómo les fue, son participantes de programas anteriores y pasaron muchos años en el medio y es como continuar o seguir la historia.

—¿Cómo van a hacer con el tema del show y no caer en lo que pasaba en las ediciones anteriores?

—Bueno, la tele es show, pero el programa no apunta a eso. La idea es mirar el tema del sobrepeso o de la obesidad que sigue siendo una epidemia desde otras perspectivas y parámetros más actuales, cambiar la mirada que hay sobre los cuerpos. Una mirada actualizada del tema, de lo que sí se habla y de lo que no se habla siempre para preservar a las personas con sobrepeso. Por otra parte, empezar a chequear que hay detrás de las emociones que trae cada participante. Es decir: ¿Qué hay detrás del sobrepeso?

—¿Cómo será la dinámica?

—La idea en principio es chequear y ver qué aparece, porque el programa va en vivo. No se graba. Va a tener la rutina de antes. Esto es el proceso en la clínica Cormillot y después en el programa en vivo, empezar a chequear por un lado que hay que. Qué emociones se esconden detrás de los kilos o del sobrepeso. También la idea este año es conectar con otras emociones. La obesidad es un tema preocupante, sobre todo cuando afecta a tu calidad de vida. Las personas con obesidad no están condenadas a la tristeza, también pueden conectar con la alegría, la diversión, con el humor, pueden, conectar con el erotismo y la sexualidad. La idea es que no sea una lágrima permanente para los participantes. La eliminación, se humaniza, no va a tener la rigidez que tenía en momentos anteriores. La balanza no determina todo, juegan otras variables que tienen que ver con lo que nos va pasando durante la semana y por supuesto con la salud.

—¿Y el seguimiento de cada participante?

—Va a haber un seguimiento constante de la convivencia entre ellos, porque están invitados a compartir espacios comunes, y con un mismo propósito que es comprometerse con un proyecto, que es el de bajar de peso. Entonces bueno, ahí seguramente se vayan desatando algunas diferencias. La idea de Alberto, es justamente que, como sabemos que van a surgir conflictos entre ellos, no vamos a incentivar la pelea, en todo caso preguntarnos: ¿Qué ocurre allí? ¿Qué hay detrás de un conflicto? La desesperación, la ansiedad, la falta de disciplina.

—¿Cuál sería la frase que represente a este nuevo ciclo?

Involucrados, creo que se van a sentir todos involucrados. Porque una de mis ideas es y esto lo he dicho en la reunión de producción, que el tema del peso es de todos. Todos cambiamos, peso más peso menos, también hay personas con muy bajo peso. El peso es un trabajo permanente con nosotros mismos. Entonces la idea es que sea un espacio de aprendizaje donde está Alberto, Sergio, el resto del equipo y actualizar los contenidos.

—¿Eras consumidor del programa?

—He visto los programas anteriores en su momento, pero no vi videos de los programas anteriores. Ya se los dije, no voy a ver nada, lo voy a hacer como me salga con las herramientas que tengo. Lo que sí estoy haciendo mucho porque me explotó el teléfono, y los mensajes en Instagram, es prestar atención y escuchar, frases que fui anotando de personas con sobrepeso. Por favor, abraza a los participantes. A nosotros las personas con obesidad, nadie nos toca, nadie nos abraza. Una chica también me paró en la calle y me dijo: “Por favor, hablen de la ropa y la ley de talles. Las personas con obesidad no nos vestimos, nos tapamos y lo que hay para taparnos no tiene diseño”. Un chico, también con obesidad me dijo basta de asociar la obesidad con una lágrima, basta de lagrimitas en la televisión de personas con sobrepeso llorando, también podemos hacer otras cosas me dijo. Yo voy escuchando todo eso, y lo planteé en la reunión de producción y me dijeron, es por ahí.

—¿Te despedís de las noticias?

—No, sigo a la medianoche. Hace 12 años que lo hago, no quiero romper ese vínculo que tenemos, un vínculo con la gente y con los compañeros. Estoy muy feliz. Las reuniones que hemos tenido hasta ahora han sido muy buenas. Hay muchas ganas de este desafío en un tiempo muy distinto. El último programa fue antes de la pandemia, o sea, hace cinco años que no hay “Cuestión de Peso”. Entonces pasó mucha agua bajo el puente. Todavía hay mucho por hacer y la idea es humanizar desde la conducción todo lo que ocurre en el programa. Me siento con muchas ganas de hacerlo.

Adrián y Abril Cormillot por primera vez, padre e hija juntos en un programa de televisión
Adrián y Abril Cormillot por primera vez, padre e hija juntos en un programa de televisión

Abril y Adrián Cormillot, padre e hija comparten una misma pasión

La hija de Adrián y nieta de Alberto, se recibió de licenciada en Nutrición a fines de 2022, e inmediatamente se sumó al equipo familiar. “Yo trabajo muy bien en familia, se genera un buen ambiente, los tengo cerca y son referentes, eso me ayuda a crecer. Que estemos en familia, va a ser mucho más llevadero, además yo los consulto siempre. Lo que nosotros queremos darle es un enfoque integral, no solo basado en el peso, sino también en en cambiar toda la calidad de vida. Modificar hábitos que no solo cambios son de alimentación sino también de conductas”, dijo la joven nutricionista a Teleshow.

Y cerró: “Como sucede en la clínica, vamos a trabajar con un equipo interdisciplinario que va a tener médico, nutricionista y también psicóloga. Y nosotros con el programa queremos dar un servicio para educar a la población”, concluyó

Por su parte, el padre de Abril contó sobre la incorporación de su hija al programa: “Lo de Abril fue una cosa de locos porque yo me enteré que estaba cuando me avisaron de que empezaba el programa. Fue una decisión de ella, y la verdad que yo lo recibí con mucho amor. La verdad que estamos todos muy contentos. Con mi padre en este momento estamos muy conectados, muy sólidos, remarcó Adrián Cormillot a este medio.

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias