“Quien debía cuidarlo lo acribilló”: las desgarradoras palabras de la mamá de Blas Correas, asesinado por policías en Córdoba

Soledad usó las redes sociales para expresar su dolor y reclamar justicia por el homicidio de su hijo de 17 años. Además, subió varias fotos del adolescente como homenaje

Blas Correas y su mamá, Soledad (Facebook)
Blas Correas y su mamá, Soledad (Facebook)

Una multitud, entre familiares y amigos, despidió ayer en una casa de sepelios ubicada en el centro de la ciudad de Córdoba, a Blas Correas, el chico de 17 años que fue asesinado de un tiro en la espalda efectuado por policías luego de evadir un control vehicular junto a cuatro de sus amigos. Las escenas de dolor de aquellos que se acercaron fueron conmovedoras. Pero hubo una más desgarradora aun: la imagen de Soledad, la mamá del adolescente víctima de la violencia policial.

Sumida en un llanto inconsolable y asistida por algunos de sus familiares para poder sostenerse en pie, la mujer le dio el último adiós a Blas. Por protocolo sanitario, sólo pudieron ingresar 10 personas al lugar del velatorio, mientras que el resto de los asistentes permaneció en la vereda. Menos de dos horas después, entre aplausos, el féretro salió con destino al cementerio. Lucía trató de arrojarse sobre el auto que llevaba el cuerpo de su hijo clamando por justicia. “Van a pagar esos hijos de puta”, exclamó. De fondo, más gritos, llantos y lamentos. Pero la pregunta de todos era la misma. ¿Por qué?

Soledad se tiró sobre el cortejo fúnebre en señal de dolor por la muerte de su hijo
Soledad se tiró sobre el cortejo fúnebre en señal de dolor por la muerte de su hijo

Blas fue asesinado en las primeras horas de la madrugada del jueves cuando circulaba a bordo de un automóvil Fiat Argo por la avenida Vélez Sarsfield al 4500, al sur de la ciudad, minutos después de haber mantenido un altercado con dos personas a bordo de una moto. Estaba acompañado por cuatro amigos, con quienes se había reunido para comer pizza y tomar una cerveza.

Al ver que los jóvenes no detuvieron su marcha en el control vehicular, los efectivos abrieron fuego. En la huida, dos de los amigos descendieron del auto. Minutos después, el conductor del Fiat advirtió que Blas estaba herido y aceleró para ir directamente hasta el sanatorio privado Aconcagua. Allí no los atendieron y cuando fueron a otro centro médico, los interceptó por la policía. Ya no había mucho por hacer. El joven había muerto.

Blas y su pequeña hermana (Facebook)
Blas y su pequeña hermana (Facebook)

La investigación avanzó rápidamente y la justicia pudo identificar a los cuatro agentes que participaron del episodio. Se trata de Yamila Martínez, Wanda Esquivel, Lucas Gómez y Javier Alarcón. Los dos hombres quedaron detenidos e imputados del delito de “homicidio calificado agravado por el uso de arma de fuego”, luego de admitir que efectuaron los disparos al automóvil. A las mujeres las investigan por encubrimiento. Además, se indaga si los efectivos “plantaron” un arma en la escena para incriminar a los jóvenes y justificar el brutal ataque.

Mientras busca que se haga justicia, la familia de Blas debe afrontar el dolor. A poco más de 48 horas del ataque, Soledad usó las redes sociales para expresar lo que siente en este momento, responder los miles de mensajes de apoyo que recibió y sobretodo para pedir que los culpables paguen por lo que hicieron.

La familia completa (Facebook)
La familia completa (Facebook)

En un breve mensaje escrito en su perfil de Facebook, la mujer apuntó directamente contra la policía de Córdoba y lamentó “no poder abrazar nunca más a su hijo”.

“Agradezco de todo corazón el cariño recibido en este momento que me toca pasar. Pido disculpas si no he atendido mi teléfono o no contesté mensajes. Estoy devastada. Me arrebataron mi hijo”, escribió hoy la mujer en un mensaje que en cuestión minutos fue compartido masivamente por miles de usuarios de la red social.

Blas junto a su abuelo Miguel Laciar, un ex jugador de Belgrano de Córdoba (Facebook)
Blas junto a su abuelo Miguel Laciar, un ex jugador de Belgrano de Córdoba (Facebook)

Quien debía cuidarlo lo acribilló. Nunca más voy a poder abrazarlo. Nunca más. No voy a perder el tiempo explicando quién era mi hijo. Pero prometí sobre su cajón que no iba a permitir que lo ensucien y que aunque se me vaya la vida en esto voy a luchar para que se haga justicia. Te amo hijito de mi corazón”, dijo la mamá de Blas.

(Facebook)
(Facebook)

Además, como una suerte de homenaje o simplemente para recordarlo de alguna manera, acompañó el posteo con más 40 fotos en las que aparece el joven a lo largo de su vida: viajes, reuniones, eventos escolares y escenas cotidianas de la familia. El mensaje recibió casi 90 comentarios y más de 800 reacciones. A los pocos minutos la mamá de Blas hizo una nueva publicación en la que usó el posteo de otro usuario de Facebook para expresar su opinión sobre la policía: “Si te parece bien recibir un tiro en la espalda por evadir un control, además de barbijo usemos chaleco antibalas”, reza el mensaje citado por la mamá.

Por el crimen fue removida toda la cúpula policial de la provincia de Córdoba. El Gobierno provincial informó del relevamiento del director general de Seguridad Capital, comisario mayor Gustavo Piva, y de su reemplazo por la comisaria mayor Liliana Rita Zárate Belletti. En tanto, también dejaron sus cargos los subdirectores Rubén Turri y Gonzalo Cumplido, que estaban a cargo de las zonas norte y sur de la capital, respectivamente.

Seguí leyendo

Tras el asesinato de Blas Correas, echaron a la cúpula policial de Córdoba capital y la fuerza será conducida por una mujer

Conmoción en Córdoba: policías mataron por la espalda a un menor y sospechan que plantaron un arma para incriminar a la víctima


MAS NOTICIAS

Te Recomendamos