La revelación de Mariana Genesio al hablar de su identidad sexual: “A veces me siento un ser superior”

En su visita a PH, Podemos hablar, la actriz de Pequeña Victoria reconoció haberse amigado con su parte masculina y con la femenina

Mariana Genesio habló de su sexualidad: "Me siento un ser superior" (PH Podemos Hablar - Telefe)

Habla despacio y siempre tiene una sonrisa en los labios. Así se presenta Mariana Genesio Peña cada vez que concede una entrevista o habla a través de la pantalla de la televisión. Después del éxito que cosechó en Pequeña Victoria y más tarde en la segunda temporada, Pequeñas Victorias, contó que recibió una gran variedad de propuestas a partir de entonces.

En esta oportunidad, la actriz fue invitada por Andy Kusnetzoff a PH, Podemos hablar, el ciclo que se emite los sábados a la noche por Telefe. Y allí, junto a Marcelo Polino, Sabrina Carballo, Nancy Pazos y Lucila La Tora Villar, Mariana se animó a contar parte de su vida.

“Ser una mujer trans no es fácil en ningún lugar del mundo, y acá tampoco”, comenzó diciendo la actriz que está casada con Nicolás Giacobone, aunque actualmente no viven juntos. “Estamos en un momento muy lindo. La verdad es que tenemos un amor para toda la vida, ya sabemos que vamos a estar juntos de por vida, de alguna manera u otra, en el formato que sea”, manifestó la artista.

Mariana Genesio (Foto: Captura Telefe)
Mariana Genesio (Foto: Captura Telefe)

Con respecto a su identidad sexual, Mariana contó que en este momento de su vida ya se amigó con su parte masculina y femenina. “Yo no siento que haya nacido en un cuerpo equivocado, al contrario, lo vivo de una manera muy orgullosa y hasta me siento mejor ahora. Es más, a veces me creo que soy un ser superior por eso”, confesó la actriz. Y agregó contundente: “No me ofende para nada que sepan que soy una mujer trans”

En otro momento de la noche, Mariana habló de su infancia y de las necesidades económicas que tuvo que afrontar con su familia cuando era chica. “Crecí en un ambiente muy humilde, mi abuela paterna heredó una pequeña fortuna cuando yo era chica y de repente pasó a tener un poder adquisitivo más importante y me ayudaba mucho. Así fue como yo entonces iba a un colegio privado pero vivía en una casa muy pobre”, relató.

Ese contraste entre la pobreza y la riqueza hizo que Mariana tenga hoy una personalidad muy versátil pero que a la vez le importe el dinero para vivir mejor. Siempre recordando a su abuela Lucía, la actriz reveló que ella le brindaba todo lo que cualquier niño necesitaba pero que también fue un gran sostén emocional para ella. “Mi abuela siempre me dio libertad para que yo sea quien quise ser y en ese sentido, durante mi adolescencia fue un gran apoyo para mí”.

Entre risas, Peña aseguró que afortunadamente nunca le tuvo que contar a nadie de su familia que ella era una chica trans. “Se notaba demasiado, desde chica que siempre todos pudieron advertirlo”, reconoció orgullosa.

Si bien vivió durante muchos años en Nueva York con su esposo Nicolás, sus inicios en Buenos Aires no fueron nada fáciles. Cuando se fue de su Córdoba natal a la Capital Federal se fue a vivir a una pensión porque no tenía dinero para mantenerse. “Yo estaba muy enfocada en que quería progresar y que iba a salir de ese lugar. Recuerdo que todos los días a la mañana después de ducharme me compraba un cafecito y me iba a sentar al banco de una plaza sobre la avenida Libertador. Desde ahí meditaba, quería absorber la energía de la gente rica que vivía por el lugar”, confesó.

En sus inicios, Mariana también habló de su parentesco con Valeria Mazza. “La familia de mi abuela siempre me había dicho que éramos familiares lejanos con ella así que un día en una entrevista con Roberto Piazza se lo conté. Se ve que se lo dijo a algunos periodistas porque a los pocos días yo estaba participando en la Marcha del Orgullo y se me acercaron unas personas con una foto de Valeria y me hicieron una foto con ella. Todavía me acuerdo lo que me sorprendí cuando a los pocos días me vi en la tapa de una revista como ‘la prima travesti de Valeria Mazza’, contó entre risas.

Seguir leyendo: