El video de Dalila que generó preocupación entre sus seguidores

La cantante de cumbia dio un show en Moreno y tuvo un llamativo comportamiento que provocó revuelo entre sus fanáticos

Guardar

Nuevo

La cantante dio un recital en un mal estado

Dalila es una de las cantantes más populares de la movida tropical y suele realizar presentaciones en diversos lugares. Ahora la artista es noticia por un show que llevó a cabo en Moreno. En aquella oportunidad, no se encontraba bien, lo que generó una enorme preocupación entre sus seguidores.

En las últimas horas comenzó a circular un video de la intérprete en la mencionada presentación. En las imágenes se puede ver que Dalila se comporta de manera inusual, con dificultades para cantar y mantenerse parada. Al verla inestable, unos custodios la rodearon para que no se cayera del escenario.

De esta manera, se generó revuelo entre los fanáticos que están muy angustiados por la salud de la artista. Además se especuló que ella podría estar pasando por problemas de adicción, pero todavía se desconoce cuál es el motivo que provocó ese inusual comportamiento de La Reina de la Cumbia.

Dalila
Dalila

La historia de superación de Dalila:

Dalila viene de una familia humilde y trabajó durante un tiempo como cajera en un supermercado hasta que un día la música le tocó la puerta. De ahí en adelante todo cambió y se convirtió en una de las artistas más populares y queridas en el ambiente de la cumbia. Pudo mejorar su situación económica, pero no fue fácil transitar ese camino, incluso sufrió violencia de género. “Vengo de una familia humilde, mi vieja era cocinera, mi papá limpiaba toldos y vidrios, hacía la limpieza en los locales en Rosario. Éramos siete hermanos, o sea que éramos muchos. Y bueno, obviamente con el sueldito de ellos nos teníamos que arreglar. No teníamos gas natural, no existía en esa casa, que era una casa antigua”, contó en una entrevista íntima con Teleshow.

Además, aseguró que el éxito también generó la envidia de algunos de sus seres queridos: “Este trabajo me he alejado de mucha gente. Cuando me compré mi primera casa, por ejemplo, en ese entonces mis viejos estaban vivos, y lo primero que hice fue hacer un asado e invitar a todos, mis viejos, mis hermanos (en ese momento éramos siete hermanos, ya fallecieron tres varones), los amigos de mis hijos… 20, ponele. Y que venga un hermano, que ahora ya no está más, y me diga, por ejemplo, ‘¿vos nos trajiste para mostrarnos a nosotros tu crecimiento económico y para refregárnoslo en la cara?’...”.

Poco a poco, Dalila se dio cuenta de que ciertas personas no valían la pena, en especial cuando su hijo se enfermó de leucemia y hubo algunos que ni siquiera la acompañaron en el hospital. “Creer en alguien que era tu amiga y, en el peor momento de tu vida, no estuvo con vos ni para tomar un mate… Entonces empezás a seleccionar con quién juntarte y con quién realmente gastar tu energía. Mirás alrededor y decís ‘qué loco’, porque tenés tanta gente a la que llegás en el teatro y sentís el calor, ese afecto, ese cariño, todo el esfuerzo que hace esa gente para poder pagar una entrada. Entonces hice mucho tiempo terapia… y me empecé a autoconvencer… Para… ¿y lo que yo tengo ganas de hacer, ¿cuándo lo voy a hacer?”, finalizó.

SEGUIR LEYENDO:

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias