Migraciones amplió la denuncia que investiga si se usaron tests de coronavirus truchos en el viaje de egresados a México que terminó con 32 contagiados

El organismo presentó nuevas pruebas aportadas por la madre de un estudiante, quien regresó de Cancún con un PCR negativo y, tras hisoparse en Ezeiza, su diagnóstico fue positivo

Migraciones presentó más pruebas para esclarecer las decenas de casos de COVID-19 que llegaron desde México
Migraciones presentó más pruebas para esclarecer las decenas de casos de COVID-19 que llegaron desde México

Luego de que se detectara un contagio masivo de coronavirus en un contingente de alumnos que llegó al país desde México, país al cual viajaron para disfrutar el viaje de egresados, la Dirección Nacional de Migraciones amplió su denuncia penal para que se investiguen diversos factores en relación a este episodio.

La directora de Migraciones, Florencia Carignano, presentó ante la Justicia una serie de nuevos elementos para que se extienda la investigación por el delito de emisión y presentación de falsas pruebas de detección de coronavirus.

La nueva documentación fue aportada por la madre de uno de los adolescentes, quien regresó la semana pasada de Cancún con un test negativo. Al ingresar al país, el resultado de un nueva prueba modificó el diagnóstico.

La madre del joven declaró: “Gracias al contacto con periodistas de Cancún pude averiguar que el laboratorio que le extendió el certificado a mi hijo y sus compañeros no existe en el domicilio que figura en sus papeles, que no tiene sede y que las autoridades sanitarias no la reconocen como afiliadas a los organismos de control”.

La madre de uno de los alumnos con coronavirus aportó pruebas contra el laboratorio y la agencia de viajes
La madre de uno de los alumnos con coronavirus aportó pruebas contra el laboratorio y la agencia de viajes

Con esta nueva documentación sobre la mesa, Migraciones buscará esclarecer si los grupos de estudiantes que llegaron de México durante los últimos días ingresaron al país con exámenes apócrifos, los cuales fueron adjuntados a la declaraciones juradas (DDJJ) obligatorias presentadas ante el organismo.

También se investigará el rol de Moon Travel, la agencia de turismo que organizó dicho viaje, a la cual el Ministerio de Turismo de la Nación le abrió un sumario, dado que la empresa no declaró ante el ministerio los prestadores con los que iba a operar en el 2020, ni cargó en el sistema aplicativo los viajes a Cancún. Tampoco le presentó a los padres el comprobante de la cuota cero, la primera que pagan los familias en este tipo de viajes.

El 22 de enero, Migraciones realizó la primera presentación ante la Justicia tras detectar “exámenes PCR de otra persona o vencido, o certificados médicos que nada tenían que ver con el PCR, o certificados de otro tipo de test o factura de realización del trámite y hasta facturas de compañías de telefonía celular, un menú de bebidas e incluso, una Guía de usos del Espacio Público del Gobierno de la Ciudad”, como documentos adjuntos en las DDJJ que se solicita de manera obligatoria para ingresar al país.

En esta ampliación se adjuntó la copia de las dos pruebas de PCR (la realizada en México y la efectuada en Argentina), de la cual surge una disparidad que encendió una alarma, constatada con el correr de los días al detectarse decenas de casos positivos.

La encargada de chequear que el pasajero tenga una PCR negativo es la aerolínea y debe hacerlo antes del ingreso al avión
La encargada de chequear que el pasajero tenga una PCR negativo es la aerolínea y debe hacerlo antes del ingreso al avión

En total son 32 los estudiantes que dieron positivo en un test de antígeno realizado en el aeropuerto de Ezeiza al arribar de México. Además, hay otros 165 alumnos que permanecen aislados. Las sanciones en caso de que se comprueben las irregularidades administrativas son la cancelación de certificado de autorización para operar en turismo estudiantil, la cancelación de la licencia de habilitación o multas.

Según explicaron desde el Ministerio de Salud de la Nación a Infobae, cada vez que un argentino se va del país, firma una declaración jurada de egreso en la cual se hace responsable de que está asumiendo un viaje riesgoso y se hace cargo de los imprevistos que puedan aparecer en relación a su salud. Al regreso, debe presentar una PCR negativa con 72 horas de anticipación al vuelo y una declaración jurada de salud del viajero con 48 horas de anticipación al vuelo.

La encargada de chequear que el pasajero tenga una PCR negativo es la aerolínea y debe hacerlo antes del ingreso al avión. Una vez arribada al país, la persona debe cumplir un aislamiento de 10 días (desde la toma de muestra del laboratorio) para evitar contagios en el caso de que haya contraído la enfermedad y no haya sido detectada por el PCR en el período de ventana.

SEGUIR LEYENDO


Últimas Noticias

MAS NOTICIAS