Cuáles son los 4 beneficios para la salud que brinda aumentar la masa muscular

No se trata solamente de la apariencia, sino del impacto positivo que representa en el organismo. Desde soporte a las articulaciones hasta reducción en azúcar en sangre, un repaso por los principales puntos

Compartir
Compartir articulo
Cuando se fortalecen los músculos se contribuye a la protección de las articulaciones, lo que permite ejercitarse a lo largo de la vida (Imagen ilustrativa Infobae)
Cuando se fortalecen los músculos se contribuye a la protección de las articulaciones, lo que permite ejercitarse a lo largo de la vida (Imagen ilustrativa Infobae)

Uno de los motivos más comunes para ir al gimnasio suele ser aumentar la masa muscular con el objetivo de mejorar la apariencia física del cuerpo. Sin embargo, existen varios beneficios para la salud asociados con el aumento de la masa muscular.

El fortalecimiento y crecimiento de los músculos impacta positivamente en las articulaciones, la quema de calorías, los niveles de azúcar en sangre y la funcionalidad del cuerpo durante las actividades de la vida cotidiana.

1. Brinda soporte en las articulaciones

El uso de pesas en los ejercicios de fuerza ayudan a aumentar la masa muscular (Freepik)
El uso de pesas en los ejercicios de fuerza ayudan a aumentar la masa muscular (Freepik)

Los músculos desempeñan un papel crucial en el apoyo a las articulaciones porque absorben parte del impacto que se genera al correr, saltar e incluso caminar. Una mayor masa muscular significa una mayor capacidad de absorción de fuerzas, lo que contribuye a proteger las articulaciones de daños a largo plazo.

Además, los músculos ayudan a dirigir el movimiento correcto en las articulaciones, previniendo desgarros y fracturas por incapacidad para contrarrestar fuerzas opuestas y ofreciendo así un mejor equilibrio. Tal como indica en un artículo, Robert W. Westermann, cirujano ortopédico y profesor del Centro de Salud de la Universidad de Iowa, el fortalecimiento de los músculos ayuda a proteger las articulaciones y con ello garantiza la capacidad para hacer ejercicios durante toda la vida.

2. Ayuda a quemar más calorías

El incremento de la masa muscular eleva el metabolismo basal, lo que implica una mayor quema de calorías en estado de reposo. El metabolismo basal es la cantidad de calorías que utiliza el cuerpo en reposo para realizar funciones tales como respirar, transportar la sangre a distintas partes del cuerpo, mantener regulado el nivel de las hormonas y reparar las células.

El crecimiento de la masa muscular interviene en la reducción de los niveles de azúcar en sangre (Getty Images)
El crecimiento de la masa muscular interviene en la reducción de los niveles de azúcar en sangre (Getty Images)

Por eso, según Mayo Clinic, las personas que tienen mayor masa muscular queman más calorías cuando el cuerpo se encuentra en estado de reposo debido a que la elevación de su metabolismo basal aumenta el número de calorías que son quemadas en dicho estado. Esto explica por qué cada kilo de músculo quema más calorías al día, en comparación con las que quema el mismo peso en tejido graso.

Por el contrario, de acuerdo a una investigación de 2020, la pérdida o disminución de masa muscular puede provocar enfermedades como el síndrome metabólico. Este último es definido por el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI) de Estados Unidos como un grupo de afecciones que se caracteriza por presión arterial alta, niveles altos de azúcar en sangre y exceso de grasa en la zona abdominal. Además, el síndrome metabólico está asociado con el sobrepeso y la obesidad.

3. Reduce los niveles de azúcar en sangre

Aumentar la masa muscular puede beneficiar la composición de la sangre, al utilizar la glucosa como combustible, lo que contribuye a mantener bajos los niveles de azúcar en sangre. En un estudio publicado en Comprehensive Physiology, una revista de fisiología, se destaca el rol de los músculos para el metabolismo debido a que, a través de los ejercicios, se realiza la captación y absorción de glucosa. Esto ayuda a prevenir enfermedades metabólicas, así como la resistencia a la insulina y la diabetes.

Aumentar la masa muscular facilita los movimientos que realizamos a diario (Getty Images)
Aumentar la masa muscular facilita los movimientos que realizamos a diario (Getty Images)

El mecanismo detrás de este beneficio es que al realizar ejercicios para fortalecer los músculos, estos consumen una mayor cantidad de glucosa, lo cual favorece la estabilización del nivel de azúcar en sangre y previene sus consecuencias negativas.

4. Mejora la funcionalidad del cuerpo

Ganar masa muscular no sólo beneficia el rendimiento en el gimnasio sino que también prepara a los individuos para tener mayor movilidad y fuerza en las actividades cotidianas y recreativas que realizamos como un partido de fútbol entre amigos, cuidar del jardín en casa o pasear por la naturaleza.

Como señala Harvard Health Publishing, el área de medios de la escuela de medicina de la Universidad de Harvard, la funcionalidad del cuerpo depende de mantener la movilidad y mejorar la fuerza física. Para ello se recomienda realizar por lo menos 150 minutos de actividad física por semana, entre los que se incluyan ejercicios de fuerza dirigidos al fortalecimiento de los músculos.